12 enero 2015 Berlinas, Tecnología

Audi A7 Sportback piloted driving concept 9

Audi sigue haciendo progresos en su avanzado proyecto dentro de la conducción autónoma para que éste sea una realidad tangible, que ya lo es aunque esté en fase de pruebas, y no sólo una idea que se pueda quedar sólo en eso. Ya han demostrado que el Audi RS 7 piloted driving puede rodar a ritmo de carrera en un circuito, más concretamente en dos. La primera puesta de largo fue con motivo de la última carrera del DTM (Campeonato Alemán de Turismos) en el circuito de Hockenheim. También rodó en el Ascari Race Resort, circuito cercano a la ciudad malagueña de Ronda, siendo el segundo escenario que ponía a prueba al prototipo de Audi.

Ambas demostraciones fueron todo un éxito y dieron a conocer el potencial de la conducción autónoma, todavía en fase de pruebas, pero con un futuro realmente prometedor que podría llegar a la producción en serie en un corto plazo de tiempo. Muestra de ello es el viaje que una unidad del Audi A7 Sportback realizó desde Silicon Valley (California) hasta Las Vegas (Nevada) con motivo del CES 2015.

El Audi A7 Sportback piloted driving concept pudo circular de forma autónoma rodeado de tráfico con conductores públicos tras el volante, de la misma forma que lo haría un conductor en los trayectos diarios que pudiera realizar. Los datos recogidos durante la prueba de conducción son muy valiosos para los ingenieros de Audi y también para el departamento de I+D del grupo Volkswagen, a la hora de seguir desarrollando ésta tecnología.

Audi A7 Sportback piloted driving concept 3

El viaje fue realizado en tandas de aproximadamente 160 kilómetros cada una a velocidades de autopista hasta completar los 885 kilómetros que separan Silicon Valley y Las Vegas. Éste es el recorrido más largo que un coche equipado con ésta tecnología ha realizado hasta el momento. Como obligan las leyes en el Estado de California, un piloto de pruebas de Audi acompañaba al conductor en el asiento del pasajero.

Cambios de carril, adelantamientos, acelerar y frenar de forma independiente sin que un conductor intervenga, son funciones de las que el prototipo libera a cualquier persona que pudiera estar tras el volante hasta velocidades de 110 km/h. Antes de realizar cualquier maniobra el vehículo adapta su velocidad a la del resto del tráfico, y si el cálculo de la velocidad y de la distancia se consideran seguros, se lleva a cabo la maniobra de forma precisa sin que ésta conlleve riesgo alguno para los otros vehículos.

Si es necesario que el conductor tome el control del vehículo, éste le avisa mediante distintas señales al unísono: indicaciones LED de colores en la base del parabrisas, señales en la pantalla del sistema de información al conductor, una señal del indicador principal del sistema y un aviso acústico. Ésto garantiza la seguridad en todo momento.

Audi A7 Sportback piloted driving concept 4

Sensores que utiliza Audi en su gama actual de vehículos y otros que estarían listos para su producción en serie son los que usa el prototipo para monitorizar todo lo que pasa a su alrededor proporcionando una visión de 360 grados. Así se controlan tanto objetos estáticos como objetos en movimiento.

Utiliza los sensores de radar de largo alcance del control de crucero adaptativo (ACC) y del Audi side Assist, otros de medio alcance en la parte delantera y en la trasera, escáneres láser integrados en la parrilla Singleframe y en el paragolpes trasero junto a cuatro pequeñas cámaras de vídeo situadas en la parte delantera y trasera. Además, la cámara 3D de alta resolución, que se estrena en el nuevo Audi Q7, también forma parte del arsenal tecnológico que hace posible la conducción autónoma del A7 Sportback piloted driving concept.

Fuente | Audi


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 enero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *