Guía de compra Volkswagen ID.4: precios, autonomía, potencia y equipamiento del SUV eléctrico

Guía de compra Volkswagen ID.4: precios, autonomía, potencia y equipamiento del SUV eléctrico

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    12 febrero 2021     10 minutos

Aunque el ID.4 comparte plataforma con el ID.3, se presenta como la versión SUV del compacto, con unas dimensiones ligeramente más grandes.

La ofensiva de Volkswagen en materia de electrificación sigue su curso. La marca alemana, que tiene previsto lanzar al mercado 20 nuevos modelos eléctricos hasta 2025, presenta ahora su primer SUV eléctrico, y segundo modelo de la familia ID, tras el ID.3. Y si hace poco os ofrecíamos la prueba del Volkswagen ID.3, ahora hemos podido tener una primera toma de contacto estática con el SUV. Muy pronto podremos conducirlo.

Derivado del prototipo Volkswagen ID.Crozz, y fabricado sobre la plataforma modular eléctrica MEB del Grupo que se utiliza en el ID.3, el Volkswagen ID.4 puede considerarse la versión SUV del compacto eléctrico. Frente al ID.3, y aunque a simple vista no lo parezca, la distancia entre ejes es prácticamente idéntica, 2,77 metros. Pero el ID.4 mide 4,58 metros, 32 cm más de longitud que el ID.3, que se reparten entre los voladizos delantero y trasero. La altura es de 1.61 metros. Por hacer una analogía entre los modelos de la familia ID y el resto de la gama Volkswagen, si el ID.3 sería el equivalente al Golf, el ID.4 vendría a ser un Tiguan.

The New Volkswagen Id.4 1st

Y precisamente al Tiguan se refiere la marca cuando resume las virtudes del ID.4, al que se refieren como el coche que ofrece la estética SUV y el espacio interior de un Tiguan AllSpace, con una maniobrabilidad en ciudad propia de un T-Cross gracias a su reducido radio de giro, y con el maletero de un Passat. Ahí es nada.

Primeras sensaciones con el Volkswagen ID.4

Durante nuestra primera toma de contacto estática con el ID.4, hemos podido comprobar algunas cosas. Por ejemplo, que visualmente tiene una imagen menos “controvertida” que la del ID.3, que a unos gusta y a otros no tanto. El ID.4 no llama la atención, salvo en algunas combinaciones de colores muy llamativas. Incluso me atrevería a decir que, puesto al lado de un Skoda Enyiaq, hasta parece menos coche.

Vw Id4 1

Y lo mismo sucede con el interior, sobre todo si tomas como referencia un Tiguan. Decíamos lo mismo del ID.3 respecto a un Golf, aunque el ID.4 me parece un punto o incluso dos por encima del compacto. En líneas generales los ajustes y el acabado es el habitual en la marca, aunque encuentras plásticos duros donde no esperabas.

La sencillez que transmite el salpicadero, repitiendo la fórmula de una instrumentación minimalista solidaria con el volante y la práctica ausencia total de botones, contribuye un poco a que las versiones más altas de gama no transmitan la sensación de lujo que se corresponde con su equipamiento. Pero, insisto, me ha gustado bastante más que el ID.3. A señalar que existen tres acabados diferentes para el salpicadero, que combina dos colores, incluyendo el volante.

Espacio interior y maletero

Lo que es indiscutible es la amplitud que ofrece el habitáculo. En la parte delantera por la libertad que permite el pasar el mando del cambio detrás del volante, junto a la pantalla de la instrumentación. Esto deja una consola central baja y muy despejada, con muchos huecos para dejar objetos. Llama la atención que esta consola, de tipo flotante, no aproveche la parte inferior más pegada al salpicadero para una segunda bandeja en la que dejar algún objeto. En su lugar, queda un “túnel” con el piso de moqueta, al que no le veo ninguna utilidad práctica.

The New Volkswagen Id.4 1st

En las plazas traseras también se viaja de forma muy cómoda, con un piso completamente plano al no contar con túnel de transmisión, y un buen hueco para colocar los pies por debajo de los asientos delanteros. Muy generosa la cota de altura y la sensación de espacio para las piernas. Los asientos no permiten más modularidad que su abatimiento por sectores asimétricos, no hay posibilidad de adelantar o retrasar la banqueta para favorecer el espacio para las piernas o para el equipaje.

Y ya que estamos con la zona de carga, el maletero, de formas muy regulares y aprovechables, cubica 543 litros independientemente de la versión de batería (de forma plana y ubicada bajo el piso del habitáculo) y de la tracción (más adelante una versión 4×4). Son unos 160 litros más que el ID.3, 40 menos que en un Skoda Enyaq y 20 más que un VW Tiguan. El Tiguan Allspace, con sus 4,7 metros de largo, se va a los 685 litros de maletero. Plegando los asientos traseros, el ID.4 llega hasta los 1.575 litros.

The New Volkswagen Id.4

Volkswagen ofrece entre las opciones la posibilidad de instalar un gancho de remolque escamoteable. La capacidad de remolque del ID.4 es de 1.000 kg, y puede transportar hasta 70 kg en el techo.

Algunas características importantes del ID.4

Ya hemos dicho que la plataforma del ID.4 es la MEB de Volkswagen, de la que oiremos hablar mucho en los próximos años. La utilizan los mencionados ID.3 y el Skoda Enyaq, y muy pronto la veremos en el Audi Q4 e-tron. Y es solo el comienzo.

En el ID.4, el motor principal está colocado en la parte trasera, y transmite la potencia a las ruedas de ese eje. Más adelante llegará la versión con tracción total, que añade un motor en el eje delantero, y no necesita árbol de transmisión que conecte los dos ejes. El reparto de pesos en los 4×2 ya se acerca al 50:50, lo que favorece el comportamiento dinámico.

The New Volkswagen Id.4

Existen dos versiones de batería, con 52 kWh o con 77 kWh de capacidad, la primera compuesta por 9 módulos, y la segunda por 12. Cada módulo está formado por 24 celdas. El peso de la batería más pequeña es de 344 kg, frente a los 394 kg de la de mayor capacidad. Están refrigeradas por líquido, y VW garantiza, como mínimo, el 70% de su capacidad original durante 8 años o 160.000 km.

La carrocería tiene un coeficiente aerodinámico CX de 0,28, y la altura libre al suelo de 16 centímetros, más cerca de lo que suele ser habitual en un turismo que en un SUV. Puede llevar faros Matrix LED, llantas de hasta 21 pulgadas (las de serie parten desde las 18 pulgadas), dirección progresiva de desmultiplicación variable y suspensión adaptativa. Como detalles curiosos, por un lado mencionar que las versiones con batería de 77 kWh equipan neumáticos traseros más anchos que los delanteros (255 mm detrás y 235 mm delante).

The New Volkswagen Id.4

Por otro lado, no deja de resultar en principio chocante que para un SUV que alcanza las 2 toneladas en la versión menos pesada se siga recurriendo, como en el ID.3, a tambores para los frenos traseros. También hay que decir que en la mayoría de las situaciones durante la conducción habitual, el ID.4 se sirve del sistema de recuperación de energía, haciendo trabajar al motor para decelerar el coche.

Por este motivo, los frenos traseros, donde además va ubicado el motor, apenas tendrán trabajo. Tal es así, que Volkswagen afirma que las pastillas de los frenos traseros de tambor están diseñadas para durar toda la vida útil del coche.

Motor y batería: cinco niveles de potencia, dos de autonomía

Aquí es donde podemos empezar a hacernos líos a la hora de elegir un Volkswagen ID.4, porque la gama final contará con hasta cinco variantes de potencia, que se combinan con los dos niveles disponibles de capacidad de batería y hasta siete acabados.

Volswagen establece tres versiones principales para el ID.4, denominadas Pure, Pro y GTX. El Pure siempre tiene batería de 52 kWh y hasta 340 km de autonomía, y el Pro lleva la batería de 77 kWh y ofrece hasta 522 km de autonomía. Con el acabado Pure se podrá optar por un motor de 109 kW (148 CV), o por uno de 125 kW (170 V). En el caso del acabado Pro, el motor puede ser de 129 kW (175 CV) o de 150 kW (204 CV). El GTX, con la batería de mayor capacidad (autonomía sin homologar), rendirá 225 kW (306 CV), y contará con dos motores y tracción total.

The New Volkswagen Id.4 1st

Las versiones de menor potencia en los acabados Pure y Pro se lanzarán próximamente. La gama de salida cuenta con tres variantes de equipamiento para el Pure de 125 kW, denominadas Pure Performance, City y Style, con cuatro en el caso del Pro con motor de 150 kW, que son el Pro Performance, Life, Bisuness y Max. A estos se suman las dos versiones especiales de lanzamiento, 1st y 1st Max, siempre con el motor de 150 kW.

Precios y descuentos del Volkswagen ID.4

En la siguiente tabla se pueden ver las versiones del Volkswagen ID.4 a la venta, en función del acabado, la potencia, la batería y la autonomía.

VERSIÓN POTENCIA-BATERÍA AUTONOMÍA PRECIO
ID.4 Pure Performance 125 kW – 52 kWh 340 km 38.085 €
ID.4 Pure City 125 kW – 52 kWh 340 km 40.935 €
ID.4 Pure Style 120 kW – 52 kWh 340 km 45.315 €
ID.4 Pro Performance 150 kW – 77 kWh 522 km 43.595 €
ID.4 Pro Life 150 kW – 77 kWh 522 km 45.785 €
ID.4 Pro Business 150 kW – 77 kWh 522 km 49.775 €
ID.4 Pro Max 150 kW – 77 kWh 522 km 58.925 €
ID.4 Pro 1st Ed. 150 kW – 77 kWh 522 km 45.485 €
ID.4 Pro 1st Ed. Max 150 kW – 77 kWh 522 km 55.145 €

A todos los precios se les puede aplicar un descuento adicional de 2.200 euros si se financia la compra con la marca. Aparte, se podrían añadir las ayudas a la compra del Plan Moves.

Aunque no se puede establecer una comparación directa porque no hay versiones totalmetne equivalentes en acabado y equipamiento, el salto de un Pure Performance, que es el nivel de acceso con motor de 125 kW y batería de 52 kWh, frente al Pro Performance, el más básico de los ID.4 con motor de 150 kW y batería de 77 kWh, es de 5.500 euros.

The New Volkswagen Id.4

La clave a la hora de elegir no debe estar en la potencia o las prestaciones, pues el motor de 125 kW ya mueve con suficiente agilidad al ID.4 Pure, que además pesa menos que el ID.4 Pro. Ambos ofrecen el mismo par máximo, 310 Nm, y alcanzan 160 km/h de velocidad máxima, mientras que el más potente acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos, apenas medio segundo más rápido que el ID.4 Pure. Hay que prestar especial atención a la batería y tener claro el tipo de uso que vas a dar al coche, para ver si compensa o no invertir esos 5.500 euros de más.

Recuerda, son 340 km de autonomía máxima con la batería pequeña, y hasta 522 con la de mayor capacidad. Y ambos admiten carga con corriente alterna y con corriente continua, pero con algunas diferencias: el ID.4 Pure Performance (batería pequeña) admite 7,2 kWh con corriente alterna y 50 kW con continua, mientras que a partir del Pro Performance (batería grande) el ID.4 recarga a 11 kW con corriente alterna y 100 kW con continua.

Volkswagen ofrece tres tipos de Wallbox, con distintas funcionalidades y precios desde 400 hasta 850 euros. Y el servicio de carga We charge permite utilizar puntos públicos utilizando una única app o tarjeta para facilitar el pago.

Versiones Volkswagen ID.4 1st edition

Todas las versiones del ID.4 incluyen en el equipamiento de serie el sistema front assist de frenada de emergencia, llantas de 18 pulgadas, control de mantenimiento en el carril, barras en el techo, faros y pilotos traseros LED, sistema de iluminación interior ID.Light, sensores de aparcamiento y we connect, además de selector de modos de conducción, climatizador, pantalla táctil de 10 pulgadas y control por voz.

The New Volkswagen Id.4 1st

Únicamente durante el lanzamiento, Vokswagen ofrece las interesantes versiones 1st y 1st Max, sobre la base del ID.4 Pro (batería de 77 kWh y motor de 150 kW) y acabado Business, pero con un equipamiento especial, que las convierte en opciones muy interesantes.

Por ejemplo, el ID.4 Pro 1st añade el paquete exterior plata y las llantas de 20 pulgadas, y cuesta lo mismo que un Life. El Pro 1st Max suma el paquete exterior plata y las llantas de 21 pulgadas, y su precio es casi 4.000 euros inferior al del Pro Max.

Además, en el caso de los ID.4 1st, la potencia máxima de carga con corriente continua es de 125 kW.

Galería de imágenes Volkswagen ID.4


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.