Mitsubishi en el Salón de Ginebra 2013

Mitsubishi en el Salón de Ginebra 2013

Escrito por: Guillermo Arnal    6 marzo 2013     Comentario     3 minutos

Más prototipo que producto definitivo tiene este año Mitsubishi en su stand de Ginebra. De sus tres novedades, la que está a nada de salir a la calle es el Space Star, nombre para Europa del Mirage que ya conocimos en el Salón de París del año pasado. En su presentación se confirmó que iba a lanzarse en este mercado durante el primer trimestre de 2013 y por ello la marca japonesa ha aprovechado la feria suiza para mostrarlo al público.

El Space Star mide 3,7 metros de largo, 1,6 de ancho y 1,49 de alto. Se caracteriza sobre todo por su reducido peso, 845 kg en su versión más básica, logrado mediante el uso de aceros resistentes y muy maleables. El diseño prácticamente no ha cambiado nada desde el Mirage y se queda en un modelo mucho más discreto y austero que el Colt al que sustituye, algo parecido a lo que le ocurrió al Nissan Micra. Su habitáculo es amplio para cinco adultos porque exprime al máximo las dimensiones exteriores. La fila de atrás posee asientos planos y su maletero ofrece 235 litros.


CIMG4901

Su gama de motores inicial se compone de dos opciones de gasolina: un 1.0 de 71 CV de potencia y 88 Nm de par máximo que consume cuatro litros a los 100 km y emite 92 gramos de CO2 por kilómetro; y un 1.2 de 80 caballos y 106 Nm de par cuyo gasto de combustible sube apenas una décima respecto al anterior y sus emisiones son seis gramos más. Ambos van unidos por defecto a una caja manual de cinco relaciones, pero existirá en opción solo para el 1.2 la nueva transmisión CVT IVECS-III de la marca.

Según el mercado, Mitsubishi afirma que el Space Star irá equipado de serie con una serie de tecnologías que lo hagan más eficiente, como el sistema Stop & Go automático, neumáticos de baja fricción o sistema de recuperación de energía en las frenadas. Además el salpicadero cuenta con una pantalla denominada “Eco Drive Assist” que muestra cómo de eficiente es la conducción. En el apartado de seguridad, la lista de elementos de serie cuenta con ABS con EBD, ESP, TCS y, si lleva la CVT, ayuda al arranque en cuesta.

CIMG4909

En cuanto a los prototipos, ambos le sirven a Mitsubishi para avanzar en su desarrollo de tecnologías limpias que acabarán usándose en modelos de calle. El pequeño es el CA-MiEV, una reinterpretación del urbano eléctrico del que toma prestado el apellido. Luce un diseño mucho más anguloso y arriesgado que marca un coeficiente de resistencia al aire de 0,26. Sus baterías de ion-litio de alta densidad le permiten recorrer hasta 300 kilómetros con una carga. Otra novedades que aporta es la carga sin cables, todavía en pruebas.

El concepto menos discreto es el GR-HEV, de 5,4 metros de largo. Con él Mitsubishi aplica por primera vez para ella una tecnología híbrida en una pick-up. Concretamente es exactamente la misma que mueve al Outlander PHEV que está a la venta. En el caso del prototipo, la combinación de motor Diesel, otro eléctrico y una masa reducida de apenas una tonelada consiguen unas emisiones de CO2 de 149 g/km. Y todo sin renunciar al sistema Super All Wheel Control de la casa. Según Mitsubishi, el GR-HEV es además una declaración de intenciones en cuanto al diseño de la próxima L200.

Fotos | Equipo Highmotor

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.