Audi Q3 y Audi Q3 Sportback: ¿merece la pena pagar los más de 2.000 euros de diferencia?

Audi Q3 y Audi Q3 Sportback: ¿merece la pena pagar los más de 2.000 euros de diferencia?

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    24 octubre 2019     4 minutos

Hay una diferencia de casi 3.000 euros entre el Audi Q3 y el Q3 Sportback, pero ¿realmente merece la pena? Acompáñanos y descubrámoslo juntos.

Las gamas de modelos actuales pueden llegar a ser abrasivas para el comprador, puesto que las firmas se han obcecado con ofrecer un amplio abanico de opciones. Audi ha decidido ampliar su elenco de vehículos con la llegada del Q3 Sportback, una variante del SUV compacto de los cuatro aros que ha tomado como referencia a su hermano mayor, el Q8. Hay ciertas diferencias entre ambas versiones y después de habernos puesto al volante de ambas, llegó el momento de analizar si realmente merece la pena pagar los más de 2.000 euros que separan al Q3 convencional del Sportback.

Pese a que Audi ha seguido una fórmula ya conocida para conferir a esta recién llegada versión de su SUV por excelencia, debemos percatarnos de una serie de cambios. Estos los encontramos, principalmente, a nivel estético, siendo el apartado más rápido y fácil de analizar. Pero antes de efectuar su compra también debemos tener en cuenta dinámica de conducción, espacio y habitabilidad.

Parecidos pero diferentes

Uno de los aspectos que puede hacer que nos decantemos por una variante u otra es el diseño. Tanto el Q3 convencional como el Sportback presentan el mismo frontal, con la única diferencia del diseño de su parrilla Singleframe, que en el caso de este último recurre al característico panel de abeja.

Audi Q3 Sportback Estáticas Low 14

Pero es en el lateral donde radica la principal novedad del Q3 Sportback. Gracias a la pronunciada caída del pilar C, el SUV alemán goza ahora de un aspecto al más puro estilo coupé, el cual se podría haber complementado con unas puertas sin marco, pero no es el caso. La zaga, además de reflejar este aspecto más deportivo, mantiene los mismos pilotos presentes en el Q3 estándar.

El habitáculo, por el contrario, no ha sufrido ninguna aparición aparente, por lo que seguiremos encontrando la misma distribución y la misma calidad de acabados. Sin embargo y debido a su nueva condición de SUV coupé, el Q3 Sportback pierde 5 centímetros de altura libre al techo en las plazas traseras, lo que podría ser un inconveniente para personas altas.

Audi Q3 37low

Para compensarlo, Audi ha incluido una banqueta posterior regulable en longitud, lo que nos permitirá ganar espacio para el maletero o para las piernas en función de las necesidades. Y hablando del maletero, este declara la misma capacidad, es decir, 530 litros, cifra que asciende hasta unos muy respetables 1.400 litros en caso de que abatamos los asientos de la segunda fila.

Más deportivo que nunca

A través de este nuevo diseño, Audi ha querido mostrar al mundo un vehículo más picante y deportivo, dos aspectos que también se trasmiten mediante su dinámica de conducción. Para hacerlo aún más notable, la firma de los cuatro aros incluye de serie junto al Q3 Sportback dos elementos muy tentadores: la suspensión deportiva y el Audi Drive Select.

Audi Q3 2019, presentación y prueba del renovado SUV alemán

Audi Q3 2019, presentación y prueba del renovado SUV alemán

Primera toma de contacto con el nuevo Audi Q3 2019, el SUV de la marca alemana cambia por completo en esta segunda generación y mejora en todos sus aspectos.

LEER MÁS

En el caso de querer incluir estos dos elementos en el Q3 convencional, tendríamos que llevar a cabo un desembolso de 960 euros. Si priorizamos la deportividad y las sensaciones, puede que la presencia de estos dos componentes de serie en el Sportback sean alicientes más que suficientes para que nos decantemos por este frente a la variante estándar.

Audi Q3 Sportback

En cuanto a la gama de motores no encontramos ninguna diferencia. Ambos modelos pueden asociarse con los mismos corazones, lo que implica que podremos decidirnos o bien por un pequeño bloque motor diésel, o bien por el más radical propulsor de 2.5 litros y cinco cilindros que anima al RS Q3 con 400 CV.

2.850 euros de diferencia

Dicha cifra es la que se encarga de establecer la diferencia entre el Q3 -cuyo precio de partida es 36.330 euros asociado a la variante 35 TFSI- y el Q3 Sportback -variante que arranca en los 39.180 euros-. ¿Realmente merece la pena pagar casi 3.000 euros más por este último?

Lo cierto es que es una respuesta difícil, puesto que todo dependerá de cuál de las dos variantes nos guste más y de si preferimos un vehículo que, en una primera instancia, va a ser algo más deportivo. Estas dos premisas serán las que tengamos que contemplar con más detenimiento si realmente estamos sopesando la idea de adquirir un Audi Q3.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.