Ferrari Testa Rossa J, la réplica a escala en edición limitada del 250 Testa Rossa de 1957

Ferrari Testa Rossa J, la réplica a escala en edición limitada del 250 Testa Rossa de 1957

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    10 agosto 2021     3 minutos

Ferrari rinde homenaje al 250 Testa Rossa con el Testa Rossa J, una réplica a escala con motor eléctrico que podrá ser conducido por mayores de 14 años

A pesar de que la leyenda del Ferrari Testa Rossa nació con la versión 500 TR sin duda todos los halagos y reconocimiento fueron llevados por el 250 Testa Rossa, un modelo que vio la luz a finales de 1957 y con el la compañía italiana logró 18 victorias, tres campeonatos en 1958, 1960 y 1961 y, además, es el único Ferrari que ha conseguido ganar las 24 Horas de Le Mans, concretamente en cuatro ocasiones en los años 1958, 1960, 1961 y 1962.

Ahora los departamentos Ferrari Styling Centre y Ferrari Classiche han colaborado con The Little Car Company, una empresa especializada en la creación de vehículos a escala, para crear el Ferrari Testa Rossa J, una edición limitada a tan sólo 299 unidades con motorización eléctrica que según la compañía podrá ser conducido por cualquier persona con más de 14 años aunque, lógicamente, no estará homologado para circular por carreteras convencionales.

Ferrari Testa Rossa J (10)

El Ferrari Testa Rossa J ha sido creado utilizando prácticamente las mismas técnicas de construcción que el modelo original, es decir, una carrocería hecha de aluminio batido a mano sobre la que se ha aplicado la misma pintura y anagramas que podemos encontrar el cualquier Ferrari por la calle. Precisamente, en este sentido, Ferrari Classiche ha realizado una investigación sobre las decoraciones del 250 Testa Rossa a lo largo de su historia, trabajo que ha resultado en 14 decoraciones históricas, 53 colores de carrocería y varias decoraciones de carreras adicionales para el Testa Rossa J.

Ferrari Testa Rossa J (2)

En el interior del Ferrari Testa Rossa J nos encontraremos con un solo asiento capaz de dar cobijo a un adolescente o a un adulto y tapizado en el mismo cuero que los Ferrari de hoy en día, pero no será el único detalle que nos llamará la atención. El precioso volante de tres radios cuenta con la firma de Nardi, empresa con la que colaboró Ferrari para la fabricación del modelo original, volante que por cierto se puede retirar para entrar y salir con comodidad, los pedales son los mismos que los del F8 Tributo y, además, los relojes han sido modificados en base al motor eléctrico que porta de manera que, el encargado del aceite y agua ahora se encarga de las temperaturas de la batería y el motor, el destinado al combustible ahora indica la carga de batería y el tacómetro es un velocímetro.

Ferrari Testa Rossa J (12)

A nivel mecánico el Ferrari Testa Rossa J cuenta con un motor eléctrico que permite cuatro modos de conducción: en el modo «Novice» entrega una potencia de 1 kW y permite una velocidad punta de 20 km/h, mientras que por encima se encuentra el modo «Comfort» para desarrollar 4 kW de potencia y una velocidad punta de 45 km/h y, por último, los modos «Sport» y  «Race» de los que no se especifica la potencia permiten una velocidad punta por encima de los 60 km/h. Por último, marcas como Brembo se han encargado del sistema de frenos, Bilstein de los amortiguadores de la suspensión y Pirelli lo calza con sus neumáticos.

Ferrari no ha desvelado el precio del Testa Rossa J, pero viendo el nivel de detalle con el que cuenta este juguete, los componentes de primera utilizados y una puesta a punta realizada en el mismo circuito de Fiorano podréis imaginar que sin duda no será precisamente barato.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.