Range Rover Evoque Coupé 2.2 SD4 4×4 de 190 CV, prueba (Diseño exterior, interior y acabados)

Range Rover Evoque Coupé 2.2 SD4 4×4 de 190 CV, prueba (Diseño exterior, interior y acabados)

Escrito por: Diego G. Moreira    18 mayo 2012     6 Comentarios     5 minutos

Seguimos con nuestro peculiar 4×4, es decir, con el Range Rover Evoque con motor diesel de 190 CV, tracción integral y cambio automático. Cualquier detalle sobre el motor, prestaciones o comportamiento, lo hemos tratado en la primera parte de la prueba.

Además os comentamos que fuera de la carretera es un coche que cumple su cometido y se olvida de los complejos de SUV, siendo más eficaz que la mayoría de los sube-bordillos del segmento. Tras esto, ahora nos toca hablar del diseño exterior del coche, así como un repaso al interior y comentar detalles como la habitabilidad, calidad de los materiales o maletero. Si quieres saber todo sobre el diseño del Evoque, ¡ponte el cinto, que nos vamos!

Diseño exterior

Con pocas modificaciones, el que conocimos como concept LRX se convertía hace dos años en el Salón de París 2010 en el Range Rover Evoque. Un todocamino compacto con 4,35 metros de largo (similar a un Qashqai, por ejemplo) y con carrocería de coupé o cinco puertas. Un detalle diferenciador, puesto que es atípico ver un SUV de este tamaño con carrocería coupé (por cierto, más cara que la cinco puertas).

El frontal es futurista, agresivo y en general mantiene la esencia de la marca Land Rover pero actualizada, con una imagen contundente. Opcionalmente podemos contar con los faros antiniebla tipo LED, con una iluminación muy buena y con las luces de xenon se incorporan también las luces diurnas tipo LED (con un diseño semicircular como si fueran paréntesis).

Según la línea de equipamiento que escojamos, Pure, Dynamic o Prestige, ya contamos con los faros antiniebla de serie (sólo son opcionales en el acabado Pure) y algún que otro detalle exterior diferenciador en las defensas delantera y trasera.

El techo panorámico aportaba mucha luz al interior, además las ventanillas traseras son bastante pequeñas y el techo complementaba el aporte de luz, siendo un extra interesante. Y si además del techo de cristal, también lo queremos en otro color, pues nos toca desembolsar cerca de 700 euros.

Las llantas de 19 pulgadas formaban parte del equipamiento del acabado Dynamic, pero desde luego es otro extra para pensárselo. Con unas llantas de 18 pulgas pulgadas ya son más que suficientes para el Evoque, y si aumentamos el tamaño también se aumenta el consumo. Eso sí, incluso los 4×2 incorporan neumáticos M+S de serie, un detalle práctico.

En la zaga tenemos la doble salida de escape, de nuevo un elemento del acabado Dynamic y un diseño marcado por líneas futuristas, los faros traseros cuentan con tecnología LED y en el caso de nuestra unidad contaba con el portón del maletero eléctrico (un extra 100% suprimible y que cuesta más de 600 euros).

Me pareció todo un detalle la iluminación que lleva bajo los retrovisores, lleva un LED que se proyecta en el suelo de manera circular pero con un Evoque Conceptual dibujado. Son estas pequeñas cosas las que una persona, que paga por un vehículo premium, le gusta tener.

Diseño interior, habitabilidad y acabados

Ya conocemos exteriormente al Range Rover Evoque, ahora nos queda ver cómo es por dentro. Es decir, acabados, diseño del interior, postura de conducción, todos esos elementos que analizamos normalmente en un coche.

El diseño sigue la estela del exterior, no es tan radicalmente deportivo ni futurista, pero si que combina líneas sencillas y con cierto aire vanguardista. El salpicadero sólo acoge el sistema de sonido o en el caso de nuestra unidad, la pantalla táctil de 8 pulgadas que integra el sistema de sonido y navegación. Pero el resto de mandos están en el tren central, donde encontramos mandos de audio o de climatización y finalmente el Terrain Response y el mando de la caja de cambios (que se eleva y esconde automáticamente al encender y apagar el coche)

Los materiales son de calidad, apenas encontramos plásticos duros (sólo en el tren central) pero gozan de una calidad elevada. Además gran parte del salpicadero está forrado de materiales blandos y agradables al tacto, incluso desde la versión base del Evoque. Lo mismo ocurre en las puertas, que tienen materiales de calidad y nos cuesta encontrar plásticos de baja calidad.

La postura de conducción es perfecta para los amantes de los SUV, destaca por ser elevada y tener una buena visibilidad, sobretodo por los enormes retrovisores laterales, mientras que la visibilidad trasera está más condicionada por el diseño. Hay espacio suficiente para la cabeza, eso sí, tampoco sobra mucho espacio sobretodo si eres alto.

Nuestra unidad de pruebas era un Evoque Coupe, entonces la practicidad de las plazas traseras no es su mayor característica. El acceso podría mejorarse, sobretodo si se eligen los asientos eléctricos, bastante lentos a la hora de desplazarse hacía delante para dejar espacio para subir. Una vez que subimos, las cómodas plazas traseras disponen de espacio suficiente para los pies e incluso para la cabeza. Como detalle curioso, las salidas de aire traseras se pagan como extra.

La iluminación del interior se puede elegir entre varios colores, y los LED repartidos por el coche en puertas y tren central, cambiarán de color. Eso sí, esta iluminación ambiental es opcional.

En definitiva postura de conducción elevada, asientos cómodos y dos amplias plazas traseras, pero si buscamos practicidad mejor cuatro puertas. Además de una calidad interior que deja a muchos de sus rivales en una situación de desventaja, con una terminación acorde al precio y al segmento.

Huecos y maletero

En el apartado de huecos, no es un monovolumen, pero disponía de los típicos huecos en el tren central para dejar nuestros objetos o la llave del coche y amplias guanteras en las puertas, así como la guantera principal del coche que también tenía un tamaño correcto.

El maletero tiene una capacidad de 550 litros, una cifra similar a la que ofrece una berlina media, por lo tanto no es un mal dato para el coche.

En la última parte de la prueba nos despedimos hablando del equipamiento, de seguridad y de nuestra valoración general sobre el coche, así como sus precios.

Fotos | David Taboada, Equipo de pruebas, Diego G. Moreira

2 comentarios

  1. Fran dice:

    Solo 18 PULGAS ?? Mi perro tiene mas! jajajaj

  2. Hola Fran,

    Ha sido un despiste, muchas gracias por avisar. Un saludo 😉

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.