Skoda ENYAQ iV: un SUV eléctrico “de verdad”

Skoda ENYAQ iV: un SUV eléctrico “de verdad”

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    20 octubre 2020     10 minutos

La primera presentación estática del Skoda ENYAQ iV no ha podido dejarnos mejores sensaciones: estamos ante un SUV eléctrico que puede presumir de SUV… y de elétrico.

Hay dos formas de enfocar la llegada al mercado de los coches eléctricos y su puesta en escena. Una de ellas es la del vehículo eléctrico como segundo coche en una familia en la que hay un coche más grande que no depende de un enchufe para realizar viajes largos, pensado para una utilización principalmente urbana. El Renault ZOE sería un ejemplo, aunque tenemos otros recientes, como el nuevo Mazda MX-30. Encajarían también utilitarios como los Opel Corsa e o Peugeot e 208.

La otra, y para nada son excluyentes, es la que propone Skoda con el ENYAQ iV: un coche eléctrico para todo uso, que podría hacerte olvidar completamente un coche con motor de combustión… a poco que la infraestructura de recarga se ponga las pilas, nunca mejor dicho. Y si es un SUV, pues que también cumpla como tal. Y aquí ya entran en juego muchos aspectos: diseño, versatilidad, espacio interior… pero también la autonomía, las cualidades dinámicas e incluso el precio.

De momento, no hay rivales directos para el modelo checo. Los que podrían encajar por planteamiento y tamaño, como un BMW iX3 o un Tesla Model Y, son claramente más caros. El que más se aproxima por precio sería el Ford Mustang Mach-E. Y el Volswagen ID.3 también se apunta a la filosofía de coche eléctrico «todo uso» con gran autonomía, pero está en un escalón inferior por precio y se trata de un modelo compacto. Pronto llegará el verdadero rival del ENYAQ iV, el Volkswagen ID.4, con el que el modelo checo comparte la plataforma MEB del grupo.

Skoda Enyaq Iv 17

Hemos podido tener una breve toma de contacto estática con el nuevo Skoda ENYAQ iV y conocer todos los detalles de su futura gama para el mercado español. Y solo podemos adelantar una cosa: el ENYAQ iV convence del todo. En su segmento de tamaño y precio, e incluso metiendo en el “saco” algunos que cuestan unos pocos miles de euros más, me atrevo incluso a asegurar que actualmente es el coche eléctrico más completo para quien busque olvidarse por completo de los coches con motor de combustión.

Skoda ENYAQ iV: entre un Karoq y un Kodiaq por tamaño

Exteriormente el ENYAQ iV se colocaría entre un Skoda Karoq y un Kodiaq, pero mucho más cerca del segundo en cuanto espacio interior, y un paso claramente por delante de ambos en cuanto elegancia, equilibrio de líneas y presencia.

Mide 4,66 metros de longitud, 1,88 metros de anchura y 1,62 de altura. Es, por lo tanto, casi 30 cm más largo que el Karoq y casi 40 más corto que el Kodiaq, repitiendo su anchura y rebajando 6 centímetros la altura. Esta es una de las claves de su armoniosa silueta: sin llegar a ser un SUV “coupé”, versión que llegará más adelante, el ENYAQ iV tiene un diseño que combina rasgos de coche familiar con los de un deportivo.

Skoda Enyaq Iv 21

La única desventaja de bajar la altura del techo y de que su línea descienda ligeramente es que el techo panorámico ya no puede ser tan grande. Porque ya te adelanto que de espacio interior va sobrado en todas las cotas. Además, ya sabes que en un coche eléctrico la aerodinámica y la superficie frontal es clave de cara a la autonomía. El ENYAQ iV presume de un coeficiente aerodinámico Cx de 0.27, que no está nada mal; por ahí anda un Audi e-tron, sin ir más lejos.

Más detalles estéticos que llaman la atención, sobre todo ahora que los hemos visto en directo, no solo en foto: la parrilla “LED Cristal Face”. A nadie se le ha ocurrido antes, pero Skoda aprovecha la condición de coche eléctrico del ENYAQ iV, y el hecho de no necesitar rejilla de refrigeración para el motor, para no dejar simplemente una parrilla cerrada. Opcionalmente, algunas versiones podrán equipar esta parrilla especial iluminada, que a algunos les parecerá un poco “barroca”, mientras que a otros les aportará un toque diferenciador y tecnológico.

Por cerrar el capítulo referido al diseño exterior, aunque te recomiendo que pierdas unos segundos en recorrer la galería de imágenes y aprecies todos los detalles, otra novedad en Skoda es el anagrama de la marca con todas las letras en el portón trasero. Parece algo así como un decir “ahora sí, aquí estoy yo”. Motivos hay para ello.

El diseño interior y el habitáculo del Skoda ENYAQ iV

Si exteriormente es muy probable que pocos identificasen al ENYAQ con un modelo de Skoda de no estar bien presentes los logotipos de la marca, lo mismo podría decirse del interior.

La sorpresa no es una calidad de acabado y una presentación que admiten comparación con cualquier rival, algo que ya viene siendo una constante en los últimos modelos de Skoda. El ENYAQ iV combina elegancia, sofisticación, tecnología y, sobre todo, amplitud. Será eléctrico, pero no renuncia para nada al espíritu “simply clever”, aunque en este caso Skoda lo pase un poco por alto. Seguro que, en parte, porque hay mucho que contar.

Skoda Enyaq Iv 19

Para empezar, todas las versiones vendrán de serie con esa enorme pantalla táctil de 13 pulgadas que puedes ver en las fotos. Desde aquí, y también desde el volante, se controlan todos los sistemas principales del vehículo, aunque se mantiene una hilera de botones físicos por debajo de la salida de la climatización para algunas funciones. Por supuesto, no falta el control por voz.

