Bentley sufre las consecuencias de los tests WLTP y perderá el equivalente a 300 ventas

Bentley sufre las consecuencias de los tests WLTP y perderá el equivalente a 300 ventas

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    26 noviembre 2018     2 minutos

Bentley se ha retrasado a la hora de preparar sus modelos para los tests WLTP y por ello se enfrenta a problemas económicos bastante importantes durante 2018

Las nuevas medidas contra la contaminación en el espacio europeo está poniendo en problemas a muchos de los fabricantes de coches que operan en Europa. Los cambios están provocando serios problemas y hay marcas que están retrasando los lanzamientos de varios modelos porque no alcanzan el nivel de emisiones exigido. Bentley es el último afectado por este problema y parece que las pruebas WLTP van a costarle mucho dinero a la marca.

Los problemas han llegado porque la marca británica de lujo se retrasó en preparar sus coches para pasar las pruebas y cuando han querido darse cuenta, no han podido ajustar el calendario a las necesidades reales de la empresa. Así, este retraso ha provocado que tengan que decidir qué modelos tienen prioridad para pasar las pruebas WLTP y por ello, han quedado fuera algunos modelos tan importantes como el Bentley Continental GT o el Bentley Bentayga híbrido enchufable.

Bentley Bentayga híbrido enchufable

Menos ventas, más pérdidas

Mientras que el Bentayga híbrido enchufable estaba destinado a ser uno de los coches más importantes de la marca, el Continental GT es el segundo coche más vendido de la marca después del Bentayga. Esto va a provocar unas pérdidas considerables para la compañía, a causa de una bajada de ventas por la falta de estos modelos en el mercado.

Esto se ha notado ya durante los últimos nueve meses de 2018, en los que las ventas han caído un 11% respecto al anterior, con 6.643 vehículos. Las pérdidas registradas durante estos tres primeros trimestres han alcanzado los 137 millones de euros. Aunque en el caso de Bentley, los problemas aumentan, ya que muchas de las partes que forman parte de sus coches proviene de la Europa Continental.

Y esto, con el Brexit, agravará sus problemas económicos, haciendo que los modelos de la prestigiosa marca británica pierdan competitividad en el exigente mercado de los coches de lujo. Sin embargo, desde la marca indican que podrían conseguir beneficios durante este último trimestre, aunque desde luego, no será suficiente para cuadrar los resultados a final de año.

Deja un comentario