18 agosto 2008 Industria

ford-craiova-plant.jpg

Por una parte, esto es alentador para la firma americana, puesto que ahora más que nunca tendrán que centrarse en motores más reducidos y ecológicos que se adapten a los nuevos modelos pequeños de la marca que piensa comercializar globalmente. Pero por otro lado, no le ha sentado nada bien a los trabajadores de la planta de Colonia, en Alemania, ya que puede significar su fin laboral.

La razón es que estos nuevos motores de tres cilindros van a ser fabricados en la factoría de Craoiva, en Rumanía, con una producción estimada de 700.000 unidades anuales, y que irán a parar a los mercados europeo, chino o indio entre otros, con lo que cuando terminen de producir en Colonia los V6 de los Mustang, Ranger y Explorer, y los V8 y V12 de Aston Martin al finalizar sus contratos, si no se consiguen unos nuevos, los 1.200 trabajadores podrían estar en apuros.

Ford pretende comenzar a producir los motores ‘Fox’ tan pronto como el año que viene, ya que no puede retrasarse mucho debido a que la competencia está siguiendo tácticas muy similares, como General Motors, que también prepara nuevos bloques de baja cilindrada con lanzamiento a corto plazo, y de hecho, será el Chevrolet Cruze uno de los modelos que los estrenen.

Vía | Motor Authority


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *