Neumáticos de invierno: ¿cómo funcionan y por qué agarran tanto sobre nieve?

Neumáticos de invierno: ¿cómo funcionan y por qué agarran tanto sobre nieve?

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    11 enero 2021     4 minutos

Un compuesto de caucho especial y una banda de rodadura con laminillas o microsurcos permiten a los coches con neumáticos de invierno seguir avanzando sobre la nieve.

Probablemente no hayas oído hablar tanto de los neumáticos de invierno como estos días, con el temporal de nieve, frío y hielo que nos ha traído Filomena. Sin embargo, en otros países donde sufren las inclemencias del invierno con mayor severidad, los neumáticos de invierno incluso son obligatorios durante muchos meses del año.

Usuarios con sus coches equipados con neumáticos de invierno avanzando sobre la nieve mientras otros se quedaban atrapados, coches de la Guardia Civil de Tráfico y de servicios de seguridad y emergencias asistiendo a los conductores… Las redes sociales se están llenando estos días de testimonios que han abierto los ojos a muchos usuarios de la importancia de llevar los neumáticos adecuados para enfrentarse a la carretera en condiciones climatológicas adversas.

Y los neumáticos de invierno se han convertido en absolutos protagonistas. Muchos son los que se plantean la duda: ¿qué tiene un neumático de invierno o con certificación invernal, aparentemente igual a un neumático de verano, para ofrecer esa capacidad de agarre y de tracción sobre nieve y hielo? ¿Por qué funcionan tan bien cuando la temperatura exterior es muy baja? Pues vamos a verlo.

Compuesto especial: más agarre con temperaturas bajas

La primera de las claves de los neumáticos de invierno y de los All Season o Todo Tiempo es que utilizan un compuesto de goma en la fabricación de la banda de rodadura con la flexibilidad necesaria para adaptarse a las rugosidades de la carretera con temperaturas muy bajas.

Neumaticos Iniverno 1

Normalmente, los neumáticos de invierno sacan a relucir las ventajas de estos compuestos frente a los neumáticos de verano para temperaturas exteriores inferiores a los 7 grados centígrados. En estas condiciones, ofrecen mejor tracción, más agarre, menor distancia de frenado y mayor resistencia al aquaplaning que un neumático de verano, en los que el caucho tiende a endurecerse, lo que reduce las prestaciones.

Laminillas: la clave para ofrecer agarre en nieve y hielo

Junto al compuesto especial, los neumáticos de invierno tienen una serie de “laminillas” o micro surcos en los bloques del dibujo de la banda de rodadura, que también suele tener mayor profundidad.

Por ejemplo, los neumáticos UltraGrip de GoodYear alcanzan hasta 2.500 de estos microsurcos, que se combinan con la tecnología denominada SnowGrip, para que los surcos incidan unos sobre otros, lo que va literalmente “abriendo” la nieve y deshaciéndola, permitiendo un mayor agarre. Michelin, por ejemplo, aplica su tecnología EverGrip en los Alpin 6, con un dibujo evolutivo que hace que las ranuras se ensanchen según el neumático se desgasta, además de usar un compuesto multicapa en la banda de rodadura.

Neumaticos Iniverno 4

Básicamente todos los neumáticos de invierno tienen este tipo de construcción: compuesto especial más flexible con bajas temperaturas y multitud de laminillas, con efectos autoblocantes al incidir unas sobre otras, para aportar mayor estabilidad. Por son adecuados para circular en condiciones de mucha nieve. Pero este diseño hace que sea recomendable sustituirlos cuando finaliza el invierno.

Neumáticos All Season o Todo Tiempo: válidos para todo el año

Una solución para utilizar los mismos neumáticos todo el año y garantizar la movilidad en invierno manteniendo un buen equilibrio de prestaciones, consumo y duración, sin renunciar a la movilidad en condiciones eventuales de nieve o hielo son los neumáticos All Season o Todo tiempo, como por ejemplo los Goodyear Vector 4Season Gen-3, o los Michelin CrossClimate.

Neumático 4season Goodyear

Estos neumáticos cuentan igualmente con certificación invernal, identificada por el marcaje 3PMSF con una montaña de tres picos y un copo de nieve en su interior, lo que les habilita para circular sobre nieve y son una alternativa legal y segura a las cadenas. En este caso, estos neumáticos utilizan un compuesto con una flexibilidad intermedia entre la de un neumático 100% de invierno y uno de verano, con menos surcos o láminas que los de invierno.

También es frecuente en estos neumáticos utilizar un diseño de la banda de rodadura en forma de V, combinando las láminas con el diseño biselado de los tacos para mejorar la eficacia del frenado en superficies secas, manteniendo las prestaciones de frenada y tracción sobre nieve.

Recopilación información de interés sobre neumáticos de invierno

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.