Son completamente nuevos los asientos, con un diseño muy ergonómico. Llama la atención, en contra de lo que suele ser tendencia, que la instrumentación digital virtual cockpit tenga una pantalla más bien pequeña. A cambio, el sistema HUD de información proyectada en el parabrisas contará con funciones de realidad aumentada, como iconos de dirección para la navegación dinámicos. También cuenta de serie con 7 airbags, siendo novedad el central delantero situado entre piloto y copiloto, más efectivo que el anterior airbag de rodilla.

Mucho espacio, cinco estilos de personalización

Me ha gustado el puesto de mando, por confort y ergonomía, destacando lo bien resuelta que está la consola central flotante en dos niveles, con un amplio hueco en la parte inferior. En cuanto a espacio en las plazas traseras, no es un Karoq… pero casi. Sobran centímetros para viajar bien holgados, y solo apuntaría en el lado negativo que el piso está más alto de lo normal respecto a la banqueta –debajo van las baterías, a lo largo de toda la plataforma–, lo que al sentarte obliga a una postura con las rodillas algo más altas. Otro aspecto que me ha llamado la atención es el de los materiales del revestimiento de las puertas. En las delanteras son suaves al tacto, mientras que en las traseras solo lo parecen, cuando lo tocas es plástico duro; pero no desmerece el acabado general del coche, de notable alto.

Skoda Enyaq Iv 38

Mención especial para el maletero, donde de nuevo sale a relucir la comparación con el Kodiaq. Llegar a los 630 litros de este último sería casi un milagro, si es que no lo es ya ofrecer unos aprovechables 585 litros, con formas muy regulares y un buen hueco bajo el piso de carga donde llevar, entre otras cosas, bien organizado el cable de recarga.

Los clientes que se decidan por un ENYAQ iV podrán elegir entre cinco estilos disponibles de personalización interior: Loft, Lodge, Lounge, Ecosuite y Suite. Sobre el primero, que sería el de serie, el salto en precio es, respectivamente, de 600, 1.350, 1.550 y 1.850 euros, y van cambiando en colores y, sobre todo, materiales utilizados en la tapicería, guarnecidos, alfombrillas y salpicadero: desde tela y materiales reciclados a cuero sintético o natural y ecológico, pasando por tejidos técnicos como microfibras, o combinaciones de los anteriores.

Gama Skoda ENYAQ iV: eliges motor y batería, no equipamiento

Otra novedad a la que habrá que ir acostumbrándose es a la asociación de equipamientos cerrados asociados a las versiones de motor y batería. Se simplifica así la oferta comercial, eliminando largos listados de opcionales, que quedan agrupados en paquetes.

La gama de lanzamiento incluye la versión ENYAQ iV 60, con 180 CV, batería de 58 kWh y 390 km de autonomía WLTP, que tiene un precio desde 39.000 euros; y el ENYAQ iV 80, con 205 CV, batería de 77 kWh y 510 km de autonomía, y precio desde 45.000 euros. Ambos tienen un único motor eléctrico y tracción trasera. Y a los precios mencionados se puede añadir el descuento de la marca (entre 2.000 y 3.000 euros, según versiones) y las ayudas a la compra del Plan Moves, que llegan hasta los 5.500 euros.

Skoda Enyaq Iv 14

El 60 lleva de serie climatizador bizona, acabados cromados, sensores de parking traseros, volante de cuero multifunción y sistema de entrada sin llave. La versión 80 añade sensores de lluvia y luz, radio digital, llantas de 10 pulgadas, compatibilidad con carga rápida de 50 kW y cargador de 11 kW.

Poco después del lanzamiento se completará la gama con el ENYAQ iV 80 X y el RS, ambos con un segundo motor eléctrico, tracción a las cuatro ruedas y una potencia de 265 y 305 CV, respectivamente. En los dos casos la batería es de 77 kWh, con una autonomía de 460 km. Para estas versiones no se ha anunciado precio.

En función de la versión de motor y batería, los tiempos de recarga pueden ser… eternos si enchufas en casa a 2,3 kW (entre 30 y 40 horas) o de poco más de media hora con carga rápida a 125 kW para llegar al 80% de capacidad de la batería. La mejor opción para cargar en casa o en el trabajo es optar por uno de los wallbox que ofrece Skoda a través de Elli, para poder completar la carga completa en una noche. A 7,4 kW esta recarga oscila entre 9 y 12 horas según la capacidad de la batería, y entre 6 y 8 horas con una potencia de 11 kW.

Nuevos sistemas de ayuda a la conducción

Tampoco va mal surtido el ENYAQ iV en lo referido a asistentes a la conducción. Hasta 15 sistemas puede equipar entre los de serie y los opcionales, destacando tres que son nuevos en la marca.

De ellos, dos están relacionados con el aparcamiento. El Trained Parking es un asistente que permite memorizar una maniobra de aparcamiento, por ejemplo desde la puerta del garaje de casa, para replicarla posteriormente cuando se quiera desde fuera del vehículo.

Skoda Enyaq Iv 36

El Remote Parking Control resulta especialmente práctico para terminar de aparcar el coche controlando de forma remota desde el exterior el movimiento final hacia adelante o hacia atrás, por ejemplo al aparcar en un espacio que no permitiría abrir la puerta.

Por último, el Urban Evasive Steering Suppport, aprovecha las ventajas que ofrece la conectividad entre vehículos para recibir información a bordo sobre posibles plazas de aparcamiento libres, o peligros en la carretera, entre otras funciones.

Galería de imágenes Skoda ENYAQ iV


Deja un comentario