Aire acondicionado del coche: así funciona y esto es lo que consume

Aire acondicionado del coche: así funciona y esto es lo que consume

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    14 agosto 2020     4 minutos

El aire acondicionado del coche nos ayuda a sobrellevar el verano y el calor, pero ¿sabemos cómo funciona y cuánto combustible extra consume?

En verano hay un elemento sin el que no podemos pasar en el coche. El aire acondicionado nos permite estar más frescos cuando conducimos o simplemente cuando viajamos en el coche. Y eso es importante, porque según estudios realizados, conducir con una temperatura de 35º C equivale a hacerlo con una tasa de 0,5 mg/l de alcohol en sangre, por todo lo que implica. Así que hay que estar bien refrigerado y conducir con la temperatura adecuada.

Pero, ¿sabemos cómo funciona el aire acondicionado del coche y cuánto consume? Te vamos explicar esto y así podrás valorar convenientemente cómo utilizarlo y si vale la pena hacerlo. Veamos primero cómo funciona.

Aire Acondicionado

Funcionamiento del aire acondicionado del coche

El aire acondicionado del coche ha experimentado una gran evolución durante los últimos años. Actualmente se pueden encontrar sistemas que controlan la temperatura en varias zonas (los climatizadores bizona o trizona) e incluso pueden adaptar la salida de aire según la temperatura interior en lugar de lanzar un caudal constante de aire frío. Pero, ¿cómo consigue enfriar el aire este sistema de refrigeración?

Partes del aire acondicionado

El aire acondicionado funciona por el cambio de estado, de líquido a gas y de gas a líquido, de una sustancia mediante la compresión. El ciclo se repite de forma continua y permite extraer el calor del aire y enfriarlo. El circuito se compone de los siguientes elementos:

  • Compresor: En este primer elemento se aspira el gas refrigerante y se comprime. En este primer paso se incrementa la temperatura del aire.
  • Condensador: El condensador es un radiador de serpentín, en el que el gas refrigerante se condensa y pasa a estado líquido. El aire del exterior pasa por este radiador y toma calor del líquido refrigerante, incrementando su temperatura.
  • Válvula de expansión: En la válvula de expansión el gas refrigerante vuelve al estado gaseoso y se enfría mucho más.
  • Evaporador: En este elemento el gas refrigerante captura el calor del aire y lo enfría. Una vez frío los ventiladores lo llevan hasta la tobera y llegan al habitáculo, donde se puede disfrutar del frescor del aire. El gas refrigerante vuelve al compresor e inicia de nuevo el ciclo, para permitir que se mantenga el flujo de aire frío.

Gasta Más El Coche Con El Aire Acondicionado

Consumo del aire acondicionado

Una de las grandes dudas es el consumo del aire acondicionado. ¿Consume mucho más el coche con el aire acondicionado activado? El mayor consumo del aire acondicionado recae sobre el condensador. Este está conectado al motor a través de una correa y es la mecánica la que aporta la energía para funcionar. Cuanto más temperatura haya en el ambiente más tendrá que trabajar.

También tendrá que trabajar más si se exige una temperatura menor en el habitáculo. Así que el consumo dependerá de la temperatura del aire que aspira y de la temperatura que se busca obtener en el habitáculo. Se estima que el consumo de combustible que puede suponer el uso del aire acondicionado puede ser entre el 5 y el 20% del consumo habitual.

Esto puede suponer alrededor de 1 litro cada 100 kilómetros, aunque puede variar por varios motivos. No es lo mismo un coche más antiguo que uno más moderno, que regula mejor la temperatura gracias a los avances tecnológicos. En sistemas de climatización modernos, el compresor deja de funcionar cuando se alcanza la temperatura buscada. En los sistemas de aire acondicionado tradicionales, no para y se mantiene el funcionamiento de forma continua.

En cuanto a la potencia, el uso del aire acondicionado resta potencia al motor. Según el sistema que se utiliza esta pérdida de potencia puede ser de 2 a 15 CV. Esto se nota bastante en coches de poca potencia, pero en coches que superen los 110 CV ya no se nota tanto.

Aire acondicionado: consejos, mantenimiento, cuidados para disfrutarlo en verano

Aire acondicionado: consejos, mantenimiento, cuidados para disfrutarlo en verano

El aire acondicionado y el climatizador se encarga de eliminar el calor del habitáculo del coche, pero necesita un mantenimiento y cuidado durante todo el año.

LEER MÁS

¿Aire acondicionado o ventanillas abiertas?

Esta es una pregunta que se suele hacer y la respuesta no es tan fácil. En general, llevar las ventanillas bajadas resta la capacidad aerodinámica del vehículo. Esto provoca que se consuma más combustible que si llevan las ventanillas subidas. Pero esta diferencia no se nota de manera apreciable si se circula con velocidades inferiores a 80 km/h. Una vez se supera esta velocidad las ventanillas bajadas se cobran un consumo bastante alto, incluso superior al que provoca el aire acondicionado.

Así que se puede decir que si se circula por ciudad o a bajas velocidades se puede viajar con las ventanillas bajadas para no consumir combustible extra. Si la velocidad supera los 80 km/h, es mejor utilizar el aire acondicionado. Eso, claro, si la temperatura exterior es adecuada, porque circular en plenos meses de julio y agosto sin aire acondicionado es, como ya hemos comentado, una actividad de riesgo.

Deja un comentario