Enamórate de este Porche 911 GT3 basado en el 956 ganador de Le Mans en 1985

Enamórate de este Porche 911 GT3 basado en el 956 ganador de Le Mans en 1985

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    9 noviembre 2021     3 minutos

Porsche en colaboración con su ex-piloto Paolo Barilla, ganador de Le Mans en 1985 a bordo del Porsche 956, presenta esta creación basada en el modelo ganador

La década de 1980 es conocida dentro de las 24 Horas de Le Mans como la más destacada para Porsche, marca que consiguió dominar la prueba ganando en siete ocasiones, todas ellas seguidas, siendo la última en 1987 y teniendo que pasar nada menos que diez años para que los de Stuttgart volvieran a lo más alto de la legendaria prueba francesa. De esas siete pruebas ganadas cuatro de ellas fueron con el Porsche 956, su modelo más laureado hasta que fue sustituido en 1986 por el 962.

Precisamente uno de los que se encontraba a los mandos del Porsche 956 durante la edición de 1985 era Paolo Barilla, piloto italiano y desde su retirada de la competición empresario cuyo mayor logro en el mundo de la competición fue convertirse en campeón de las 24 Horas de Le Mans junto a sus otros dos compañeros; tuvo una pequeña incursión en la Fórmula 1 comprando un asiento en Minardi para hacer la temporada de 1990, pero tras una año nefasto fue bajado de su asiento a falta de dos carreras para terminar la temporada.

Porsche 911 Gt3 Paolo Barilla (4)

Ahora Paolo Barilla vuelve a ser protagonista, pero no por haber participado en alguna prueba de competición sino por haberse convertido en el primer cliente en realizar un proyecto de coche completo junto a Porsche Exclusive Manufaktur, la división de la marca alemana que se dedica a hacer realidad los proyectos más exclusivos e individuales para sus clientes. En este caso Barilla ha querido rendir homenaje al 956 con el que consiguió ganar en las 24 Horas Le Mans con una decoración similar a la que portaba el modelo de competición.

Porsche 911 Gt3 Paolo Barilla (6)

Para ello Paolo Barilla no podría haber elegido percha, nada menos que el Porsche 911 GT3 (992) pero cuya creación se comenzó a realizar sobre un 911 GT3 (991), ya que este proyecto ha durado nada menos que tres años y en ese momento el 992 todavía se encontraba en fase desarrollo. Barilla se convirtió en el Director de Diseño y estuvo trabajando durante ese tiempo codo con codo junto con los expertos de Porsche Exclusive Manufaktur y el departamento de diseño de Porsche, dando como lugar a la espectacular creación que acompaña a estas líneas.

Su estética recuerda en todo momento a la que portaba su Porsche 956 de competición, con una carrocería que ha sido pintada en amarillo, blanco y negro para trasladar el diseño con franjas del 956, un diseño que por cierto fue difícil de plasmar al ser originalmente demasiado plano debido al diseño aerodinámico del 956. El amarillo también hace acto de presencia en el splitter delantero y los embellecedores de los faros, mientras que las llantas traseras son pintadas en dorado como las originales y las delanteras en blanco, debido a que el 956 montaba aeroblades en ese color. La zaga monta un alerón cuyos laterales han sido inspirados por el diseño y la geometría del que montaba el 956, pero lógicamente adaptado y probado en el túnel del viento para mantener la aerodinámica de 911 GT3.

Porsche 911 Gt3 Paolo Barilla (3)

En el interior de este único Porsche 911 GT3 se encuentra dominado por el negro, mientras que las molduras del umbral de las puertas en plateado y una moldura amarilla en el salpicadero pondrán la nota discordante. Para hacerlo todavía más especial, frente al puesto del pasajero, se encuentra dibujado un logotipo que combina el número 956 junto con el logotipo de «Le Mans 1985», mientras que este nuevo logotipo junto con la silueta del circuito se encuentran bordados en los reposacabezas de los asientos. Para terminar, utilizando una pieza fresada de un tocho de aluminio que posteriormente fue pulida se creó la bola de la palanca de cambios, recordando así a la bola de magnesio que portaba el 956.


Deja un comentario