Presentación y prueba del nuevo Subaru XV: llámame 4×4 y no SUV

Presentación y prueba del nuevo Subaru XV: llámame 4×4 y no SUV

Escrito por: Diego G. Moreira    26 diciembre 2017     Sin comentarios     7 minutos

Primera prueba del nuevo Subaru XV 2017, un 4x4 de verdad que está disponible sólo con motores gasolina: 2.0 Boxer 156 CV y 1.6 Boxer 114 CV ambos Lineartronic

La marca japonesa ha presentado a la prensa nacional el nuevo Subaru XV, el único todoterreno del mercado (SUV se queda corto para denominar a este XV) que cuenta de serie con la tracción total simétrica permanente. Los cambios en esta nueva generación del XV no sólo afectan al diseño, sino que hasta la plataforma usada es completamente nueva.

La seguridad es un pilar importante en el nuevo Subaru XV disponiendo de serie del sistema EyeSight que permite disponer de múltiples funciones de seguridad activa destinadas a evitar un previsible accidente. Otra de las novedades es que no habrá versión diesel, la firma japonesa da un arriesgado paso de gigante ofreciendo dos variantes gasolina ambas con caja de cambios automática.

Renovado exterior, interior de mayor calidad

18XV_E9_0090BP

El exterior del Subaru XV cambia bastante con respecto a la anterior generación, desde su frontal con nueva parrilla, faros defensa, hasta la zaga donde los nuevos faros traseros le aportan una mayor sensación de anchura, manteniendo eso sí, el diseño todoterreno. El mayor cambio está en el interior, las líneas maestras del diseño se mantienen, con la pantalla central del sistema multimedia, la pantalla en la parte superior de la consola y la instrumentación, pero ahora los materiales mejoran en calidad.

La nueva plataforma también aporta mayor amplitud al interior, un interior con buen espacio en las plazas traseras, tanto para pies como para cabeza. La calidad se nota además en nuevos plásticos blandos al tacto, nuevos acabados e incluso en los asientos que se han rediseñado por completo para ofrecer una mayor ergonomía.

Nuevo Subaru XV: EyeSight de serie y con la seguridad por bandera

SUB_XV_high-230

Hay marcas que históricamente están asociadas a la seguridad (como Volvo por ejemplo) aunque otras llevan años apostando por la seguridad y no están en la memoria colectiva de forma tan habitual como Subaru. De echo, en su apuesta por la seguridad Subaru apuesta por el sistema propio EyeSight de serie en toda la gama del XV y posteriormente estará de serie en todos sus modelos.

A diferencia de otros sistemas de seguridad desarrollados por terceros e implantados de forma global en varias marcas y modelos, el EyeSight está diseñado y creado por la propia Subaru desde 1989 que empezaron a trabajar en este tipo de tecnología en Japón.

18XV_EyeSightAdvanced_0010GLK

Está formado por dos cámaras paralelas y un láser, que monitorizan en todo momento la carretera y lo que ocurre en ella, para poder actuar de manera inmediata llegando a frenar si es necesario. Entre sus funciones están: el freno automático en caso de colisión frontal, control de crucero adaptativo, control del acelerador en caso de colisión inmediata, aviso de cambio de carril y aviso de avance de coche delantero.

Al EyeSight hay que sumar otros elementos de seguridad disponibles en la gama del XV como los faros adaptativos, asistente de luces de carretera, aviso de tráfico trasero y aviso del ángulo muerto del retrovisor. Todo ello hace que el Subaru XV haya vuelto a conseguir las cinco estrellas en el famoso Test EuroNCAP, al igual que ha ocurrido siempre con sus modelos.

Nueva dinámica, imbatible fuera del asfalto

subaru-xv-2017-0016

El XV es completamente nuevo, prueba de ello es la mejora del comportamiento en varios frentes que se notan al volante. Se han reducido las inercias, siendo más ágil que la anterior generación, además de mejorar la insonorización interior (lo que unido a las mecánicas gasolina, crea una atmósfera de silencio especialmente confortable). También se han introducido cambios en la dirección, siendo ahora más directa y precisa.

