Probamos el Mustang Mach-E GT, un eléctrico de altas prestaciones

Probamos el Mustang Mach-E GT, un eléctrico de altas prestaciones

Escrito por: Rafa Guitart   @GuitartRafa    8 noviembre 2021     7 minutos

Dos motores eléctricos que proporcionan tracción total y 487 CV de potencia, la versión GT del Mustang Mach-e es la más potente y deportiva de la gama

Tras la comercialización de las variantes de dos o cuatro ruedas motrices del Mustang Mach-e, con baterías de 75,7 y 98,7 kWh de capacidad (68 y 88 kWh netos) y potencias comprendidas entre 269 y 351 CV, llega ahora una nueva edición con una vocación mucho más deportiva y prestacional. Se trata de la versión GT o “Gran Turismo”, que anuncia una potencia de 487 CV y un par máximo de 860 Nm. A diferencia de otros competidores alimentados por batería eléctrica como Tesla, la velocidad máxima del GT se limita a 200 km/h (20 km/h más que el resto de Mustang Mach-E), pero su aceleración es brillante, pues solo necesita 3,7 segundos para alcanzar los 100 km/h.

Esta versión, que cuenta con una puesta a punto específica, está construida sobre el paquete de batería extendida, es decir, la de 88 kWh netos, que en las versiones Model Year ´22 vendrá aumentada a 91 kWh. Esta actualización de la batería también tendrá efecto en el resto de versiones de la gama del Mach-e durante la próxima primavera, a través de una actualización “over the air”, es decir, telemática, sin necesidad de acudir al concesionario.

Exhilarating Electric Performance: Online Ordering For Ford Mustang Mach E Gt Starts Today

El GT anuncia hasta 500 km de autonomía máxima homologada en ciclo WLTP y permite cargas en corriente continua a una potencia máxima 150 kW, de forma que se puede lograr una media de 100 km de autonomía en unos 10 minutos de carga, y cargar desde el 10% hasta el 80% de la capacidad de la batería en unos 45 minutos. Además del cable de carga rápida trifásico Mennekes-Mennekes, incluye cargador doméstico de serie –con toma Schuko- a 3,7 kW para poder cargar en cualquier punto (requiere unas 24 horas para alcanzar la totalidad de la carga). Durante la toma de contacto, circulando a ritmo vivo, obtuvimos una media de consumo de 24 kWh/100 km, lo que limitaría la autonomía a poco más de 350 km.

Para facilitar la circulación por carreteras y autopistas, los clientes contarán con el apoyo de la red de recarga FordPass, que permite encontrar fácilmente los puntos de recarga disponibles en toda Europa, incluida la red Ionity de alta potencia.

Modificaciones estéticas

No hay muchos cambios respecto a las versiones convencionales del Mach-e, aunque exteriormente todas las versiones GT, que se ofrecen en colores exclusivos (Naranja Cyber y Azul Grabber), además del Gris Dark, cuentan con parrilla delantera de policarbonato con efecto 3D en color gris oscuro, paragolpes específicos con mejoras aerodinámicas y llantas de aleación de 20 pulgadas con neumáticos Pirelli PZero 255/45 R20, específicos. Además, monta discos de freno delanteros Brembo de 385 mm de diámetro -con pinzas pintadas en color rojo- y las suspensiones cuentan con muelles más cortos y firmes, con amortiguadores MagneRide de dureza variable, gracias a un aceite con partículas metálicas capaz de modificar su viscosidad de forma instantánea al aplicar un mayor o menor campo magnético mediante control electrónico.

Prueba Ford Mustang Mach E Gt Highmotor 49

Aunque dispone de dos motores de mayor tamaño que las versiones “pequeñas”, no hay diferencias de espacio con el resto de versiones en lo que se refiere a capacidad de maletero, que ofrece 402 litros y dispone de sistema de apertura manos libres. Como en las otras versiones del modelo, cuenta con un “frunk” o maletero delantero de 100 litros adicionales.

Incluye también unos asientos delanteros específicos Ford Performance, más envolventes y con tapicería antideslizante, que sujetan mejor el cuerpo. Como el resto de la gama, ofrece una pantalla táctil Full HD de 15,5 pulgadas, que opera con la última generación del sistema de comunicación y entretenimiento SYNC de Ford, capaz de aprender los comportamientos del conductor, y equipa una aplicación específica que permite tomar notas o hacer dibujos cuando el coche está detenido. También cuenta en su dotación de serie con un sistema de sonido B&O de 10 altavoces y ofrece, por unos 800 euros adicionales, un techo panorámico de cristal fijo en opción.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción y confort se encuentran, entre otros, el control de crucero adaptativo con centrado de carril y función Stop & Go, sistema de asistente de ángulo muerto, de precolisión con frenado de emergencia y sistema de ayuda al aparcamiento automático. Como novedad, se ofrece ahora una función asociada al modo “Active” que permite reflejar en una barra gráfica de color azul o verde, si el grupo motriz se encuentra consumiendo o generando energía.

Deportivo y eficaz

La versión más deportiva de la gama ha requerido algunas modificaciones en el chasis para poder administrar convenientemente los 800 Nm de par y los 487 CV que desarrolla, en especial, dirección, frenos, neumáticos y suspensiones. Además, el Mach-E GT incluye un nuevo modo de conducción, denominado Untamed Plus, orientado a la conducción deportiva en circuito, que modifica los parámetros del control de tracción y estabilidad, y reduce la capacidad de regeneración en deceleraciones para optimizar la temperatura del sistema cuando se necesita el máximo de prestación.

Prueba Ford Mustang Mach E Gt Highmotor 31

Cambia también el motor trasero síncrono de imanes permanentes, que es de mayor potencia que en el resto de versiones y se encuentra refrigerado por aceite, alcanzando el par máximo en solo 0,5 segundos. Tal es la capacidad de aceleración, que los adelantamientos se producen con una seguridad extraordinaria. Es cierto que el conjunto anuncia una masa de 2.273 kg, es decir, 304 kg más que la variante de propulsión trasera y batería pequeña, pero la situación de la batería en una posición muy baja y el sistema de tracción total, en colaboración con las suspensiones firmes, permiten un comportamiento dinámico de primer orden.

Las suspensiones son bastante firmes, pero no incómodas y, aunque se acusa el peso del conjunto en zonas de curvas enlazadas, resulta fácil dibujar la trayectoria ideal. Además, la tracción total permanente permite digerir con facilidad la tremenda cifra de potencia y par, si bien al dar gas con generosidad a la salida de curvas cerradas se nota una leve tendencia del tren trasero hacia el exterior, que el sistema de control de estabilidad corrige de forma inmediata sin que se produzcan situaciones delicadas.

Prueba Ford Mustang Mach E Gt Highmotor 44

Es fácil de conducir, especialmente agradable por la ausencia de ruido y vibraciones, y por la forma de entregar su potencia, lineal, progresiva y enérgica en todos los modos de conducción, si bien se aprecian sensibles diferencias entre los modos de conducción: Whisper, Active y Untamed (especialmente en este último modo), en el que no se mantienen reservas para poder entregar la máxima potencia necesaria en el menor tiempo posible y se envía mayor entrega de energía al tren trasero. Además, permite modificar otras funcionalidades, como son el sistema “E-One Pedal”, que logra una mayor retención al levantar el pedal del acelerador y permite conducir prácticamente sin necesidad de utilizar los frenos, y también la activación del sonido que, aunque es artificial, se asocia con fidelidad al comportamiento del motor y se asemeja bastante al que podría emitir un motor V8 de alta cilindrada. No cuenta con levas en el volante, algo que se echa de menos para practicar una conducción más deportiva, aunque puede suplirse de alguna forma con el modo “one pedal”.

Altas prestaciones

El comportamiento es realmente satisfactorio, siempre hay una reserva de potencia que permite realizar adelantamientos o incorporaciones con la máxima seguridad y permite disfrutar al volante como pocos modelos deportivos (hay que remontarse a modelos extremadamente potentes para lograr aceleraciones de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos).

Prueba Ford Mustang Mach E Gt Highmotor 43

Las prestaciones son espectaculares, pero están íntimamente relacionadas con el consumo de energía. A diferencia de los motores térmicos, el consumo de los vehículos eléctricos es mucho más sensible a las pendientes o a la velocidad estable en autopista, aunque en su descargo hay que apuntar que es el único sistema que permite generar energía y almacenarla en la batería cuando se frena o decelera. Aún hay un importante déficit de puntos de carga en nuestras carreteras, algo fundamental para que este tipo de vehículos puedan ser una realidad para un mayor número de usuarios.

Es una lástima que no ofrezca información más precisa y detallada de lo que ocurre en materia de consumo, pues no utiliza décimas para cuantificar el gasto y produce un error de hasta 1 kWh/100 km si no aplica redondeo en la cifra. Probablemente pueda ser subsanado en una futura actualización, pues ya ha sido solicitado por algunos clientes.


Deja un comentario