BMW E1: el coche que hace 26 años puso los cimientos de la movilidad eléctrica moderna

BMW E1: el coche que hace 26 años puso los cimientos de la movilidad eléctrica moderna

Escrito por: Jaime Gomez    14 septiembre 2017     2 minutos

El BMW E1 fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1991, y ya entonces incorporaba muchas de las cualidades de los actuales coches eléctricos.

El BMW E1 fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1991, y ya entonces incorporaba muchas de las cualidades de los actuales coches eléctricos.

El BMW E1 es uno de esos modelos que nadie recuerda, porque no llegó a salir al mercado, pero al que la industria le debe mucho. El compacto alemán fue presentado en el Salón de Frankfurt de 1991 como uno de los coches más innovadores de la época al incorporar un sistema de propulsión eléctrico. Hace 26 años, el coche ya ofrecía algunas de las tecnologías más comunes entre los vehículos eléctricos de hoy en día.

bmw-e1-hm-2

Todo un pionero para la movilidad eléctrica y un ejemplo de construcción eficiente. Por desgracia, el E1 nunca llegó a producirse en serie. La tecnología de las baterías no lo permitía; ni tampoco la sociedad, infraestructuras y legislación estaban preparadas para la llegada de los coches eléctricos en su época.

A pesar de ser un vehículo totalmente revolucionario, el BMW E1 preservaba una de las grandes señas de identidad de la firma de Munich, su tracción trasera. No obstante, en su capó escondía una pieza de ingeniería poco común hace 26 años: una mecánica eléctrica.

bmw-e1-hm-6

Al igual que el actual BMW i3, el E1 incorporaba una arquitectura de lo más eficiente y avanzada. El bastidor estaba formado por elementos de aluminio extruido y plásticos creados a partir de polímeros reciclables. Esta construcción ligera permitía al BMW E1 tener un peso de tan solo 907 kg. Se podría decir que el i3 ha utilizado el mismo concepto de fabricación que el E1, sólo que el primero utiliza materiales de fibra de carbono en lugar de plásticos ligeros.

El BMW E1 incorporaba ya en 1991 algunas de las tecnologías más comunes hoy en día entre los coches eléctricos. El urbano bávaro ofrecía un sistema de regeneración y recuperación de energía a partir de la deceleración y el frenado del coche.

El BMW E1 ofrecía una autonomía eléctrica realmente espectacular para su época. Gracias a una batería que tan sólo pesaba 200 kg (la batería de 25 kWh del Renault Zoe actual pesa 250 kg), el coche era capaz de recorrer 160 km con una sola carga.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.