Lo que no ha cambiado es la capacidad off-road del Subaru XV, que gracias a la tracción total simétrica permanente, su respuesta fuera del asfalto está por encima de sus rivales SUV y nos obligan a llamarlo todoterreno, dadas sus capacidades. También ayuda la generosa altura libre del suelo (que no influye en la estabilidad gracias al motor boxer con centro de gravedad más bajo) o el sistema X-Mode que unido a la caja de cambios automática saca lo mejor de la electrónica para garantizar el paso seguro en cualquier tipo de circustancia.

subaru-xv-2017-0028

El sistema X-Mode emula a una reductora, combinado el sistema de frenos y optimizando el reparto de la tracción de la forma más efectiva para pasar por zonas complicadas. Durante la prueba, hicimos una pequeña ruta 4×4 extrema, donde gracias al X-Mode cualquier conductor podría pasar con total seguridad. De echo en una de los descensos extremadamente pronunciados de la prueba, sólo había que tener confianza en el coche y conectar el modo X-Mode para que regulara el control de descenso, sin necesidad de hacer nada más.

Otra de sus virtudes es la capacidad de tracción en cualquier tipo de superficie, especialmente en barro o nieve, donde la tracción total simétrica actúa desde el primer momento, garantizando el avance en cualquier circunstancia. Nosotros lo pudimos probar en barro, con neumáticos de verano, y pese a todo avanzaba sin problema. Afortunadamente, de serie, cuenta con neumáticos M+S con los que poder sacarle mayor partido a la tracción.

Gama de motores: gólo gasolina de 114 y 156 CV

subaru-xv-2017-0041

La gama de motores del nuevo Subaru XV está formada por dos únicos propulsores gasolina: 2.0 Boxer de 156 CV y el 1.6 Boxer de 114 CV. Habrá disponible el motor diesel, pero con el stock que quede de la anterior generación.

Durante el recorrido por autovía probamos el 2.0 boxer de 156 CV que va asociado a la caja de cambios automática Lineartronic, detacando la suavidad del conjunto. Al ser un motor sin turbo, hay que tener paciencia en la respuesta que es lineal y progresiva, aunque no por ello se queda corto ni mucho menos. Este motor ha mejorado su respuesta, dispone de cadena de distribución y cumple con la normativa de emisiones Euro 6c.

La variante 1.6 Boxer de 114 CV estará disponible con GLP, sin duda la opción económica más interesante al mantener intactas sus características 4×4, pero reducir considerablmente el coste del combustible.

Precio y equipamiento del Subaru XV 2017

subaru-xv-2017-0054

La gama arranca con el acabado Sport (sólo disponible con el motor de 114 CV) e incorpora de serie: 7 airbags (incluido el de rodilla), Sistema EyeSight, Tracción total simétrica, caja de cambios automática, llantas de 17 pulgadas, pantalla táctil de 6,5 pulgadas con Android Auto y Apple Car Play, climatizador, asientos calefactables, entre otros elementos. Todo ello por un precio de partida de 21.900 euros.

La variante gasolina de 156 CV parte de los 26.200 euros, con el nivel de acabado Sport Plus, que suma los faros delanteros LED direccionables, Climatizador de dos zonas, cámara de visión trasera, pantalla táctil de 8 pulgadas, cristales oscurecidos traseros, llantas de 18 pulgadas, entre otros elementos. Mientras que el diesel, sólo disponible hasta el verano de 2018 y de la anterior generación, arranca en los 25.275 euros del acabado Sport.

SUB_XV_high-215

La gasolina está de moda, y Subaru ha querido ser pionera en disponer de una gama completamente en gasolina aunque a corto plazo serán más los que se sumen a esto, por el alto coste de producir y adaptar los motores diesel a las normativas anticontaminación y a la presión que existe actualmente sobre el diesel.

Al margen del combustible, este Subaru XV es un coche muy interesante para quien busque un 4×4 de verdad muy usable en el día a día, pero que permita circular en condiciones adversas (nieve, barro…), sin irse a grandes 4×4 que por otra parte, tienen un precio mayor.

Fotos | Subaru España, Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.