Coches conectados: así va a revolucionar la conducción la tecnología 5G

Coches conectados: así va a revolucionar la conducción la tecnología 5G

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    8 abril 2021     5 minutos

Los primeros coches conectados con tecnología 5G llegarán a las carreteras a partir de 2022, y van a revolucionar nuestra forma de conducir. ¿Estás preparado?

Si te hablan de la tecnología 5G posiblemente lo primero en lo que pensarás es en la telefonía móvil. Incluso es posible que seas de los que ya tiene y utiliza a diario un smartphone 5G. Pero este nuevo estándar de comunicaciones móviles, que nos trae una red más potente que nunca en la que los dispositivos se comunican a alta velocidad con los usuarios y entre ellos a través de la nube, también va a influir de forma importante en nuestra forma de utilizar el automóvil.

Según un estudio de Select Car Leasing, la conducción diaria interactiva, gracias al 5G, permitirá reducir más de un 25% el tiempo que pasamos en el coche. Piensa lo que eso significa: un ahorro en tiempo que podrás utilizar para cualquier cosa. Aunque los beneficios del 5G aplicados a la conducción van mucho más allá.

Audi Tecnologia 5g 01

Veamos algunos ejemplos de lo que la tecnología 5G podrá hacer por nosotros.

Circulación más fluida: ahorro en tiempo… y en combustible

Una de las principales ventajas de las flotas de coches conectados es que al desplazarse como si se tratase de un “convoy”, se reducirá el tiempo de viaje. Los grupos de coches conectados harán una utilización más eficiente del espacio en la carretera, especialmente en autopistas o autovías, moviéndose de forma más fluida y con mayor seguridad.

Audi Networks With Traffic Lights In Düsseldorf

Semáforos inteligentes: ¡siempre en verde!

Suele suceder que, cuanta más prisa tienes, más semáforos te tocan en rojo. La conectividad entre los coches y la infraestructura permitirá adaptar la velocidad del vehículo a la secuencia de los semáforos para provocar “olas” de circulación, de forma que el tráfico sea más fluido en ciudad. Es más, los propios semáforos adaptarán el tiempo entre el paso de luz verde a luz roja, o viceversa, en función de la situación del tráfico en cada momento, en tiempo real.

Audi Networks With Traffic Lights In Düsseldorf

Hasta un 30% de ahorro en consumo

Derivado del ahorro de tiempo por ese tráfico más fluido, se estima que un coche conectado con tecnología 5G podría ahorrar hasta un 30% en consumo de combustible o energía eléctrica, debido a la conducción más eficiente.

Se acabó el buscar plaza de aparcamiento

Otro de los grandes quebraderos de cabeza de los conductores es encontrar aparcamiento en las grandes ciudades. Los coches conectados facilitarán esta tarea de dos formas. Por un lado, cuando un coche deje una plaza de libre, quedará registrado en la nube y la información se transmitirá al coche que esté buscando aparcamiento en la zona. Además, las cámaras de entorno situadas en los vehículos también localizarán espacios libres al escanear las calles a su paso, transmitiendo los datos a los coches conectados.

Smart Parking

Peatones más seguros: se acabaron los atropellos

La tecnología 5G permitirá no solo conectar coches entre sí, también coches con la infraestructura… o con los teléfonos 5G de los peatones. De esta forma, un vehículo podría anticiparse a los movimientos de un peatón antes incluso de que esté a la vista del conductor. En su estado actual de desarrollo, la tecnología ya permite monitorizar la ubicación de hasta 2.500 dispositivos 5G (potenciales peatones con sus respectivos teléfonos) en un radio de un kilómetro.

Improved Safety

Los coches incorporan un algoritmo de clasificación que seleccionan aquellos con riesgo de causar una colisión, tras analizar datos como su posición, velocidad y dirección del movimiento, alertando al conductor de un posible peligro, o activando los sistemas de frenada de emergencia.

Hacer visible lo invisible: ver antes de llegar a un cruce

Lo llaman I2V (invisible-to-visible), y ya hay marcas como Nissan que han mostrado prototipos con esta tecnología como en Nissan IMQ. Permite a un conductor anticiparse y ver lo que sucede antes de llegar a un cruce entre edificios, por ejemplo. Para ello, se utiliza la realidad aumentada 3D capaz de fusionar el mundo real y el virtual, utilizando sensores estratégicamente situados capaces de recopilar datos que se transmiten a la nube. Un coche que llega a un cruce puede anticiparse así a un posible peligro por falta de visibilidad.

Autodiagnóstico: identificación de averías

La conectividad 5G también permitirá que los coches se “autodiagnostiquen” sin pasar por el taller, advirtiendo al conductor de un problema, o incluso anticipándose a él. Para ello, serán capaces de analizar e interpretar vibraciones, ruidos, cambios en los parámetros de funcionamiento del motor… Esto supone no solo un ahorro en tiempo, al evitar muchas visitas para conectar el vehículo a la máquina de diagnosis, también beneficiará al bolsillo de los conductores, que podrán evitar averías.

Self Diagnostics

Robo de coches: cada vez más difícil para los “cacos”

El usuario de un coche con conectividad 5G podrá programar su vehículo para que, sencillamente, no funcione más allá de una zona geolocalizada. Esto tendrá un efecto disuasorio para los ladrones. Además, permitirá controlar también la utilización que se hace del vehículo cuando se comparte con otros conductores.

Información de interés relacionada

 

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.