Escándalo en la industria del motor alemana: test de emisiones con monos y humanos

Escándalo en la industria del motor alemana: test de emisiones con monos y humanos

Escrito por: Guillermo Lopez    30 enero 2018     4 minutos

Fabricantes alemanes de automóviles podrían estar inmersos en un nuevo escándalo tras información EE.UU: les acusan de pagar experimentos con monos y humanos.

Los principales grupos automovilísticos alemanes (BMW, Daimler y Volkswagen) podrían haber financiado pruebas y ensayos con monos y seres humanos para demostrar que las emisiones de gases de sus motores no son perjudiciales para la salud, según la información publicada en distintos medios norteamericanos y europeos.

Los tres grandes grupos europeos vuelven a estar en el punto de mira tras filtrarse que encargaron y financiaron pruebas y experimentos durante los cuales se hizo inhalar a monos y a seres humanos dióxido de nitrógeno (NO2) para demostrar la inocuidad del mismo en la salud. El escándalo ha alcanzado tales dimensiones que incluso la canciller alemana, Angela Merkel, y su gobierno han tildado de «repugnantes» estas prácticas y exigen explicaciones a los fabricantes implicados.

escandalo-emisiones-monos-humanos-alemania-1

Las tres grandes marcas alemanas, BMW, Volkswagen y Daimler, alegan desconocer dichos experimentos e iniciar una investigación internaEste pasado fin de semana, el New York Times publicó un artículo en el que revela que en 2014 un centro de experimentación científica financiado por los tres grandes grupos automovilísticos había encargado realizar en los Estados Unidos distintos test y pruebas con simios a los que se exponía durante horas a inhalar dióxido de nitrógeno para comprobar los posibles perjuicios que ello podría acarrearles en su salud. Según la información, el objetivo final de los test era probar que las emanaciones de los motores diesel no eran perjudiciales para la salud.

«Este tipo de experimentos con monos e incluso con humanos no tienen legitimación ética alguna. La consternación y vergüenza que siente mucha gente es absolutamente comprensible», declaró Steffen Seibert, portavoz del gobierno alemán condenando en nombre de la canciller alemana los ensayos. «Las marcas automotrices tienen ahora la responsabilidad de aclarar la finalidad de estos test», añadió Seibert.

Según la información publicada, los ensayos con monos salieron a la luz dentro la investigación que actualmente se sigue en EE.UU. por el escándalo de la manipulación de las emisiones en los vehículos diesel. Los tres fabricantes implicados han reaccionado rápidamente alegando desconocer por completo tales prácticas e iniciando una investigación interna para aclarar lo sucedido.

escandalo-emisiones-monos-humanos-alemania-4

Sin embargo, los diarios alemanes Stuttgarter Zeitung y Süddeutsche Zeitung, informaron ayer lunes que la Asociación Europea de Investigación para el Medio Ambiente y la Salud en el Sector del Transporte (EUGT), centro financiado entre otros por los tres grupos automovilísticos, también habría encargado la realización de este tipo de ensayos con 25 personas sanas, las cuales habrían estado igualmente expuestas durante varias horas a inhalaciones de dióxido de nitrógeno (NO2).

Thomas Kraus, El director del Hospital Clinico Universitario de Aquisgran, centro donde se llevaron a cabo las pruebas, ha negado que los ensayos realizados en 2013 tuvieran que ver con los motores diesel. Según Kraus, el objetivo de los test era averiguar los niveles de C02 a los que los empleados están expuestos en sus centros de trabajo, una investigación cuyos resultados se publicaron en 2016, tras la aprobación de los mismos por la comisión de ética de la universidad.

Según el New York Times, los ensayos con monos se realizaron a instancias de la EUGT en el laboratorio Lovelace Biomedical de Alburquerque (Nuevo Méjico, EE.UU.), donde se les forzaba a inhalar durante horas los gases expelidos por el tubo de escape de un VW Beetle y, posteriormente, los de un modelo comparable de Ford. Tras el experimento, los monos fueron anestesiados y entubados para examinar tanto sus pulmones como la sangre.

escandalo-emisiones-monos-humanos-alemania-2

Los tres grandes grupos se desmarcan de los ensayos

Las tres grandes corporaciones automovilísticas alemanas posiblemente implicadas alegan desconocer por completo la realización de este tipo de experimentaciones. Hans Dieter Pötsch, presidente del Consejo de Vigilancia de Volkswagen aseguró que la dirección del grupo se distancia por completo de este tipo de prácticas y ha abierto una profunda investigación para aclarar lo sucedido: «Quienquiera que sea el responsable —dijo Pötsch— obviamente deberá rendir cuentas».

Este pasado domingo, el grupo Daimler emitió un comunicado en el que condenaba enérgicamente el experimento llevado a cabo por la EUGT. «Estamos conmocionados por la extensión y la implementación del estudio y condenamos los experimentos en los términos más enérgicos», indica el comunicado de Daimler, donde explica que el Grupo de la marca de la estrella no tuvo ninguna influencia en la realización de los experimentos. «Hemos iniciado una investigación exhaustiva para determinar cómo pudo realizarse dicho estudio, el cual contradice por completo nuestros valores y principios éticos» afirmaba el comunicado.

El portavoz del Gobierno alemán ha exigido una explicación a las empresas implicadas ante lo injustificable de los test «Lo que tienen que hacer los fabricantes de automóviles con las emisiones es reducirlas, y no pretender demostrar que no son dañinas para la salud».

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.