Dodge anuncia el final de Hellcat para 2023, triste noticia para los petrolheads

Dodge anuncia el final de Hellcat para 2023, triste noticia para los petrolheads

Escrito por: Jaime Avilés    24 noviembre 2021     2 minutos

La firma de superdeportivos hipervitaminados de Dodge tiene los días contados, una maniobra que forma parte del nuevo plan estratégico de la marca

Si nos remontamos al pasado mes de Julio, la marca norteamericana caracterizada por sus icónicos modelos como el Charger o el Challenger, anunció la llegada de su primer muscle car eléctrico para el año 2024. Un vehículo, que además de ofrecer unas prestaciones electrizantes, vendría cómo relevo de los impresionantes Hellcat que hoy conocemos.

En ese momento, Dodge no dio ninguna fecha en concreto anunciando el fin de sus supercars de combustión, pero tristemente hoy ha llegado el día. Siguiendo su plan de ruta dirigido a la electrificación, la marca del Grupo Stellantis ha anunciado el fin de esta saga de modelos para el año 2023.

Un adiós a los magníficos V8

Con esto, obviamente el componente principal de estos vehículos; es decir, su V8, pasará a decir adiós para ser sucedido por otros modelos menos contaminantes pero manteniendo esos desmedidos rangos de potencia a los que la marca nos tiene ya acostumbrados.

Dodge Challenger Hellcat

Sin duda, el máximo protagonista que revelará el futuro de la marca, será el mencionado muscle car eléctrico que tiene prevista su presentación para el primer trimestre del próximo año 2022, concretamente, dos años antes del comienzo de su año previsto de comercialización.

Más lanzamientos programados

De la mano de este muscle car electrificado, Dodge también ha anunciado la llegada de un modelo con tecnología híbrido enchufable uniéndose a esta futura ofensiva eléctrica de la marca. Que pese a que todavía no ha sido 100% confirmado, los rumores apuntan a que se tratará de un vehículo de carrocería SUV, algo que viendo la tendencia actual de las marcas, no es algo sorprendente.

Dodge Durango Hellcat

Este plan, se inserta dentro de la ruta estratégica del Grupo Stellantis, que comienza por invertir 30 mil millones de euros para dar un empujón a sus catorce marcas. Algo que ya hemos podido presenciar en Alfa Romeo, Lancia o Maserati entre otros.

Con esta inyección de dinero, el Grupo Stellantis llevará a cabo el desarrollo de nuevas plataformas y tecnologías adaptadas a ellas. Obviamente tecnologías respetuosas con el medio ambiente, adaptándose a las nuevas leyes anticontaminación pero guardando su ADN. Un componente esencial para diferenciarse del resto de la competencia.

Deja un comentario