Citroën y la mejor campaña de promoción para la marca

Citroën y la mejor campaña de promoción para la marca

Escrito por: Fernando Alvarez    27 abril 2012     2 minutos

Citroën y su Road Show previo a cada evento del mundial del WRC, son una prueba de que las carreras y sus eventos paralelos siempre serán una de las mejores armas de ventas.

Como ya sabéis gran parte de los recursos de las marcas se destinan a la competición que finalmente tiene un objetivo mucho más alto que el mero hecho de gastar por gastar en los coches de carreras: dar a conocer la marca a la mayor cantidad de gente posible. Algo que comenzó desde los mismos inicios del automóvil cuando aquellos «locos» que construían su propio vehículo en sus casas, se inscribían en las primeras carreras para darlos a conocer y así lograr que alguien les comprara su creación.

Las diferentes técnicas de comercialización han progresado mucho; ya no compramos coches en el concesionario sino que lo hacemos por Internet, recibiendo un flujo constante de información sobre modelos, cifras y precios que no se detiene. Pero las carreras todavía son parte importante de la comercialización de la marca o modelo en cuestión, como veremos en el caso de Citroën.

La marca de los chevrones lleva años invirtiendo cuantiosos recursos en el WRC, el mundial de rally. A través del multicampeón Sebastien Loeb, la marca ha logrado más ahora que en toda su historia deportiva. La política de participaciones en rally y el solo nombre de Loeb, toda una institución dentro del Grupo PSA, son dos factores que han provocado muy buenas ventas y beneficios de parte de la línea DS de la marca francesa.

Ahora les mostraré cual es la mejor manera de hacer buena publicidad. Algo similar al Citroën Road Show que la marca organiza en cada carrera, algo como lo que hizo previo al Rally de Argentina; lograr que el público esté más cerca de sus ídolos, hasta interactuar con ellos, de conocer al equipo Citroën por dentro y de los coches, claro está.

Los coches son los mayores protagonistas, junto con el público; si la gente no comprara coches, no existirían las carreras, ni existiría el DS3. Por ello, Citroën siempre dedica unas horas para entregarle un sencillo espectáculo al público de acelerones, saltos y derrapes, casi similar a las puestas en escena casi teatrales de Ken Block, si se quiere, pero que posiblemente logre vender más coches.

El vídeo a continuación, no es una excusa para «rellenar» sino lo que creo que es la mejor campaña de publicidad que existe.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.