11 marzo 2011 Industria

saab-crisis.jpg

En las últimas horas, una curiosa polémica se ha levantado entre los dos hombres que manejan los destinos de Saab. Victor Muller y su socio, el ruso Vladimir Antonov, titular de CPP Global. Antonov dijo que Saab podría ir a la bancarrota en un plazo de cinco días, si las previsiones de ventas siguen siendo menores a lo que Saab esperaba para este año.

Y a pesar de que sobre Antonov hay sospechas de sus conexiones con la mafia rusa, cuando llega la hora de opinar sobre Saab puede hacerlo con autoridad, ya que este banquero ruso ha sido quien estuvo detrás del último movimiento de Saab en su búsqueda casi desesperada de dinero, y ha sido el comprador de la división automotriz de Spyker.

Por si las moscas, Antonov dice que tiene listos unos 80 millones de dólares adicionales para inyectarle a Saab de ser necesario y para mantener a la marca en funcionamiento, por lo menos durante este año. Sin embargo, Victor Muller ha salido al quite y dice que lo que ha declarado Antonov no tiene ningún sentido y que Saab se mantiene en sus trece, con 80.000 coches para vender durante el 2011.

Habrá que ver quien de los dos tiene la razón, porque si entre todos nos ponemos a contar la cantidad de Saab nuevos que se ven día a día en las calles (vivas en el país que vivas), la cifra de 80.000 vehículos parece un poco demasiado optimista.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 marzo 2011
  2. Mientras Saab sufre, los 9-3 y 9-5 chinos entran en producción el año próximo 14 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *