Datsun y la sub-cultura de un fabricante casi olvidado

Datsun y la sub-cultura de un fabricante casi olvidado

Escrito por: Fernando Alvarez    19 mayo 2012     2 minutos

Datsun es una de las marcas que tiene más seguidores en EEUU, que se encargan de restaurar e incluso competir con los 240Z y 510, modelos ya clásicos de la desaparecida marca japonesa.

Puede que EEUU no sea un ejemplo a seguir como país, pero creo que la cultura que tienen allí sobre el culto al automóvil como algo lúdico, ya entrando al nivel de hobby, es envidiable. No solamente son los coches nuevos, los Fast and Furious y las pick-up exageradas, sino que se mueve toda una sub-cultura dedicada a los coches clásicos que se ha convertido en todo un estilo de vida para mucha gente.

Una de las marcas más apreciadas por la reciente ola de personalizaciones de vehículos japoneses clásicos, son los Datsun. La marca, que ha sido olvidada durante años y que ahora Nissan pretende reflotar nuevamente, no se caracterizaba por berlinas y coupés espectaculares, sino todo lo contrario; en su época, eran los «cochecitos japoneses» que comenzaban a competir de igual a igual contra las creaciones de Detroit. Y ya se sabe en qué ha acabado el asunto: hoy en día, los japoneses tienen dominado el mercado americano, mientras Detroit, lo que antaño era considerada la capital mundial del automóvil, se desangra lentamente en medio de rescates y préstamos de Obama.

Los Datsun 240Z y el Datsun 510 han sido los modelos que más han calado entre los fanáticos americanos de la marca y sobre los cuales podremos ver un sinúmero de preparaciones si escarbamos un poco en la red. Desde motores V8 centrales, hasta restauraciones que han costado muchos miles de dólares, para coches que ni siquiera eran vistos como futuros clásicos a principios de los años 70.

Un tal Allan Anderson parece ser uno de los abanderados de la tendencia a restaurar y a preparar este tipo de coches. Como podrás ver en el vídeo, su garage está lleno a más no poder de algunos 240Z y un par de 510 impecablemente restaurados hasta el último tornillo, además de contar todos ellos con motores preparados para los trackday.

No serán de los coches más veloces sobre la Tierra, pero ¿quién dijo que conducir solamente coches rápidos y nuevos lo es todo? También puedes divertirte a tope con uno de estos y tal vez más, que con un vehículo moderno.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.