El Porsche 911 GT2 RS no tira la toalla: el superdeportivo germano vuelve a coronarse en Nürburgring

El Porsche 911 GT2 RS no tira la toalla: el superdeportivo germano vuelve a coronarse en Nürburgring

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    2 noviembre 2018     2 minutos

El Porsche 911 GT2 RS ha vuelto a convertirse en el rey de Nürbrugring, algo que ha sido posible gracias a la mejora aerodinámica y de chasis de Manthey-Racing

La guerra en el sector de los superdeportivos se está aderezando en Nürburgring, uno de los principales escenarios para que los miembros de este segmento no solo muestren su valía, sino también su nivel de prestaciones. El Lamborghini Aventador SVJ fue el encargado de arrebatarle el título de más rápido al Porsche 911 GT2 RS, el arma más afiliada y precisa hasta la fecha de los de Stuttgart. Sin embargo, la casa germana no quiso tirar la toalla, y ha estado trabajado arduamente para recuperar lo que una vez fue suyo, algo que consiguieron el pasado día 25 de octubre con una vuelta rápida de 6:40.3 minutos.

Porsche ha puesto toda la carne sobre el asador para poder recuperar el trono en Nürburgring, algo posible gracias a una puesta a punto más afinada del GT2 RS. Para alcanzar un rendimiento más óptimo, la firma alemana ha recurrido al conocimiento de Manthey-Racing, una compañía encargada de ofrecer kits de mejora para diferentes vehículos, entre los que se encuentra el 911 más radical.

Estas importantes mejoras se han aplicado principalmente en aspectos aerodinámicos y a nivel de chasis, dos componentes que pueden marcar una diferencia drástica si son modificados adecuadamente. Al mismo tiempo, este paquete no está centrado exclusivamente en los vehículos de circuito, sino que se puede aplicar en cualquier unidad del Porsche 911 GT2 RS, permitiendo a sus clientes experimentar el mismo nivel de mejora que presenta el vehículo que se ha encargado de recuperar la corona de rey de Nürburgring.

Sin embargo no solo es necesario un buen coche para plantar cara a las adversidades del infierno verde, sino también unas manos expertas que sepan trasladar con éxito todo el potencial del vehículo al asfalto. En esta tesitura se encuentra Lars Kern, el piloto al que le fue encomendada la misión de alzarse de nuevo con el récord en Nürbrugring y que cuenta con una amplia experiencia rodando por el trazado de este.

En lo que respecta a la mecánica del 911 GT2 RS no apreciamos ninguna apariencia, ya que los cambios proporcionados por Manthey-Racing no afectan al corazón turboalimentado del superdeportivo germano. Con esta premisa, en las entrañas del nuevenonce más radica nos encontramos con un propulsor de seis cilindros capaz de producir 700 CV de potencia y 750 Nm de par, cifras más que suficientes para desbancar a numerosos vehículos del mismo calibre.

De esta forma Porsche ha vuelto a Nürburgring para recuperar su título, un acto que nos demuestra que esta ardua batalla tan solo acaba de comenzar, y que nos permitirá ser participes de multitud de intrépidos duelos sobre el asfalto del infierno verde que tendrán como objetivo destronar al 911 GT2 RS.


Deja un comentario