Renault Höga, el coche para montar que podría venderse en Ikea

Renault Höga, el coche para montar que podría venderse en Ikea

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    24 mayo 2021     2 minutos

No es un coche real, pero se puede convertir en una buena opción para vender en centros como Ikea, ya que se trata de un coche desmontado para montar en casa.

Las tiendas como Ikea nos han acostumbrado a comprar muebles desmontados y ser nosotros mismos los que nos pongamos manos a la obra y los montemos en casa. Un sistema que propicia que existan muebles prácticos y económicos. Así que, ¿por qué no aplicar este concepto a un coche eléctrico? Sería, básicamente, un coche eléctrico que se vendería desmontado y que se podría montar con comodidad en casa. Vale, en este caso, en el jardín o en el garaje.

El Renault Höga es precisamente ese concepto, aunque no se trata de un coche «real«. Este vehículo eléctrico es el ejercicio de un alumno de diseño de Ryan Scholtthauer, estudiante del College for Creative Studies. Pero cuidado. Aunque se trata de un ejercicio de diseño, está pensado para hacerse realidad si es necesario, ya que ha diseñado todos y cada uno de los elementos que le dan forman, así que podría producirse sin demasiados problemas.

Renault Hoga Concept 2

Un ejercicio que podría ser realidad

El Renault Höga está compuesto por 374 piezas, alguna de ellas con doble función. El embalaje incluye todas las piezas, las herramientas necesarias para el montaje y el inevitable folleto con las instrucciones de montaje, que se convierte en algo indispensable. El tiempo de montaje sería de unas pocas horas y estas depende, claro, de la maña del montador.

El aspecto recuerda un poco al Citroën AMI, que acaba de comenzar su comercialización en España, aunque resulta un poco más compacto, Para acceder al interior se abre la parte frontal, tal y como ocurre con el BMW Isetta. En este caso y a diferencia del modelo alemán, al abrir la puerta delantera también se levantaría la dirección.

El interior es muy sencillo y solo tiene el volante y un soporte para la tablet o el móvil. Como puedes imaginar, este modelo urbano no tendría mucha autonomía ni potencia. Esto lo convertiría en un vehículo ideal para entornos urbanos o para moverse por recintos cerrados, como fábricas.

En cuanto al precio, al ser un modelo conceptual que no ha tomado forma física, no se puede calcular de manera fehaciente. Pero el creador ha puesto un precio de unos 6.500 dólares, que suponen unos 5.320 euros. No es muy económico, pero quién sabe si al pasar a producción pudiera reducir su coste. Por ahora, queda en el montón de proyectos pero no estaría mal que Renault le diera una oportunidad, para ver si este concepto de coche-para-montar pudiera resultar útil.

Deja un comentario