Más datos de los nuevos BMW M4 y M3

Más datos de los nuevos BMW M4 y M3

Escrito por: Fernando Alvarez    12 diciembre 2013     5 Comentarios     4 minutos

El BMW M3 Coupé de la cuarta generación, del que se fabricaron más de 40.000 ejemplares, cede el paso al nuevo modelo BMW M4 Coupé, que se encargará de continuar la exitosa historia de su antecesor y, a la vez, con su denominación M4 marca el inicio de la serie que se basa en la anterior. Por primera vez se estrenan simultáneamente la versión coupé y la versión de cuatro puertas, que según la lógica de la denominación de tipos de modelos de la marca, es la berlina BMW M3.

Lo más apreciado serán los cambios en el motor. El motor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo y de altas revoluciones, completamente nuevo y desarrollado especialmente para la nueva berlina BMW M3 y para el nuevo BMW M4 Coupé, tiene una potencia máxima de 431 CV. Su par motor máximo, disponible durante un amplio margen de revoluciones, es de 550 Nm, lo que significa que supera el par máximo del modelo antecesor en aproximadamente un 40%. El consumo y las emisiones son inferiores en aproximadamente 25%. Tanto la berlina BMW M3 como el BMW M4 Coupé paran el crono en 4,1 segundos (con la caja opcional M de siete marchas y doble embrague) al acelerar de 0 a 100 km/h.

Importante reducción de peso

bmw-m4

En comparación con el modelo anterior, fue posible reducir el peso en 80 kilogramos. Esta reducción beneficia el comportamiento dinámico y, además, aumenta la eficiencia de ambos modelos. Concretamente, el BMW M4 Coupé pesa 1.497 kilogramos en orden de marcha según norma DIN. Este resultado se consiguió gracias a la aplicación de numerosas medidas destinadas al uso de materiales ligeros, entre ellas, el uso más generalizado de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) y la utilización de aluminio en diversos componentes que son parte del chasis y de la carrocería. A modo de ejemplo cabe realzar que los dos modelos tienen un techo de fibra de carbono.

Nuevo sistema de refrigeración

bmw-motor

Una de las metas prioritarias durante el trabajo de desarrollo de la berlina BMW M3 y del BMW M4 Coupé consistió en obtener dos modelos aptos para hacer buenos tiempos en circuitos de carrera. Por lo tanto, ambos tienen un sistema de refrigeración configurado para el uso en circuitos, capaz de garantizar una temperatura óptima del motor, del turbo y de la caja. El guiado del aire de aspiración del motor de seis cilindros no solamente incluye dos turbocompresores sino también un sistema de refrigeración indirecta del aire de alimentación para que la carga y, por ende, la potencia, sean máximas. Y para que el sistema de refrigeración sea apropiado para los circuitos, los coches tienen un radiador principal y radiadores laterales para los circuitos de alta y de baja temperatura y, además, para la refrigeración del aceite del motor y de la caja de cambios (en el caso de la caja M de doble embrague).

La transmisión renovada

bmw-interior

De serie, la transmisión está a cargo de una caja de cambios manual de seis velocidades y un robusto embrague de dos discos. Esta caja, en comparación con la anterior, es más compacta y, además, pesa doce kilogramos menos. Con el fin de conseguir que el cambio de marchas sea más cómodo, esta caja manual funciona con discos de sincronización recubiertos de una capa de fricción de carbono. La lubricación de cárter seco se ocupa de alimentar suficiente aceite a todas las piezas. Al bajar de marchas, la caja produce un toque del acelerador, una función que hasta ahora era exclusiva de la caja M de doble embrague.

Dirección electromecánica

Otra nueva característica es la dirección electromecánica con función Servotronic, que adapta electrónicamente la fuerza que debe aplicarse en el volante a la velocidad del coche. De este modo, el comportamiento de la dirección es óptimo a cualquier velocidad. Tanto en la berlina BMW M3 como en el BMW M4 Coupé pueden activarse tres líneas características de la dirección simplemente pulsando una tecla (COMFORT, SPORT y SPORT+), los mismos que los de la suspensión adaptativa M. De esta manera es posible adaptar la asistencia de la dirección al uso específico del coche y a las preferencias personales del conductor.

La casa alemana retorna a la tradición de los motores de seis cilindros en línea, que ya distinguieron a la segunda y tercera generación. La potencia máxima de 431 CV es ligeramente mayor a la del motor de ocho cilindros de la generación anterior. La velocidad máxima es de 250 km/h con corte electrónico, pero con el Driver’s Package opcional, la velocidad punta es de 280 km/h. Al mismo tiempo, el propulsor ofrece buenos valores de consumo, necesitando apenas 8,3 L/100Km, con emisiones de CO2 de apenas 194 g/km.

Fuente | BMW

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.