Nuevos Porsche 911 Turbo & Turbo S, más potencia y más prestaciones

Nuevos Porsche 911 Turbo & Turbo S, más potencia y más prestaciones

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    1 diciembre 2015     2 minutos

Porsche ha anunciado el lanzamiento de la renovación de uno de los pilares fundamentales de la gama de su modelo más irónico, el 911.

Hablamos del 911 Turbo, que adopta el restyling que sufrió el resto de la gama hace unos meses, mejorando ligeramente su rendimiento mecánico.

El 911 es uno de esos modelos que todo, todo el mundo conoce. Cuando alguien menciona la palabra «Porsche», automáticamente se nos viene a la cabeza la silueta de este deportivo alemán «todo atrás». Por eso, para la firma alemana es tremendamente importante que todas y cada una de las variantes del 911 cumplan con las expectativas.

911 Turbo Cabriolet

La actual generación, denominada 991, ha sufrido hace unos meses un restyling que ha supuesto una mejora tanto en el plano estético como en el mecánico. Exteriormente se han mejorado detalles como los faros delanteros, las luces diurnas, las llantas o la cubierta motor trasera.
En el interior, sutiles toques modernistas como un nuevo volante heredado del 918 Spyder y un nuevo equipo multimedia aportan tecnología a un habitáculo ya de por sí muy bien construido y rematado.

Mecánicamente, el restyling ha traído consigo una de las grandes novedades dentro del mundo 911, ya que, por primera vez en la historia, los modelos «normales» (Carrera-Carrera S) utilizarán propulsores sobrealimentados, dejando de lado la aspiración atmosférica y reservándola para modelos minoritarios como los GT3 y GT3 RS.

Ahora, el 911 Turbo mejora también su rendimiento mecánico. El motor es básicamente el mismo que hasta ahora, manteniendo el 3.8 de seis cilindros bóxer utilizado hasta el momento. La potencia total asciende 20 CV hasta alcanzar los 540 CV, mientras que la variante Turbo S sube hasta los 580 CV.

911 Turbo 2

Las prestaciones mejoran también ligeramente, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.0 segundos para el Turbo y en 2.9 segundos para el Turbo S. La velocidad máxima de la variante Turbo es de 320 km/h, mientras que el Turbo S alcanza los 330 km/h. El consumo de combustible se ha reducido en 0.6 litros, quedándose en 9.1 litros cada 100 km en ciclo mixto.

Fuente | Porsche


Deja un comentario