25 junio 2012 Industria

La venta de Saab ha tenido tantas incidencias, ha sido increíble por momentos, que nos siguen sorprendiendo día a día. Ahora es el fabricante chino BAIC quien nos deja con la boca abierta, con ciertos argumentos de que Saab no debería venderse ya que los suecos no tendría derecho a vender propiedad intelectual de la que ya es dueño BAIC.

Vamos a examinar un poco el reclamo de BAIC: antes de que todo mundo se diera cuenta de que Saab estaba condenada, allá por el 2009, BAIC ha comprado el derecho a fabricar tres plataformas de Saab, tres modelos, dos series de motores y dos transmisiones. Lo más jugoso de todo esto eran las plataformas del Saab 9-3 y 9-5 que pasaron también a ser propiedad de BAIC.

Con la propiedad adquirida de los 9-3 y 9-5, BAIC ha quedado dueña de las plataformas anteriores al 2005 del 9-3, mientras que a partir de ese año (y hasta el 2009), quedaban como propiedad conjunta de BAIC y Saab; la única manera de vender su parte de los derechos de estos modelos es, según BAIC, consultándolos a ellos, lo que no se ha hecho.

Todavía no se ha especificado si BAIC está dispuesto a hacer algo al respecto, pero bajo los términos de las compras que ha hecho BAIC a Saab en el pasado, tal parece que los chinos tienen razón. Saab no sería dueño más que de su propio logo y de su nombre; ni siquiera de los modelos posteriores a la firma del contrato con BAIC de los Saab 9-3, ya que son propiedad de General Motors.

Vía | LeBlogAuto


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *