El Porsche 911 Speedster llega como la versión culmine del deportivo germano, pero en forma de concept car

El Porsche 911 Speedster llega como la versión culmine del deportivo germano, pero en forma de concept car

Escrito por: Javier López    9 junio 2018     Sin comentarios     4 minutos

Porsche ha decidido devolver a la vida a todo un mito de la automoción por su 70 cumpleaños, el Speedster. Este modelo de momento será un concept car.

Las firmas cuya historia se remonta a hace años y se caracterizan por ser las más prestigiosas de todos los tiempos, nos siguen demostrando a día de hoy porque lo son. Porsche, entra dentro de esta categoría, una marca que no solo se encargó en antaño de revolucionar el mundo del automóvil, sino que también lo hace hoy en día. Es por esto que la firma germana es capaz de crear modelos completamente nuevos capaces de romper con todo lo estipulado y, al mismo tiempo, renacer a ciertos mitos de la automoción que marcaron un antes y un después, como el Porsche 911 Speedster.

Con motivo de su 70 cumpleaños, la firma de Stuttgart ha decidido hacerse un regalo por todo lo alto, el cual ha tomado forma de 911 pero con unas características que lo convierten en un deportivo muy especial. Este nueveonce se trata de un concept car, pero que en su fisionomía nos encontramos con multitud de rasgos comunes al 911 de producción a excepción de una particularidad, su techo.

Un legado que pauta la historia del motor

El apellido Speedster lleva haciendo historia en Porsche desde hace décadas, y es por esto que esta reinterpretación acoge a uno de los legados más aclamados dentro de la firma. Debemos remontarnos a cuando el Porsche 356 se convirtió en el primer modelo de producción de la marca germana, dando pie así al nacimiento de una nueva era para el mundo del motor.

El diseño del nuevo 911 Speedster se ve contemporáneo y actual, pero podemos discernir un trasfondo muy clásico ya que hereda elementos directamente de vehículos tan emblemáticos como el Porsche 356 1500 Speedster. El marco del parabrisas más corto, las ventanillas más bajas y una doble cúpula que se posa sobre la zaga son signos intachables de la gran historia que transmite esta nueva creación.

Un diseño con armonía entre lo clásico y lo moderno

Porsche sabía lo especial que podría llegar a ser este prototipo y, para ello, han efectuado un trabajo impecable en lo que respecta al diseño. Por una parte nos encontramos con el característico frontal del 911 actual, pero su estilizado diseño y su carrocería más ancha lo convierten en una pieza muy especial. Por una parte, podemos percatarnos de cómo Porsche ha recurrido a la carrocería del Carrera 4 Cabriolet, aunque algunos elementos como las aletas, el capó y la cubierta trasera están hechas de un material composite de la fibra de carbono.

En la zaga es donde más diferencias encontramos, algo que se debe a su carrocería tipo Speedster, donde una doble cúpula se encarga de cubrir la zona donde se aloja su poderoso propulsor. Por otra parte, los colores blanco y plata GT que se posan sobre las carnes de este 911 Speedster, se remontan a la combinación que empleaban los primeros Porsche de competición, un claro guiño al gran pasado con el que cuenta este modelo a sus espaldas.

Esto también se ve reflejado en la tapa del depósito, que recuerda a las empleadas en los años 50, o al diseño de las faros y espejos retrovisores tipo Talbot. De esta forma, la firma germana ha conseguido crear un vehículo aún más especial basándose en algunos detalles icónicos dentro de Porsche. Sin embargo, la marca también ha trabajado arduamente en la mecánica de este 911 Speedster.

Mecánica propia de un deportivo de carreras

Los ingenieros de Porsche han decidido aprovechar su experiencia creando auténtico deportivos de competición para dar vida a este 911 Speedster. Por una parte, se ha recurrido al mismo chasis empleado en el 911 GT3, un claro signo de que la deportividad está garantizada bajo el pedal derecho de este concept car, pero las sorpresas no terminan aquí.

La firma germana también ha instalado el propulsor atmosférico de 4.0 litros y seis cilindros tipo bóxer que da vida al GT3, lo que se traduce en 500 CV de pura diversión y la capacidad de alcanzar las 9.000 revoluciones. Esta experiencia de conducción es sin duda única, pero Porsche ha querido acentuarla con la posibilidad de disfrutar del rugido del seis cilindros a cielo abierto, el cual también se ve acompañado de un sistema de escape de titanio para aumentar el rugir de sus 500 CV.

De esta forma Porsche ha conseguido volver a marcar historia y, pese a que de momento se trata de un concept car, su estrecha relación con el modelo de producción nos lleva a considerar que la firma se está planteando darle vida al Speedster en la siguiente generación del 911. Mientras tanto, se podrá disfrutar de esta emblemática creación en el “Festival of Speed”, que tiene lugar del 12 al 15 de julio en Goodwood, en el Reino Unido, y también formará parte de los actos de aniversario, así como la “Rennsport Reunion” de California, del 27 al 30 de septiembre.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.