Porsche deja de vender coches… hasta adaptarse a la normativa de emisiones WLTP

Porsche deja de vender coches… hasta adaptarse a la normativa de emisiones WLTP

Escrito por: Victor Alós Yus    6 junio 2018     Sin comentarios     3 minutos

La adaptación a la nueva normativa de emisiones contaminantes hace que Porsche interrumpa las ventas de nuevos vehículos y solo entregue los ya pedidos

Las cosas están cambiando y las normativas referentes a las emisiones de gases contaminantes se han endurecido considerablemente después del diéselgate. Y como está a punto de entrar en vigor la normativa WLPT que regula esta cuestión, los fabricantes están nerviosos y quieren ponerse rápidamente al día. El día 1 de septiembre todos los nuevos coches tienen que estar homologados para esta norma y la situación ha provocado que Porsche haya puesto las entregas de sus coches en pausa.

La norma WLPT va a fijarse en otros elementos del coche que antes no se tenían en cuenta y que ayudan a establecer el consumo real de los vehículos. Anteriormente se medía el propulsor y la carrocería, que ofrecía una resistencia al aire que provocaba una mayor emisión de gases contaminantes. Ahora, se van a tener en cuenta también el tamaño de los neumáticos o el equipamiento, que hace variar el peso y por tanto, el consumo y las emisiones de cada vehículo. Por ello, las marcas se están planteando simplificar sus gamas para tener un registro más controlado y efectivo. Y esto, claro, requiere tiempo y planificación.


Por el momento, Porsche está montando en sus modelos el nuevo filtro de partículas que reducen las emisiones del motor, pero esto no es suficiente. La marca de Stuttgart está priorizando los modelos que ya cumplen con la normativa y dejando que los no lo hacen se retrasen. Según la empresa, van a entregar todos los coches que están terminados o se terminarán de ensamblar durante el mes de agosto y que estaban pedidos, pero no se producirán más a partir del 1 de septiembre. Al menos, hasta que tengan claro que la homologación es posible y que no van a tener problemas en un futuro.

Esta decisión llega después de decidir retrasar la decisión del lanzamiento del nuevo Cayenne Diésel y desechar la versión diésel del Panamera y retirar el Macán con propulsor diésel. Todo suma para que Porsche no se la quiera jugar con la nueva normativa y retrase la entrega de nuevos pedidos. En septiembre comenzará a instalar el filtro de partículas en la gama 718, el Cayman y el Boxster y en el emblemático 911. La apuesta por la tecnología híbrida sobre el diésel es una respuesta a esta normativa y si todo va bien, pronto volverá todo a la normalidad, con todos los modelos homologados y los cambios necesarios realizados.

El resto de marcas todavía no han movido ficha al respecto, pero sí que han avisado a la Unión Europea sobre la presión ejercida para cumplir con los plazos puede llevar a la paralización de ventas de otras marcas o, al menos, de varios de sus modelos. Estamos ante un verano que se prevé movido y tenemos que estar atentos a ver cómo se resuelve.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.