Este Ford Mustang Mach 1 de 1969 se ha fusionado con un Ford GT y este es el resultado

Este Ford Mustang Mach 1 de 1969 se ha fusionado con un Ford GT y este es el resultado

Escrito por: Javier López    22 junio 2018     Sin comentarios     3 minutos

El Ford Mustang Mach 1 de 1969 y el Ford GT de 2006 se fusionan gracias a Eckert's Rod & Custom, quienes han combinado ambos modelos para crear un coche único.

Siempre hemos escuchado esa frase que dice que la imaginación no tiene límites, un dicho muy cierto y que es aplicable también al mundo del motor. Con el paso del tiempo, hemos podido observar como numerosas empresas de aftermarket creaban por su cuenta auténticas maravillas y, pese a encontrarnos con alguna que otra extravagancia, la mayoría reciben el visto bueno de los amantes del motor. Hoy os traemos una de esas creaciones muy especiales, donde un Ford Mustang del año 1969 ha decidido aliarse directamente con su hermano mayor, el Ford GT, del cual ha heredado numerosas piezas.

La empresa norteamericana, Eckert’s Rod & Custom, especializada en llevar a cabo este tipo de locuras de la automoción, ha sido la encargada de dirigir este interesante proyecto. Partiendo de la base de un Ford Mustang de 1969 para restaurar y un Ford GT de 2006 accidentado, la firma ha conseguido sacar lo mejor de cada componente y darle vida a este vehículo único conocido como Ford Mach 40.

Gracias a DIY Garage, quien ha documentado todo el proceso de restauración y donación, hemos podido ser participes de la cantidad de trabajo que se esconde detrás de este Ford Mustang tan especial. Sin embargo, los más de veinte minutos de vídeo no son suficientes para reflejar la ardua tarea que ha llevado a cabo la compañía americana, la cual ha necesitado tres años y más de 10.000 horas de trabajo para finalizar esta fusión entre Ford Mustang y GT.

Estéticamente nos podemos percatar de como los ingenieros de Eckert’s Rod & Custom han intentado ser lo más fieles posibles al diseño original del Mustang Mach 1. Sin embargo, la intervención quirúrgica a la que ha sido sometido el muscle car ha obligado a modificar algunos elementos, algo que se ve reflejado en la anchura o longitud del coche en sí. Esto ha sido necesario para poder albergar en su interior el poderoso propulsor del Ford GT, el cual ha sufrido una serie de interesantes modificaciones.

Bajo el cristal de la zaga del Ford Mustang, nos podemos percatar de que ahí se esconde el poderoso V8 de 5.4 litros sobrealimentado que daba vida al GT de anterior generación. Este motor es capaz de generar 558 CV de potencia y 678 Nm de par, unas cifras dignas de un vehículo de su categoría pero no suficientes a los ojos de Eckert’s Rod & Custom para su Mach 40. Para solucionar dicha insatisfacción, los ingenieros de la compañía procedieron a instalar un turbo más grande y llevaron a cabo las modificaciones pertinentes en la ECU, dos cambios que provocaron un aumento de potencia hasta los 850 CV.

Tanto la suspensión, como la dirección, transmisión y más componentes mecánicos han sido reforzados y adaptados a la tecnología actual, con el objetivo de ofrecer un conjunto perfecto. De esta forma, Eckert’s Rod & Custom ha conseguido mantener intacta la esencia del Ford Mustang Mach 1 y, al mismo tiempo, conseguir que sus modificaciones sigan siendo fieles a la casa Ford, puesto que su mecánica deriva directamente del GT, uno de los modelos más emblemáticos de la firma del óvalo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.