25 agosto 2017 Industria

Audi A8

Aunque aparenta ser un cambio sin mayores consecuencias, lo cierto es que va a suponer —salvo que el resto de fabricantes adoptarán un sistema exactamente igual— un importante problema a la hora de establecer comparaciones entre los distintos modelos presentes en el mercado a la hora de valorarlos y compararlos en función de la potencia que ofrecen.

Además, este sistema va a tener que convivir durante al menos un año, hasta que lleguen al mercado las unidades correspondientes al año modelo 2018 de todas las gamas del fabricante de los cuatro aros, con la actual nomenclatura basada en las cilindradas.

Audi A8

El problema es aún mayor, dado que Audi todavía no ha facilitado la tabla de rangos de kilovatios que corresponden a cada escalón de la nueva nomenclatura. Esta fija unos determinados rangos de potencia medidos en kilovatios para una escala que crece de 5 en cinco desde el 30 hasta el 70. Así, según la información facilitada, las motorizaciones con menor potencia de la gama del fabricante de los cuatro aros, las que van de los 81 a 96 kW (110 a 130 CV) de potencia pasarían a ser identificadas con el número 30, las de 169 a 185 kW (230 a 250 CV) con el número 45, etc. Lo que sucede es que no son rangos fijos, puesto que los escalones de potencias incluidos en cada nueva gradación no son equivalentes. Si el resto de fabricantes no adoptara una gradación semejante establecer una comparativa entre modelos teóricamente considerados equivalentes en cuanto a su motorización en lo sucesivo será un auténtico caos.

Audi va a llevar a cabo este cambio en todas sus series de modelos que van desde el A1 hasta el Q7. Las únicas que se libran son las series de las gamas más deportivas, las identificadas con las letras S, RS y el Audi R8. Estas seguirán conociéndose bajo su actual denominación. El cambio afecta por igual a todas las versiones de la gama, tanto para las dotadas de motores de combustión (gasolina y diesel), como para las e-tron con propulsión híbrida o eléctrica. Se da por entendido que las nuevas versiones g-tron dotadas con motores de combustión de uso dual gasolina CNG, por tanto de combustión, también se verán afectadas a la nueva nomenclatura.

audi-r8-v10

Del resto de escalones de la nueva nomenclatura que Audi va a emplear, el más elevado será el que porte el número 70, que identificará a los modelos más potentes de las distintas series afectadas por el cambio, los dotados con más de 400 kW (543 CV) de potencia.

El nuevo Audi A8 estrenará a partir de su lanzamiento este mismo otoño la nueva nomenclatura. Así, sus nuevas versiones seis cilindros cambiarán sus actuales denominaciones A8 3.0 TDI (210 kW) y A8 3.0 TFSI (250 kW) por las de A8 50 TDI y A8 55 TDI.

Audi A8

Aunque aparentemente se simplifica el reconocimiento de la versión, desde nuestro punto de vista la nueva nomenclatura no permite identificar directamente a las mismas desde el punto de vista de las emisiones de CO2 de cada modelo. Esto habría sido quizás más razonable dado que en función de ellas hay que pagar impuestos como el obsoleto y desfasado impuesto de de matriculación que grava la compra de los vehículos o se identifica a los vehículos que pueden acceder o no a zonas restringidas al tráfico según sus niveles de emisiones, o se cobran distintas cantidades de dinero por aparcar en zonas céntricas de las grandes ciudades.

Audi A8

Recordemos que Audi fue de los primeros en adoptar las luces diurnas hace más de 10 años, lo que provocó que el resto de fabricantes se unieran a la marca y así poder instaurar lo que ahora se ha convertido en una ley en España desde el año 2011 en turismos y camiones y autobuses desde agosto 2012.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *