Prueba de consumo: ¿cuánto gasta de verdad un coche híbrido enchufable?

Prueba de consumo: ¿cuánto gasta de verdad un coche híbrido enchufable?

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    4 octubre 2021     7 minutos

Cada vez son más los usuarios que se deciden por un vehículo híbrido enchufable (PHEV, de sus siglas en inglés), por muchos motivos. Uno de ellos puede ser que es una de las formas de acceder a un coche con etiqueta CERO emisiones, y a las múltiples ventajas que ello conlleva, sin tener que dar el salto a la propulsión 100% eléctrica. Otro, que gracias a esto último en muchos casos su precio queda cerca de las versiones equivalentes con motor de combustión, al no pagar impuesto de matriculación.

Pero el principal motivo para decidirse por un híbrido enchufable es la posibilidad de utilizarlo a diario para trayectos cortos como si fuera un coche eléctrico (siempre y cuando tengas un enchufe disponible para recargar la batería) y como un híbrido convencional (sin depender de un enchufe) para trayectos largos.

El consumo de los híbridos enchufables: ¿verdad o mentira?

El problema a la hora de decidirse por un híbrido enchufable puede estar en los consumos. Si te “fías” de la cifra homologada por el fabricante, que en estos coches suele estar entre 1,5 y 3 litros, según el tamaño y la potencia, puede que te lleves una sorpresa a la hora de pasar por el surtidor cuando te toque conducirlo “de verdad”.

Pero los fabricantes no nos engañan. Sencillamente homologan un consumo en base a un ciclo estandarizado en la UE que conviene que conocer para no llevarse un chasco. Hay que tener en cuenta que se trata de un ciclo realizado en un bando de pruebas, que desde el cambio del anterior ciclo NEDC al nuevo WLTP consiguió que los consumos homologados se parecieran más a los reales… salvo en los coches híbridos enchufables.

085acrss Media

Sin entrar mucho en detalles de cómo se realiza, el problema, o mejor dicho la confusión de cara al usuario final es que el protocolo para ese ciclo de homologación beneficia mucho a los híbridos enchufables. Los PHEV parten con la ventaja de realizar los primeros test con la batería cargada y en modo eléctrico, antes de empezar a funcionar en modo híbrido. De ahí esos consumos homologados tan bajos, incluso en coches muy potentes… y la diferencia con los consumos reales, que pueden llegar a multiplicarse ¡hasta por 10!

A estas alturas parece claro la UE no estuvo nada acertada a la hora de definir el protocolo WLTP para homologar el consumo de los híbridos enchufables. Lo ideal para el usuario sería conocer el consumo medio funcionando en modo híbrido ya con la batería agotada, una vez recorridos los kilómetros que permita cada coche en modo eléctrico.

¿Cuánto consume de verdad un coche híbrido enchufable?

Con lo que debes quedarte si estás pensando en comprar un híbrido enchufable es con lo siguiente. Si cargas la batería a diario, utilizando el modo eléctrico, que es el que suele activarse por defecto, los primeros kilómetros consumirás solo el coste de la electricidad necesaria para recargar las baterías.

Sin embargo, una vez agotada la autonomía eléctrica “oficial” -los mejores actualmente rondan los 100 km, pero lo más normal es moverse en torno a los 50-60 km- el coche pasará a funcionar en modo híbrido convencional. Esto es, como los híbridos “auto-recargables”; es decir, recuperando energía en las frenadas y en las aceleraciones… y, por lo tanto, consumiendo como un híbrido no enchufable equivalente o incluso algo más, al tener baterías con mayor peso.

045acrss Media

Los menos de 2 l/100 km que se homologan en muchos casos, y a los que te puedes acercar mientras la batería tenga carga si usas el modo híbrido en vez de la propulsión eléctrica, se convierten entonces fácilmente en 7-8 l/100 km.

En este sentido cabe apuntar que la autonomía eléctrica que anuncian los fabricantes para sus modelos PHEV también es difícil de cumplir en una utilización real. Mi consejo es que calcules siempre en torno a un 15 o un 20% menos… y tengas en cuenta que la cifra se alejará más de la anunciada cuanto mayor sea la utilización fuera de recorridos urbanos o circulando a baja velocidad, que es donde se saca más partido al modo eléctrico.

092acrss Media

Por esto que te acabo de explicar, puedes hacer dos cosas con un híbrido enchufable: utilizar el modo eléctrico hasta agotar la batería si recorres a diario un kilometraje inferior a la autonomía eléctrica real, o tirar del modo híbrido para tener un consumo muy bajo durante muchos más kilómetros. ¿Cuántos? Dependerá del coche y del tipo de conducción que practiques, pero puedes estimar que entre el doble o el triple de kilómetros que en modo eléctrico.

Un caso práctico: el Suzuki Across PHEV

Lo mejor es verlo con un caso práctico. Y para ello hemos elegido el Suzuki Across, el SUV híbrido enchufable técnicamente equivalente al Toyota Rav-4 PHEV, con el que convivimos unos días de pruebas. Uno de los SUV híbridos enchufables más eficientes en su clase. Aquí puedes leer la prueba del Suzuki Across, y aquí la prueba del Toyota Rav-4 PHEV.

Por ponernos en situación: estamos ante un coche de 4,6 metros de longitud con un sistema híbrido que tiene una potencia máxima combinada de 306 CV y cuenta con tracción total, gracias a un motor de gasolina de 185 CV y a dos motores eléctricos, uno en el eje delantero con 182 CV y otro en el eje trasero con 54 CV. Con una batería de 18,1 kWh de capacidad, anuncia una autonomía en modo eléctrico de 75 km, pudiendo circular con electricidad a una velocidad de hasta 135 km/h, y con una magnífica capacidad de respuesta.

037acrss Media

¿Alguien de verdad se cree que un coche de este tamaño y potencia puede conseguir un consumo medio real ni siquiera cercano al que homologa, que se queda en 1 l/100 km? Veamos los consumos reales.

Durante distintos días de pruebas saliendo de casa con la batería completamente cargada pudimos realizar fácilmente 61 km en modo eléctrico y llegar con 9 km de autonomía en la batería. Esto son unos 70 km reales en modo EV antes de agotar la batería, que no está nada mal, teniendo en cuenta que de esos kilómetros más de la mitad eran de autovía antes de entrar en la ciudad. El coste de esos primeros 70  km «eléctricos», con un consumo medio según el ordenador de unos 21 kWh/100 km, y considerando un precio de 0,15 euros/kWh, salen unos 2 euros; alrededor de 3,15 euros cada 100 km, para hacerlo más fácil.

096acrss Media

Con la batería agotada hasta el punto de que el coche no admite el modo eléctrico no resulta nada complicado quedarse entre 7,5 y 8 l/100 km si conduces normalmente… e incluso rozar los 7 l/100 km practicando una conducción ECO. Y así nos lo demostró varias veces haciendo el mismo recorrido saliendo de casa sin recargar. Una cifra magnífica, equivalente a la de un coche híbrido del mismo tamaño sin ser enchufable, como el mismísimo Rav4 Hybrid. Pero, como verás muy lejos del consumo medio homologado.

Mantenimiento de un híbrido enchufable: ¿es más caro que un gasolina o un diésel?

Mantenimiento de un híbrido enchufable: ¿es más caro que un gasolina o un diésel?

Peugeot analiza el mantenimiento de sus híbridos enchufables para demostrar que no son tan caros como piensas comparado con un coche con motor de combustión.

LEER MÁS

Otra de las mediciones fue iniciar el recorrido habitual con la batería cargada pero cambiando de inmediato a modo híbrido, sin dejar que el coche consuma la energía en modo eléctrico. En este caso el apoyo de los motores eléctricos al de combustión es mucho mayor que cuando el sistema funciona como un híbrido auto-recargable una vez que la batería se agota. Esto permite circular unos 160km con un consumo medio de combustible en torno a los 3 l/100 km, a los que, no lo olvides, habría que sumar esos aproximadamente 2 euros que cuesta recargar la batería… en función de la tarifa de luz que tengas contratada.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.