27 marzo 2012 Eléctrico, Tecnología

Otra marca alemana más se ha sumado a la investigación y desarrollo de un sistema de recarga de baterías que no necesite ni postes ni cables ni enchufes. Audi acaba de anunciar su proyecto Audi Wireless Charging, el cual se aplicará en un futuro para sus modelos e-tron cuando salgan a la venta. Al igual que el sistema análogo de BMW, este se basa en la carga por inducción sobre placas bajo el suelo.

Del proyecto se encarga la subsidiaria Audi Electronics Venture GmbH, cuyo responsable, Björn Elias, ve a esta forma de recarga como la idónea para los productos de la marca. “Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros clientes un sistema de recarga acorde con un vehículo de categoría Premium, fácil de usar, totalmente automático, y sin conexiones mecánicas“, comenta Elias.

La idea que quieren hacer realidad ya es conocida en el sector de los vehículos ecológicos. Se trata de aparcar el coche eléctrico sobre una plaza de aparcamiento especial bajo la cual hay una placa inductora. Esta dispone de una bobina que genera un campo magnético, y este suministra un voltaje inducido a la bobina que equipa el vehículo. Esta última lo rectifica y lo aprovecha para alimentar las baterías. Cuando están cargadas, la recarga se apaga automáticamente.

Tanto la bobina de la placa como la del Audi e-tron las fabricará la empresa estadounidense WiTricity Corporation. Y, al igual que ocurre actualmente con los postes de recarga de baterías, Elias señala que Audi pretende fomentar la instalación de estas placas en sitios muy frecuentados como aparcamientos de oficinas, centros comerciales o edificios públicos.

Fuente | Audi


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *