Renting flexible: todas las claves de esta alternativa a la compra de un coche

Renting flexible: todas las claves de esta alternativa a la compra de un coche

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    7 mayo 2021     3 minutos

La fórmula del renting flexible se está consolidando como una de las mejores alternativas a la compra de un coche, no solo para empresas o autónomos, también para particulares.

Seguro que ya has oído hablar del renting. Se trata de una modalidad que permite a empresas, autónomos o clientes particulares acceder a un vehículo pagando una cuota fija mensual en la que se incluyen los gastos asociados al uso del vehículo, como el coste del mantenimiento o el seguro. Esto permite al usuario o la empresa que contrata el renting preocuparse únicamente de una cosa: los gastos asociados al combustible –o la recarga de la batería, en el caso de tratarse de un coche eléctrico– necesario para llevar a cabo los desplazamientos.

Podríamos decir que el renting es como una especie de contrato de alquiler, en el que un usuario o una empresa paga una cuota mensual fija que se establece en el momento del contrato, en función de factores como el tipo de coche elegido, el kilometraje anual previsto y los servicios asociados.

Actualmente se ha popularizado entre las empresas que se dedican al renting la fórmula del renting flexible como alternativa al renting fijo. Es el caso, por ejemplo, del renting de coches de Northgate, que permite elegir entre ambas modalidades.

Las ventajas del renting

En el caso del renting para empresas y autónomos, las ventajas son muchas, principalmente económicas. Frente a la financiación de un vehículo en propiedad se reducen mucho los costes, por lo que se libera la tesorería de recursos que permiten hacer frente a otros gastos. También ofrece ventajas fiscales, al poder deducir hasta el 100% de la cuota (excluyendo el IVA) en el Impuesto de Sociedades y en el IRPF. Incluso el IVA es deducible, en función de la utilización del vehículo en la actividad profesional. Otras ventajas están asociadas a la mayor facilidad para el control y la gestión del vehículo o de la flota, al encargarse la compañía de renting de todos los trámites y gestiones.

Renting Leasing Coche

Cuando se trata de un particular no existen las ventajas fiscales que se dan en el caso de las empresas o los autónomos. Pero la fórmula del renting gana adeptos también entre los clientes particulares, que igualmente se benefician de la tranquilidad que da el despreocuparse del mantenimiento, de la contratación del seguro o de los impuestos, o de los trámites necesarios para matricular el coche.

¿Qué me ofrece el renting flexible?

A diferencia del renting tradicional, la fórmula del renting flexible puede ser la mejor opción para quienes necesitan acceder de forma rápida a un vehículo pero no pueden o no quieren comprometerse a fijar el tiempo que van a necesitarlo. El cliente de un renting flexible puede, por lo tanto, disponer de un coche durante sólo unos meses, en función de sus necesidades, sin obligaciones a largo plazo, sin necesidad de aportar una entrada inicial y sin permanencia, lo que permite cambiar de modelo fácilmente en función de las necesidades, y elimina los pagos de penalizaciones por devolución anticipada.

Para las empresas, el renting flexible permite, por lo tanto, mejorar el control de los gastos y la eficiencia del negocio, controlar los riesgos ante cualquier imprevisto al no tener permanencia y beneficiarse de la libertad que da el poder adaptar el contrato a las necesidades y la situación de la empresa en cada momento.

Coches de renting: ¿se pueden desgravar las cuotas mensuales en la Declaración de la Renta?

Coches de renting: ¿se pueden desgravar las cuotas mensuales en la Declaración de la Renta?

¿Tienes un coche de renting? Atento, te podrías llegar a deducir las cuotas mensuales de tu vehículo en la próxima Declaración de la Renta.

LEER MÁS

En el caso de un particular, contratar un renting flexible es tan sencillo como crear una cuenta online en la página web de la empresa de renting elegida que ofrezca el servicio. Una vez verificados los datos solo hay que elegir el vehículo y pedir cita para recogerlo en alguno de los centros que se ofrezcan como alternativa. En menos de 48 horas, sin papeleos ni más trámites, puedes estar disfrutando del coche y renovar mes a mes, sin compromiso de permanencia,  incluyendo impuestos, mantenimiento, averías, seguro, asistencia 24 horas e incluso coche de sustitución.

Deja un comentario