7 abril 2017 Tecnología

Nueva Audi Space Frame, así es la carrocería del nuevo Audi A8

La actual generación del Audi A8 va contando los días que le quedan en el mercado, mientras tanto os vamos contando todas las novedades que, como buque insignia de la marca de los cuatro aros, incorporará. Por ejemplo, ya os hemos hablando de la tecnología virtual que tendrá, y que ya vimos presente en prototipos como el Audi E-tron Quattro Concept.

Hoy os hablaremos del elemento principal del Audi A8, su nueva carrocería denominada Audi Space Frame. Para los más forofos de la marca este término les resultará familiar, pero los que no cabe recordar que la carrocería Audi Space Frame comenzó su andadura allá por 1994, cuando la primera generación del Audi A8 incorporó la también primera generación de esta carrocería de aluminio que supuso una referencia en la industria.

Nueva Audi Space Frame, así es la carrocería del nuevo Audi A8

Tomando como referencia este principio de diseño, Audi ya ha fabricado más de un millón de vehículos, pero con el paso de los años la tecnología ha evolucionado, hasta llegar a la carrocería que se montará en la nueva generación del Audi A8. Esta nueva carrocería unifica la utilización de varios materiales, siendo estos el aluminio, el acero, el magnesio y el polímero reforzado con fibra de carbono (CRPF).

El componente más importante de la carrocería es el panel trasero de alta resistencia, ya que es el responsable del 33% de la rigidez torsional del Audi A8. Para que este panel sea capaz de absorber todas las cargas y fuerzas a las que es sometido, en su fabricación se ha recurrido a la utilización de entre 6 y 19 capas de fibra individuales formadas por cintas de 50mm. Esto permite que se puedan colocar las capas en cualquier ángulo, para luego cubrir el panel con resina epoxi, lo que resulta en un proceso de fabricación mucho más rápido y eficiente.

Nueva Audi Space Frame, así es la carrocería del nuevo Audi A8

Para la estructura de la célula de habitabilidad del habitáculo, que comprende la sección inferior del mamparo delantero, los travesaños laterales, los pilares B y la sección delantera del techo, se ha recurrido al acero. Pero también se ha recurrido a la chapa metálica de diferentes espesores, o al tratamiento térmico para alguno de estos elementos, lo que se traduce en una mayor ligereza y resistencia en áreas críticas.

Los componentes en aluminio forman la mayor parte de la carrocería del Audi A8, de hecho estamos hablando de un 58%, y dan forman al característico diseño Audi Space Frame. Los avances en este apartado han permitido mejorar los valores en la resistencia a la tracción, lo que mejora de manera significativa los todavía actuales. Para terminar, la viga de refuerzo fabricada en magnesio es ahora un 28% más ligera que su predecesora.

Nueva Audi Space Frame, así es la carrocería del nuevo Audi A8

Pero detrás de todo este avance en materia de carrocerías, Audi ha tenido que mejorar sus instalaciones en Neckarsulm. Para poder albergar este eficiente proceso de producción, en el que se utilizan hasta 14 métodos de ensamblado y unión, han tenido que construir una nueva instalación de hasta 41 metros de altura para la que han necesitado 14.400 toneladas métricas de acero. Para que os hagáis una idea esto supone el doble de lo que se utilizó para construir la Torre Eiffel.

Fuente | Audi


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *