Porsche 911 GT3: la deportividad en su estado más puro a lo largo de la historia

Porsche 911 GT3: la deportividad en su estado más puro a lo largo de la historia

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    14 enero 2018     4 minutos

El Porsche 911 GT3 ha sido desde su nacimiento uno de los deportivos más puros y extraordinarios. Hoy haremos un análisis de todas las versiones del modelo.

Cuando pensamos en deportivos no podemos evitar pensar en motores de gran cilindrada, cifras que superan nuestra imaginación y un escandaloso sonido que resuena por doquier. Sin embargo, podemos llegar a percibir el concepto de deportividad desde un punto de vista más suave y limpio, dos elementos que confluyen en un único vehículo, el Porsche 911 GT3. No es el más rápido, ni el más potente, ni el más radical, pero su esencia y alma convierten al contrincante germano en uno de los modelos más puros del mercado.

Hace no mucho, vimos como la última variante del GT3 llegaba al mercado, siendo uno de los pocos deportivos de la actualidad que se mantiene fiel a sus principios: motor atmosférico, tres pedales y una caja cambios donde el conductor es el encargado de engranar las marchas. Es cierto que las demás variantes del nueveonce han renunciado a estas características y han optado por recurrir a motores turbo, pero la firma ha tenido en consideración a sus clientes más puristas.

El 911 GT3 nace como una variante más radical del deportivo alemán, posicionándose en segundo lugar tras su hermano mayor, el GT3RS. Sin embargo, el prestigio y buena fama que presenta este coche no se ha conseguido de la noche a la mañana y por eso vamos a hacer un repaso de la historia de este modelo. Para ello, debemos remontarnos unos cuantos de años atrás.

Porshe 911 Carrera RS: el origen de una leyenda

En el año 1974 fue cuando la firma creó al padre del GT3, el denominado Carrera RS. Estas siglas hacían acto de presencia por primera vez en un deportivo de producción, respondiendo al nombre de Rennsport en alemán, cuyo significado literal es coche de carreras. En su interior escondía un poderoso motor de 2.7 litros atmosférico capaz de producir 210 CV de potencia, los cuales se encargaban de mover una masa de apenas 1.075 Kg.

Porsche-911-Carrera-RS-01

Sin duda alguna, este modelo marcó un antes y un después en la historia de la marca, teniendo en cuenta que a partir de esta versión el 911 adoptó un carácter mucho más rabioso y divertido. Tras la aparición de las siglas RS, se le acopló la denominación GT3.

La versión 996: el primer GT3 oficial

Fue en el año 1999 cuando Porsche introdujo las siglas GT3 en un modelo de producción. Aprovecharon la versión 996 del 911 para crear a este gran deportivo, el cual recibía un fuerte legado por parte de su antepasado. En su interior se mantenía intacta la filosofía, ya que contaba con un motor de seis cilindros atmosférico basado en los que usaba la marca en los vehículos de carreras, como el 911 GT1.

Porsche-911-996-GT3-02

Desarrollaba 360 CV de potencia y estaba asociado a una caja manual de seis velocidades y tracción trasera. Sin duda alguna, este 911 se convirtió en todo un deportivo de pura cepa ya que, sin ser el más potente ni el más rápido, era capaz de transmitir sensaciones en todos los sentidos. Fue en el 2005 cuando la siguiente versión sustituyó al 996.

Porsche 911 GT3 997: el legado continúa

La segunda generación del GT3 llegó de la mano del 997 en el año 2006. Esta variante presentaba un gran trabajo aerodinámico, donde se había reforzado hasta el último detalle. Fue el primer GT3 que incluía suspensión adaptativa, con la intención de hacerlo un vehículo más versátil, aunque su concepción estaba claramente enfocada al circuito.

Porsche-911-997-GT3-01

En su interior presentaba un motor de seis cilindro -también atmosférico- que desarrollaba 415 CV potencia, extraídos de 3.7 litros. La gran relación peso-potencia, permitían a este GT3 alcanzar los 100 Km/h en 4,1 segundos y una velocidad máxima de 311 Km/h.

Porsche 911 GT3 991: afinando la perfección

En el año 2013, Porsche presentó la variante deportiva de su último 911, el GT3 991. Originalmente, contaba con un motor de 3.8 litros capaz de entregar 482 CV de potencia y estirarse hasta las 8.250 revoluciones. Este vehículo es capaz de alcanzar los 100 Km/h en 3,1 segundos, siendo uno de los Porsche de producción más rápidos de la historia.

porsche-911-gt3-vs-911-r-1

Fue en el pasado Salón de Ginebra cuando la marca anunció la segunda generación del GT3, denominado 991.2. Esta variante se presentó con una potencia total de 500 CV, siendo capaz de desbancar al anterior GT3RS y con la opción de equipar una caja de cambios manual.

Sin duda alguna, la historia del GT3 cuenta cómo se concibió uno de los deportivos más puros y naturales de todos los tiempos, siendo capaz de marcar un antes y un después en la historia del automóvil. Desde aquí, deseamos con todas nuestras fuerzas que nunca mueran este tipo de vehículos y que la vida del GT3 -y por supuesto la del RS- sea larga y duradera.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.