Consumo instantáneo: ¿qué es y por qué no debes prestarle atención?

Consumo instantáneo: ¿qué es y por qué no debes prestarle atención?

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    4 agosto 2021     4 minutos

Te explicamos qué es el consumo instantáneo que mide el ordenador del coche y los motivos por lo que es mejor no prestarle atención a este indicador

Casi todos los coches con motor de combustión, ya sea gasolina o diésel, permiten controlar el consumo medio del vehículo mediante el ordenador de a bordo. Algunos incluso ofrecen la posibilidad de controlar este consumo en dos fases: una con el recorrido acumulado, y otra que puedes ir reseteando para medir parciales.

Este consumo medio suele ser un buen indicador de lo que gasta tu coche en condiciones de utilización real. Al fin y al cabo lo calcula el sistema teniendo en cuenta el combustible que entra en los cilindros y los kilómetros recorridos. Por ello, lo normal es que el consumo medio que indica tu coche sea superior al consumo homologado, que con la norma WLTP se acerca mucho más al consumo real que con la antigua normativa NEDC, pero sigue siendo inferior al real.

Consumo3

Por lo tanto no debes preocuparte si tu coche gasta más de lo que dice el fabricante: es totalmente normal, puesto que las pruebas de homologación siguen siendo ensayos en banco de rodillos que intentan reproducir condiciones reales.

En cualquier caso, y aunque la precisión de los medidores de consumo medio de los coches actuales es muy alta, siempre puedes comprobar la desviación con el consumo real. Basta con asegurarte de llenar el depósito al máximo, rellenar una ve recorridos unos cientos de kilómetros (la medición será más fiable cuanto más kilómetros recorras antes del repostaje) y realizar el cálculo dividiendo los litros consumidos por los kilómetros recorridos.

Otra cosa es el indicador de consumo instantáneo, que también suelen tener muchos coches. Y ya te adelanto que su utilidad es… mínima o nula. Es más, siempre he defendido que pueden hasta resultar peligroso prestarles atención. Voy a explicarte por qué.

¿Cómo funciona el indicador de consumo instantáneo?

El medidor de consumo instantáneo funciona de una forma algo más compleja. Sin entrar al detalle en fórmulas, lo que hace es utilizar el dato del caudal de combustible (microlitros por segundo) que la centralita inyecta en los cilindros, y convertirlo a litros por hora. Como la centralita sabe a la velocidad a la que circula el coche en cada momento puede realizar un segundo cálculo para ofrecer el dato de consumo instantáneo en litros cada 100 km. La medición puede realizarse cada segundo.

Consumo5

Por este motivo el indicador de consumo instantáneo ofrece una oscilación continua y con mucha diferencia entre los valores, a diferencia del indicador de consumo medio, que varía de forma lenta y progresiva cuando lo reseteamos, para estabilizarse una vez recorridos los primeros kilómetros. Por ejemplo, al acelerar para realizar un adelantamiento o ganar velocidad, podemos ver que el consumo instantáneo del coche se “dispara” puntualmente a cifras que pueden multiplicar hasta por 3 o incluso más el consumo medio.

Suponiendo que circulamos por una recta y sin aire en contra (la más mínima pendiente o racha de aire afecta al consumo instantáneo), para una carga constante sobre el pedal del acelerador a mayor velocidad mejor consumo instantáneo, y viceversa. Por eso hay coches en los que no se indica el consumo instantáneo circulando por debajo de cierta velocidad, para no “asustar” al conductor. También es frecuente que con el motor en marcha y el coche parado, el consumo instantáneo pase a medirse en litros a la hora.

¿Para qué sirve el indicador de consumo instantáneo?

Precisamente esta oscilación es la que marca la ineficacia del indicador de consumo instantáneo… y su peligrosidad. Al menos de cara al conductor, al que lo que importa realmente es el consumo medio acumulado. Cada conductor puede resetear el parcial si quiere controlar el consumo de su coche en determinados recorridos, por ejemplo, en ciudad o en autopista, que sí puede tener su utilidad. La medición de consumo instantáneo, por lo tanto, no nos sirve para nada, y fijarse en ella nos puede causar más de un susto.

Consumo4

Hay quien recurre a esta medición como ayuda para practicar una conducción eficiente en coches que no tienen un indicador de recomendación de cambio de marcha o un “económetro”.

Y entre que resulta inevitable escandalizarnos cuando vemos cifras en el indicador de consumo instantáneo que superan fácilmente los 20 l/100 km al acelerar –por ejemplo subiendo un repecho–, que al levantar el pie del acelerador la cifra cae prácticamente a cero y que los números de estos indicadores en la instrumentación suelen ser pequeños, utilizarlo como referencia, sobre todo si nos obsesionamos con las cifras que muestra, puede llevarnos a sufrir una distracción y un serio contratiempo.

Información de interés relacionada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.