Historia del BMW Serie 3. Parte I (de 1975 a 1994)

Historia del BMW Serie 3. Parte I (de 1975 a 1994)

Escrito por: Pablo David González    2 abril 2011     4 minutos

La Serie 3 es uno de los modelos más representativos del espíritu de BMW. Encarna los valores de berlina deportiva como ninguna otra y ha sido así desde que debutó en 1975. Ahora, después de 36 años y más de 12 millones de unidades vendidas en todo el mundo, se prepara para ser reinventada con una nueva generación, la sexta, que pronto llegará a los concesionarios. Tendrá la complicada tarea de continuar la línea de éxito mantenida durante todo este tiempo.

Por ello, creo que es el momento adecuado para hacer un breve repaso a la historia de la Serie 3, la cual comenzó hace casi cuatro décadas en forma de carrocería de dos puertas.

Primera generación (e21), de 1975 a 1983

En julio de 1975 BMW presenta la primera generación de la Serie 3. Se trata de una berlina con dos puertas, dimensiones compactas y carácter deportivo. Mide 4.355 mm de largo, 1.610 mm de ancho y 1.380 mm de alto. El eje delantero se beneficia de una suspensión tipo McPherson, mientras que el trasero goza de suspensión independiente con brazos tirados.

serie3_gen1.1

En un principio todos los motores fueron de cuatro cilindros (código M10), cuyas designaciones correspondían con las siguientes cilindradas: 316 (1.573 cm3), 318 (1.766 cm3), 320 (1.990 cm3) y 320i (1.990 cm3). El 320i contaba con la particularidad de montar un sistema de inyección mecánica de gasolina que sustituía al carburador. En 1977 se añadió un seis cilindros en línea (código M20) que se comercializó bajo las designaciones 320/6 (sustituyó al 320) y 323i. Esta última versión incorporaba además frenos de disco en las cuatro ruedas. El motor 6L generaba en el 323i 143 CV, los cuales permitían alcanzar 190 Km/h de velocidad máxima. Nada mal para la época. Todas las versiones, excepto las más bajas (316 y 318), contaban con faros dobles delanteros.

Entre 1979 y 1980 los motores de cuatro cilindros fueron actualizados. El 316 incrementó su cilindrada hasta los 1,8 litros y su potencia alcanzó 90 CV (seguía utilizando carburador). Por otro lado, el 318 mantuvo la misma cilindrada, pero cambió el carburador por un sistema de inyección. Logró una potencia máxima de 105 CV y pasó a denominarse 318i. En 1981 nació el 315, el nuevo modelo de acceso a gama. Tenía un motor de 1,6 litros con 75 CV de potencia máxima.

serie3_gen1.2

Seis años después del inicio de su andadura, la primera generación de la Serie 3 vendió más de 1 millón de unidades.

Segunda generación (e30), de 1982 a 1994

Se produce un avance en todas las áreas: diseño más aerodinámico, más espacio interior y confort, motores de mayor potencia y una gama más variada. En 1983 aparece la versión de 4 puertas, en 1985 la variante descapotable y el M3, y en 1987 el familiar, que aúna practicidad y deportividad. Además, esta es la generación en la que por primera vez se introduce un propulsor diésel y la tracción integral. Se vendieron más de 2,3 millones de unidades.

serie3_gen2.1

Los avances de BMW en el campo de la reducción de consumos se inician con el motor 6L “eta” (denominación que identifica a las versiones más eficientes, caracterizadas por un corte de inyección más temprano y otra serie de medidas orientadas a mejorar el uso de combustible). Con este motor nos encontramos al 325e, de 122 CV, que además es el primer Serie 3 con catalizador.

En 1985 se unen a la gama el 325i y el 325is (una versión que tenía un equipamiento mejorado con respecto al 325i). Compartían motor de 2,5 litros y 170 CV. BMW se centró en este caso en ofrecer prestaciones antes que consumos reducidos, por eso el límite de revoluciones subió de 5.000 rpm a 6.500 rpm. En 1986 aparece la variante de tracción total 325ix, primero en formato de berlina y luego, en 1987, en familiar. También cabe destacar 318is, de 1989, el primer BMW de producción que equipaba un motor de cuatro cilindros con 4 válvulas en cada uno de ellos. Tenía 142 CV.

serie3_gen2.2

La gama diésel se componía de dos versiones, el 324d, con unos voluntariosos 86 CV, y el 324td, mismo motor, pero con turbocompresor y 115 CV.

El BMW M3 empieza su andadura utilizando el bloque M10 de 4 cilindros, 2,3 litros y una potencia de 195 CV. Sucesivas mejoras terminan dando como resultado el M3 Sport Evolution III, con 238 CV y capaz de pasar de 0-100 Km/h en 6,1 segundos. Fue el inicio de uno de los nombres míticos del mundo de automóvil que a día de hoy aún perdura con todo su vigor.

Pincha aquí para ver la segunda parte.

Fuentes | BMW y Wikipedia

un comentario

  1. Pues la verdad que el M3 de la primera época sigue siendo uno de los coches que algún día me gustaría tener.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.