Marchionne quiere darle a Ferrari un nuevo Dino con motor V6 central

Marchionne quiere darle a Ferrari un nuevo Dino con motor V6 central

Escrito por: Guillermo Arnal    6 junio 2015     Comentario     4 minutos

El devenir de los acontecimientos ha dejado todavía más patente que existe un abismo entre Luca di Montezemolo y Sergio Marchionne. A pesar de ello, el nuevo presidente de Ferrari, que compagina el puesto con el liderazgo de Fiat Chrysler Automobiles, imprimirá una huella indeleble a su paso por el fabricante de Maranello. Sus declaraciones poco tienen que envidiar por su carácter polémico a las de su predecesor. Las últimas, pronunciadas a la revista británica Autocar, darán conversación a los amantes de la marca durante mucho tiempo.

Marchionne se propone añadir un nuevo vehículo a la gama de Ferrari que rescate la denominación Dino. La decisión, según explicó a Autocar, es firme y únicamente queda por determinar cuándo se producirá. El modelo no representará una reinterpretación moderna de los productos de aquella submarca -pues no se comercializaban como Ferrari- de los años sesenta y setenta. El objetivo consiste, más bien, en crear y ocupar un quinto hueco en el abanico actual de deportivos.


dino-206-SP

Partiendo de lo que le ha contado Marchionne, Autocar vaticina para el próximo Dino un carácter más prestacional que el del California T e, incluso, de los deportivos de la antigua submarca.La publicación inglesa describe al Dino del siglo XXI como una alternativa al California T más próxima a un deportivo puro y duro. Mientras que el descapotable de configuración 2+2 cuadra más con el concepto de vehículo orientado a la conducción relajada y un uso lúdico, su próximo compañero apostará por el dinamismo, las emociones y otros atributos que encajen mejor con lo que los aficionados puristas entienden por un auténtico Ferrari. Entre ellos destacará su distribución mecánica: a diferencia del California T, el Dino llevará su motor en posición central.

Pero detrás de estas promesas se esconde otra meta en la que se basa la concepción de este vehículo. El verdadero papel del nuevo Dino será contribuir a seguir reduciendo la media de emisiones contaminantes de la oferta de Ferrari. Aunque la adopción de propulsores turboalimentados supone un primer paso, el fabricante italiano necesita continuar trabajando para ajustarse a las normativas más exigentes que regirán los mercados chino, estadounidense y europeo.

La condición de independencia en la que vive ahora Ferrari, escindida de FCA, le impide utilizar las cifras de emisiones de CO2 del grupo italoamericano en la mejora de su cómputo particular. Este Dino deberá, por tanto, emplear una mecánica eficiente y relativamente más respetuosa con el medio ambiente de lo que habitualmente maneja Ferrari.

dino-208-GT4

Los indicios apuntan a que este Dino se alimentará de un V6 biturbo de 500 CV.Autocar asegura que Marchionne apunta a un motor V6 sobrealimentado por dos turbocompresores capaz de producir 500 caballos de potencia. Si bien la cantidad está por debajo de la del California T, cuyo V8 biturbo de 3,9 litros desarrolla 560 CV, Ferrari persigue conferirle unas prestaciones similares, o incluso superiores, y el prestigio intrínseco de sus productos.

El presidente de la marca y consejero delegado de FCA expresó su satisfacción por los resultados extraídos de investigaciones internas acerca de la producción de este propulsor. No olvidemos que Ferrari ya fabrica motores V6 con doble turbocompresor para Maserati, de modo que cuenta con experiencia previa en el campo.

El propósito del fabricante será que el público vea al nuevo Dino como un verdadero Ferrari y no como un modelo barato y de clase inferior.Otro fleco en torno al que Marchionne se resistió a explayarse reside en cómo influirá la incorporación del Dino a la producción anual de Ferrari. Hoy en día, de sus cadenas de montaje salen 7.000 coches al año. El ejecutivo oriundo de Chieti quiere proteger la imagen de exclusividad de Ferrari. Un aspecto que no solo implica esforzarse para evitar que el público contemple el Dino como otro modelo “barato y de categoría inferior“, sino también que el ritmo de ensamblaje crezca demasiado hasta el punto de que sus productos se devalúen.

Marchionne matizó a Autocar a este respecto: “Prefiero que se produzcan 500 coches menos de lo que pide el mercado en vez de 500 adicionales. Tenemos que atenernos a las expectativas de nuestros clientes en cuanto a Ferrari como marca de renombre”. Muchas responsabilidades para el futuro benjamín de Ferrari, que no siempre ha gozado de demasiada suerte cuando ha jugado la carta del deportivo económico para ampliar el público al que se dirige.

Vía | Autocar

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.