El Opel Insignia GSi se despide del motor diésel en pro de un gasolina menos potente

El Opel Insignia GSi se despide del motor diésel en pro de un gasolina menos potente

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    9 enero 2020     2 minutos

Opel acaba de anunciar la renovación del Insignia, un modelo que renuncia a la variante GSi diésel a favor de una gasolina menos potente que la anterior.

El sector de las berlinas deportivas diésel encaja muy bien en algunas marcas, pero Opel ha decidido desechar la idea. Fue con el Insignia con el que la marca del rayo recuperó el emblemático apellido GSi que tantos vehículos deportivos ha representado y, pese a que su función no ha cambiado, sí que han cambiado los modelos sobre los que este se posa. La berlina germana gozó de dos variantes GSi cuya diferencia radicaba en el tipo de combustible que usaban, pero ahora Opel tan solo ofertará un único Insignia deportivo.

De momento, el Insignia es uno de los pocos modelos que no ha sucumbido ante el gobierno de PSA sobre Opel, pero será tan solo cuestión de tiempo que lo haga. Con esta premisa, la berlina sigue contando con piezas originales de General Motors, pero esto no ha impedido que se vea superada por las normativas anticontaminación y lo que estas implican.

Antes de la renovación del Insignia -que ahora cuenta con pequeñas mejoras estéticas, tecnológicas y mecánicas- Opel ofrecía dos variantes GSi. La primera de ellas se encontraba protagonizada por un propulsor diésel de 2.0 litros capaz de producir 210 CV y había sido ideado para aquellos que querían disfrutar de la deportividad pero sin sufrir demasiado por culpa de unos consumos demasiado desorbitados.

Opel Insignia Gsi Diesel Desaparicion 2

No en balde y para el consuelo de muchos, la casa alemana también contaba con una versión pensada para satisfacer a los más petrolhead. Esta se encontraba animada por un motor también de 2.0 litros solo que en esta ocasión gasolina y con la capacidad de erogar 260 CV y 400 Nm de par, unas cifras muy atractivas y que hacían que el Insignia GSi entrase a competir de tú a tú con modelos como el Skoda Octavia RS.

Pero los tiempos están cambiando, y esto afecta también a esos coches con un claro espíritu deportivo. Es por esto que recién renovado Opel Insignia GSi renuncia a la variante diésel para ofrecerse única y exclusivamente con un motor gasolina, solo que en esta ocasión con 230 CV y 350 Nm de par, prestaciones muy respetables pero que hacen que echemos en falta el poderío del que gozaba hasta hace no mucho.

Opel Insignia Gsi Diesel Desaparicion 1

El mundo automovilístico está experimentando trascendentes modificaciones que no son del agrado de todos, pero que se están llevando a cabo por el bien del planeta. Serán cambios paulatinos y que no se aplicarán de manera drástica, pero se encargarán de hacer que el coche deportivo sea muy diferente respecto al que conocemos hoy en día.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.