Audi continúa a la cabeza en el desarrollo de combustibles sintéticos y ahora va un paso más allá

Audi continúa a la cabeza en el desarrollo de combustibles sintéticos y ahora va un paso más allá

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    21 noviembre 2017     Sin comentarios     3 minutos

Audi no olvida el desarrollo de combustibles sintéticos y construirá una nueva planta para e-diésel con un proceso de producción con energías renovables

Resulta evidente que a corto y quizás también a medio plazo, la movilidad pasa de manera inevitable por la adopción de motores eléctricos, ya sean híbridos o totalmente eléctricos, incluyendo también en estos últimos a los motores de hidrógeno. Esto, como bien sabéis, supondrá una auténtica revolución e inversión que transformará desde un simple ciclomotor hasta algo tan complejo como puede ser un avión.

Pero quizás exista una alternativa más en el camino de la energías limpias. Esta alternativa pasa por Audi y el desarrollo que llevan realizando desde hace unos años en combustibles sintéticos, unos combustibles que permitirán seguir usando los motores de combustión convencionales, pero con la principal ventaja que tendrían una huella de CO2 prácticamente neutra. En este sentido Audi cuenta con investigaciones bastante avanzadas en combustibles que han denominado como e-gasolina, e-diésel y e-gas.

Los tres productos son igualmente de importantes en su desarrollo para Audi, pero quizás el que más atención está copando sea el e-diésel. Y es que con el objetivo de lograr la producción masiva de este producto, Audi ha decidido dar un paso más alla y autorizar el proyecto en Laufenburgo, en el Cantón suizo de Aargau, para fabricar e-diesel con energía que procederá de una fuente renovable hidroeléctrica.

Audi continúa a la cabeza en el desarrollo de combustibles sintéticos y ahora va un paso más allá

Esta planta funcionará utilizando el proceso de la electrolisis, convirtiendo el excedente de energía hidroeléctrica en combustible sintético. De esta manera en la primera fase, con la energía generada en la estación hidroeléctrica se produce hidrógeno y oxígeno, mientras que en la siguiente fase el hidrógeno reacciona con CO2 obtenido de la atmósfera o de gases residuales biológicos, utilizando una tecnología de microprocesos caracterizada por ser muy innovadora y compacta. En la etapa final se forma una larga cadena de compuestos de hidrocarburos, que son separados para obtener productos terminados como el e-diésel o ceras, que se utilizarán en otras áreas de la industria.

Audi tiene previsto que de la planta de Laufenburg salgan a principios del próximo año las primeras cantidades de e-diesel, de hecho será en la próximas semanas cuando Audi y sus socios de proyecto, Ineratec y Energiedienst AG, presenten la solicitud de planificación para las instalaciones, comenzando con los trabajos de construcción nada más comenzar el 2018.

Esto supondrá que Audi se embarque en su segundo proyecto de planta piloto bajo el principio de electricidad a líquido «power-to-liquid», siendo la primera la planta de Dresden en la que trabajan desde 2014, de la que se encarga la corporación tecnológica Sunfire para producir e-diesel, siguiendo el mismo proceso pero con la implicación de diferentes tecnologías. Tampoco hay que olvidar la planta de Werlte en Alemania, en donde se produce el e-gas necesario para las variantes g-tron del A3 Sportback, A4 Avant y A5 Sportback, además de la fabricación de e-gasolina.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.