El BMW X4 M40i ya tiene rival; saluda al nuevo Mercedes-AMG GLC 43

El BMW X4 M40i ya tiene rival; saluda al nuevo Mercedes-AMG GLC 43

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    17 marzo 2016     2 minutos

La semana está resultando algo así como una especie de «escaparate AMG«. Estamos a jueves y ya es el tercer modelo que se presenta.

Tras la llegada del E 43 AMG y el renovado CLA 45 AMG, hoy es el turno del GLC 43 AMG, un pequeño SUV cargado de energía, con más de 350 CV.

El GLC es el segundo SUV más pequeño en la familia de Mercedes, siendo sólo más compacto el GLA, basado en la plataforma de la Clase A. Sin duda, nos podemos referir al GLC como un Mercedes auténtico, con tracción trasera o total, motores V6 y una robustez propia de un modelo de la firma de la estrella.

Hasta ahora, la variante más potente del GLC era el GLC 250, propulsado por un motor de gasolina de 4 cilindros y 211 CV, aunque en breve está prevista la llegada del GLC 350e, una variante híbrida enchufable con una potencia total ligeramente superior a los 300 CV. En cualquier caso, sigue siendo una cifra interior a la de este GLC 43 AMG.

Y es que el Mercedes-AMG GLC 43 muestra todas las capacidades de este chasis en combinación con un motor potente, concretamente el mismo 3.0 V6 biturbo que ya montan modelos como el E 43 AMG o el C 43 AMG. En esta ocasión, ha sido convenientemente puesto a punto para ofrecer una potencia de 362 CV, lejos de los 400 CV que ofrece este mismo motor en el E 43 AMG.

Mercedes-AMG GLC 43 (X 253), 2016

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos

Sin embargo, los 362 CV son suficientes para firmar una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos (4.9 para ser exactos) consiguiendo una velocidad máxima de 250 km/h, limitada electrónicamente. La transmisión es automática, de 9 velocidades, montando además un sistema de tracción total permanente.
Esta variante firmada por AMG monta una suspensión más firme, un equipo de frenos sobredimensionado y un sistema de escape específico, mejorando el dinamismo del vehículo.

Estéticamente el GLC 43 AMG también ha sufrido cambios respecto a sus hermanos de gama. Ambos paragolpes son más voluminosos, a lo que se suman unas llantas de aleación de 20″ con diseño específico, y cuatro salidas de escape perfectamente integradas en la parte posterior.

En el interior, los cambios se han centrado en los asientos, más envolventes y con opción a montar backets, y en los revestimientos, más deportivos gracias a detalles como la tapicería de alcántara en puertas y volante, los pespuntes en tonos rojos tanto en salpicadero como en asientos o los cinturones de seguridad también en color rojo, firma de identidad de las versiones AMG.

Fuente | Mercedes-AMG

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.