El Mercedes-AMG GT tendrá una versión GT3, pero no una descapotable

Guillermo Arnal     7 septiembre 2014     2 min.
El Mercedes-AMG GT tendrá una versión GT3, pero no una descapotable

Quedan dos días para que se publiquen las imágenes y los datos oficiales del nuevo Mercedes-AMG GT. Por el momento conocemos los detalles de su motor M178 de cuatro litros y ocho cilindros en «uve», que estará disponible en variantes de 462 y 510 caballos de potencia, así como el aspecto que lucirá su habitáculo, e incluso hemos podido escuchar al deportivo en uno de los primeros vídeos difundidos por la marca alemana.

Lo que todavía permanece en relativo suspense es la estructura de la gama del modelo a medio y largo plazo. Según cuenta el corresponsal alemán de la edición estadounidense de Car and Driver, Jens Meiners, la oferta no será tan amplia como la del SLS AMG y tampoco debería temer en este aspecto el Porsche 911, uno de los competidores a los que apuntará más directamente el Mercedes-AMG GT.

AMG GT 2

El nuevo deportivo de la estrella plateada contará con una versión GT3 para cubrir el hueco que dejó el SLS AMG análogo en el programa de carreras-cliente de Mercedes-AMG. Sin embargo, Meiners cuenta que lo que no está previsto es que llegue es una carrocería descapotable, a pesar de que Mercedes-Benz ya la ha diseñado y tan solo está a la espera de que la aprueben los ejecutivos del fabricante.

El factor que los disuadiría de darle el visto bueno a un supuesto Mercedes-AMG GT Roadster es que se solaparía demasiado con el SL. Cierto es que Mercedes-Benz no le atribuyó demasiada importancia a este problema cuando lanzó el SLS AMG Roadster, pero resulta que, próximamente, la gama de la marca se ampliará con el nuevo Clase S descapotable.

El SL se convertirá así en el descapotable deportivo, mientras que este Clase S cumplirá el papel de grand tourer sin techo. Con este panorama, un Mercedes-AMG GT Roadster no haría sino perjudicar a las ventas del SL, que lleva bastante más tiempo en la familia de modelos de la firma de Stuttgart. Meiners afirma además que Mercedes-Benz ha descartado la posibilidad de añadir una versión del AMG GT con motor V6. El Porsche 911 carece de demasiados motivos para inquietarse, después de todo.

Vía | Blog de Car and Driver


Deja un comentario