Probamos los nuevos Porsche 718 GTS y Macan GTS 2020 en circuito y carretera

Probamos los nuevos Porsche 718 GTS y Macan GTS 2020 en circuito y carretera

Escrito por: Antonio Roncero    26 febrero 2020     9 minutos

Las siglas GTS representan en Porsche el equilibrio perfecto entre deportividad y cualidades para un uso diario

Por definición, un Porsche es siempre un modelo deportivo. Y no nos referimos solo al Porsche 911. Da igual el tipo de coche del que hablemos, ya sea un SUV grande como el Porsche Cayenne, un descapotable como el 718 Boxster, un coche eléctrico como el nuevo Porsche Taycan…

Pero si un Porsche lleva las siglas GTS, entonces puedes esperar de él mucho más. Entre otras cosas, más deportividad, pero sin llegar al extremo de las versiones más radicales o tope de gama, y sin perder el confort y la versatilidad que ofrecen las versiones de entrada. Por decirlo de otra forma: son coches perfectamente preparados incluso para tandas en circuito, pero en los que podrás llegar a cada circuito conduciendo cómodamente por carretera.

Porsche Macan Gts 26

Las siglas GTS provienen de Gran Turismo Sport. Se puede considerar al Porsche 904 GTS de los años ’60 como el primer modelo de la marca en lucir estas siglas. En la actualidad, Porsche tiene versiones GTS en toda su gama, desde el 911 hasta el Cayenne o el Panamera. Ahora, la marca alemana presenta las nuevas versiones GTS de los Porsche 718 Boxster y 718 Cayman, así como del Macan. Y nosotros las hemos conducido.

Porsche 718 Cayman GTS y 718 Boxster GTS: el duo dinámico

Si tuviera que elegir un Porsche para utilizarlo a diario, tengo claro que sería un Porsche 911. Pero si me dan a elegir entre un 911 y el nuevo 718 GTS únicamente para dar vueltas a un circuito, mi elección sería el 718. Y me da igual, Cayman que Boxster.

En esta nueva generación, los Porsche 718 Cayman GTS se pasan nuevamente al turbo. Ahora, el 6 cilindros bóxer de 4 litros es el que encontramos, nada más y nada menos, bajo el capó del Cayman GT4. Palabras mayores.

Porsche 718 Cayman Gts 6

Respecto a la anterior generación con motor atmosférico gana 35 CV, para llegar a los 400 CV. Cuenta con inyección directa, sistema de desconexión de la mitad de los cilindros cuando no se demanda mucha potencia y filtro de partículas. Permite a los 718 GTS acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, y alcanzar los 293 km/h de punta.

Pero las frías cifras no dan una idea de lo que transmite el Porsche 718 cuando te pones a sus mandos… con un circuito cerrado para ti solo. En efecto, Porsche nos llevó hasta Lisboa, donde nos encerramos una mañana en el Circuito de Estoril, para probar al límite el 718 Cayman GTS.

Antes de entrar al apartado de sensaciones, recordemos algunos puntos clave. El primero, que inicialmente Porsche solo ofrece los 718 Cayman GTS y 718 Boxster GTS con cambio manual. Se espera que a finales de 2020 esté disponible también con el fantástico cambio PDK de doble embrague. Pero ya te aviso: la caja manual de este Porsche es, con seguridad, la mejor que podrás encontrar en un coche deportivo de serie actualmente.

Porsche 718 Cayman Gts 19

Otros cambios que incluyen estas versiones GTS son la suspensión pilotada (rebaja la altura al suelo en 20 mm), el diferencial trasero autoblocante controlado electrónicamente y el paquete Sport Chrono. Las llantas son de 20 pulgadas, con neumáticos 235/35 ZR delante y 265/35 ZR en el eje trasero. En cuanto a los frenos, se confía en discos de 350 m y 330 mm en los ejes delantero y trasero respectivamente, ventilados internamente y con pinzas de seis pistones delante y cuatro pistones detrás. Opcionalmente pueden equiparse los frenos con discos carbocerámicos.

Todo el equipamiento opcional que pueda tener incidencia en el comportamiento dinámico del Porsche 718 Cayman GTS lo llevaba la unidad de pruebas que pudimos conducir en el Circuito de Estoril, desde el diferencial PTV a los frenos cerámicos. Y fueron solo cinco vueltas, pero nos sirvieron para comprobar que el Porsche 718 Cayman GTS es uno de los coches más eficaces y que transmiten sensaciones más deportivas del panorama actual.

Lo primero que te sorprende es el tacto del cambio de marchas. Lo segundo, su precisión. Lo tercero, lo bien que en modo Sport+ el sistema te ayuda de forma automática con el doble embrague y el “punta-tacón”. Es el cambio de marchas perfecto –con permiso del PDK de doble embrague, del que soy un fiel admirador– para sacar todo el partido a un motor con una respuesta al acelerador exquisita.

Porsche 718 Cayman Gts 17

Todo sucede exactamente con la rapidez con la que tú quieras que pase: la motricidad es magnífica y el control de estabilidad en el modo deportivo te deja incluso disfrutar del deslizamiento de la zaga si lo provocas. Y los frenos dan la sensación de que mantendrían el mismo tacto y potencia aunque de repente te colocasen detrás un remolque con 1.500 kg y siguieras llegando a final de recta a 250 km/h. Absolutamente increíble lo que aguantan sin desfallecer, hagas lo que hagas.

