Los mitos de la conducción autónoma y la realidad que llega

Los mitos de la conducción autónoma y la realidad que llega

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    7 junio 2022     4 minutos

Los coches autónomos serán una realidad dentro de poco tiempo, pero mientras siguen surgiendo mitos e ideas equivocadas que crean dudas. Te las explicamos.

La conducción autónoma todavía queda muy lejos para el común de los mortales, pero las marcas están trabajando para que se convierta en una realidad. Aunque tarde bastante en llegar. Por ese motivo, los mitos sobre este sistema de conducción en el que el conductor parece innecesiario no dejan de crecer. Pero ¿es cierto todo lo que nos cuentan sobre ello? ¿Hay posibilidades de que la conducción autónoma sea real, inmediata y eficiente?

Vamos a repasar alguno de esos mitos, gracias a la ayuda de Audi, que ha presentado estos ocho mitos presentes en la actualidad y la respuesta sobre todas esas cosas en la que existen dudas y evita que se comprenda bien este tipo de tecnología.

Los coches autónomos serán comos los actuales, pero sin conductor

Los coches necesitan unas características mínimas para funcionar. A partir de ahí, todo se puede mejorar y hacer que sea más eficiente. En el caso de los coches autónomos, podemos encontrar un diseño exterior que pueda resultar ser muy parecido a los coches tradicionales. Pero es en el interior donde se puede encontrar una diferencia fundamental. El espacio disponible se reparte de otra manera y la conducción autónoma permite que se puedan eliminar elementos como el volante y los pedales.

La distribución de los elementos del habitáculo puede resultar más atractiva y funcional para los ocupantes. Los asientos pueden ir enfrentados y el conductor no ha de estar pendiente de la carretera, así que no requiere estar mirando todo el rato a la misma. Eso lo tienen en cuenta los diseñadores y trabajan para convertir al coche en un lugar distinto al actual.

El software del coche es necesario para que funcione

El software a bordo del coche es fundamental para que funcione, pero no solo eso. Es necesaria una red de infraestructura conectada que se comunique con el vehículo y sirva de guía para que este se mueva con libertad. Esta red ofrecerá información para que el coche pueda funcionar de manera autónoma de manera mucho más eficiente y segura para todos, ocupantes y el resto de usuarios de la vía.

Conducción autónoma = menos diversión

Que la conducción es algo que disfrutamos muchas personas es algo que ya sabemos. La conducción autónoma no eliminará esa diversión. Todos los fabricantes tienen en cuenta que la conducción se ha de respetar y mantener. Por eso quien quiera podrá seguir conduciendo y manteniendo el control sobre el coche.

Menos seguridad ante ciberataques

Los ciberataques son poco probables, pero los fabricantes trabajan para evitar que se produzcan. La seguridad es bastante elevada y se ha convertido en una realidad que evitará todos los intentos de hacerse con el control del vehículo desde fuera. La tecnología consigue convertir cada uno de estos vehículos autónomos en algo totalmente seguro y eficiente.

Necesitan menos espacio para aparcar

Los coches autónomos no necesitan al conductor para aparcar. Así que no es necesario abrir puertas en la plaza de aparcamiento. Esto hace que sea más eficiente a la hora de aparcar. El coche autónomo no necesitará ser aparcado, sino que podrá hacer la maniobra por sí solo, sin tener un conductor que tenga que salir del coche una vez parado.

No hay legislación para coches autónomos

Hay países que están más avanzado que otros legislando sobre este tema. Estados Unidos y China están trabajando en ello y se han aprobado normas para esta tecnología que todavía es incipiente. Pero es importante saber que en países de nuestro entorno se ha conseguido establecer un marco legal que ya permite crear este tipo de movilidad autónoma. En principio, en trayectos sencillos y para determinados vehículos. Pero poco a poco, a medida que la tecnología se vaya aplicando, será más común.

Nuevo Audi A7 Sportback: a la vanguardia de la tecnología

Nuevo Audi A7 Sportback: a la vanguardia de la tecnología

El nuevo Audi A7 Sportback acaba de salir a la luz y cuenta con todas las nuevas tecnologías del mercado que hereda directamente del A8. Llegará en febrero.

LEER MÁS

El dilema del tranvía

La seguridad del coche autónomo se suele mostrar como el viejo dilema del tranvía. Se trata tomar una decisión para evitar un accidente. El coche autónomo debe elegir la manera de evitar un accidente y en caso de que haya la posibilidad de que haya víctimas en todas las opciones posibles, elegir para causar el menor mal. Esto no dependerá del coche, sino de la programación recibida. Así, utilizará el software introducido por los programadores, así que la decisión será, en última instancia, tomada por humanos. Una de las grandes dudas que existe sobre el coche autónomo y que se está ajustando para que no exista ningún riesgo.

El precio

Es normal que el coche autónomo sea más caro que uno convencional. La tecnología empleada tiene un coste y el desarrollo de la misma, también. Pero este coste se va amortizando poco a poco y se diluye con el tiempo. Así, es necesario que pase un tiempo hasta que los precios se ajusten y bajen hasta niveles aceptables para todos los usuarios.


Deja un comentario