Honda NSX vs Honda Civic Type R: ¿Será más rápido el pasado o el presente?

Honda NSX vs Honda Civic Type R: ¿Será más rápido el pasado o el presente?

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    1 mayo 2018     3 minutos

Honda ha marcado un antes y un después con el Civic Type R y el NSX, dos modelos que se ven cara a cara para demostrar cuál es mejor, pasado o presente.

Todas las marcas de automóviles cuentan con un modelo icónico entre sus filas, el cual se ha encargado de marcar un antes y un después en la historia del motor pero, ¿qué sucede cuando son dos modelos los que han hecho mella? En esta tesitura se encuentra Honda, una firma que fue la encargada de mostrar al mundo dos de los vehículos más emblemáticos de todos los tiempos: el NSX y el Civic Type R. Pese a sus diferencias, los compañeros de Carwow los han enfrentado a una carrera con el objetivo de verificar cuál es más rápido y cómo ha evolucionado la marca en todo este tiempo.

Ambos vehículos fueron creados con claras aspiraciones deportivas, pero el Civic Type R coetáneo al NSX no estaba a su altura ni en prestaciones ni en puesta a punto. Sin embargo, tras el transcurso de los años la firma nipona ha ido mejorando e incrementando el conjunto de su compacto más radical, hasta el punto de convertirse en el vehículo de tracción delantera más rápido y pudiendo ser superior a su hermano.

Si nos centramos en el superdeportivo de Honda, nos encontraremos con que su segunda generación vive en la actualidad con el legado que dejó aquel emblemático NSX. Este modelo ha sido uno de los más cotizados y deseados dentro de Honda, ya que fue la apuesta de la marca para demostrar al resto del mundo que sí sabían cómo hacer un buen deportivo que pudiese plantarle cara a los europeos.

En las entrañas del NSX original nos encontraremos con un poderoso propulsor V6 atmosférico capaz de producir 294 CV de potencia y 304 Nm de par. Toda esta potencia era trasladada al eje posterior, haciendo que el superdeportivo japonés alcanzase los 100 Km/h en 5,7 segundos y una velocidad máxima de 270 Km/h. Estas cifras hicieron que el resto del mercado temblase ante la presencia del Honda NSX, sin embargo, la firma nipona no se ha quedado de brazos cruzados.

El Civic Type R se caracteriza por ser uno de los compactos más rápidos de todos los tiempos, algo que consigue con su motor de cuatro cilindros en línea y 2.0 litros capaz de producir 320 CV y 400 Nm de par. Dicha potencia supera en muchos aspectos a la declarada por el NSX pero, pese a esto, el superdeportivo de Honda cuenta con una gran aerodinámica y con un menor peso, dos factores fundamentales para vencer en la pista.

El NSX se procalama como un claro vencedor en la carrera de drag pese a que la diferencia con el Type R fue ínfima. Sin embargo, cuando la salida se produce en movimiento podemos observar como el compacto toma la delantera rápidamente. De esta forma, podemos ser testigos de la clara evolución que ha sufrido Honda con el paso del tiempo pero, por otra parte, también podemos admirar con detenimiento la buena base de la que ha partido la marca.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.