Se termina nuestra tanda en circuito con la sensación de que tardaremos en volver a conducir un coche como este… y cambiamos a la versión descapotable, el 718 Boxster GTS, ahora ya en carretera abierta. Poco se puede decir del Boxster que no hayamos contado del Cayman, aunque no lo pudimos someter a la exigencia que supone rodar en circuito.

Pero si la duda es si la carrocería resulta suficientemente rígida para un coche de planteamiento tan deportivo, la respuesta es afirmativa. Quizás en el perfil del comprador o usuario de un 718 Boxster, si antepones el concepto “descapotable” al de “deportivo” podría encajar mejor un 718 Boxster básico con motor de 300 CV. O el Boxster S de 350 CV con cambio PDK. Pero si quieres todo en uno y, sobre todo, si no tienes pensado pisar un circuito, el Boxster GTS me sigue pareciendo una opción a no descartar. Sobre todo teniendo en cuenta que cuesta 2.300 euros más que el 718 cerrado.

Porsche Macan GTS: un SUV con espíritu “nueveonce”

Porsche Macan Gts 7

Si eres de los que te comprarías un Porsche 911, pero necesitas más espacio y te ha picado el virus de los SUV, el Porsche Macan es tu coche. En concreto, esta nueva versión GTS.

No es el primer SUV de Porsche en lucir estas siglas, puesto que en 2007 se presentó el Porsche Cayenne GTS. En el Macan, la primera versión GTS llegó con la primera generación de este modelo, en 2015.

El nuevo Macan GTS representa el equilibrio perfecto entre el Macan S y el Macan Turbo. Aunque por potencia esté más cerca del primero y por precio del segundo, sus cualidades dinámicas y las sensaciones que transmite al conducirlo están más próximas a las del Turbo.

Porsche Macan Gts 3

El motor V6 biturbo de 2,9 litros gana en esta nueva generación 20 CV, para llegar a los 380 CV, con un par máximo de 520 Nm disponibles desde 1.750 hasta 5.000 rpm. Es un propulsor magnífico, que se alía con el rapidísimo cambio PDK de doble embrague y con el nuevo escape deportivo desarrollado para el Macan GTS para que no eches en falta un poderoso empuje a cualquier régimen. Pero también destaca por su facilidad para girar con la aguja del cuentavueltas próxima a la zona roja. Y por un sonido como el que esperas de un Porsche… con las siglas GTS.

La puesta a punto del chasis y la tracción total inteligente de Porsche se encargan de redondear un panorama ideal para encarar cualquier carretera de curvas con la misma confianza y las mismas expectativas que lo harías en un coche mucho más bajo y con menos asientos. Y es que, nada más elegir el programa Sport o el Sport Plus que permite el paquete Sport Chrono (además de los modos Normal e Individual), te olvidarás de que realmente conduces un SUV.

Por cierto, un paquete que es opcional, y que en esta versión GTS debería ser de serie. Su precio es de 1.300 euros. Además de los distintos modos de conducción, ofrece el botón “Sport Response”, que te otorga 20 segundos de deportividad total, con todos los sistemas del vehículo preparados para rendir al máximo. Gracias a este modo, el Macan GTS con paquete Sport Chrono para el cronómetro –valga la redundancia– en 4,7 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h.

Porsche Macan Gts 22

Si se acaban las curvas y pasas al modo “Normal”, el Macan GTS se transforma en un SUV con el que podrás viajar de forma cómoda y, hasta cierto punto, incluso eficiente. Para ello, el Macan GTS cuenta con sistema de desconexión del motor de la transmisión, que se activa en ciertas situaciones cuando el coche puede seguir avanzando aprovechando su propia inercia. Siendo cuidadosos –muy cuidadosos–  con el pie derecho no será difícil conseguir cifras de consumo de unos 10 l/100 km. Pero no te asustes si desatas toda tu emoción y tienes que pasar por el surtidor con más frecuencia, ya que esta cifra puede duplicarse fácilmente.

De serie, el Porsche Macan GTS equipa llantas de 20 pulgadas con neumáticos 265/40 delante y 295/490 en el eje trasero. Opcionalmente pueden equiparse llantas de 21 pulgadas con neumáticos de perfil aún más bajo, que no considero necesarios. Sí puede ser interesante la suspensión neumática adaptativa, que rebaja la altura de la carrocería 10 mm adicionales y, sobre todo, mejora el confort a la hora de viajar. Sólo si piensas entrar en circuito merece la pena considerar el sistema PTV Plus de reparto activo de par, o los frenos PSCB de alto rendimiento, que cuentan con un recubrimiento especial de carburo de tungsteno para mejorar la resistencia a la fatiga. Por encima, todavía quedan los frenos con discos carbocerámicos.

Porsche Macan Gts 11

Frente a sus hermanos de gama, el Macan GTS cuesta 90.355 euros, por los 76.100 euros del Macan S de 355 CV, y los 106.370 euros del Macan Turbo con 440 CV. Entre los SUV parecidos que pudieran ser una alternativa por su agilidad o su comportamiento dinámico nos quedaríamos con las versiones RS del nuevo Audi Q3, con las variantes M del BMW X4, o con el Alfa Stelvio en sus versiones más potentes.

Porsche 718 Cayman Gts 21

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.