Saab 9-3 Sedan 2.0T XWD de 210 CV, prueba (Parte III)

Saab 9-3 Sedan 2.0T XWD de 210 CV, prueba (Parte III)

Escrito por: Diego G. Moreira    5 octubre 2009     4 minutos

Llegamos ya a la última parte de la prueba del Saab 9-3 Sedan equipado con el motor 2.0T de 210 CV y tracción permanente, ya os hablamos de como va su motor o su comportamiento y también os hemos hablado del diseño del Saab 9-3 sedan, así como de su espacio interior. Y ahora nos toca pasar al precio y equipamiento.

En cuanto al precio es un vehículo que comparado con otros modelos con el mismo equipamiento sale ganando, puesto que con el acabado Aero (también disponible con el acabado Vector) y un equipamiento que tiene casi todo, el Saab 9-3 Sedan XWD cuesta 40.200 euros. Nuestra unidad llevaba a mayores el pack de asientos eléctricos y cuero de calidad premium, el equipo de navegación y sonido BOSE, techo solar y sensor de lluvia. si sumamos todos estos extras el precio ya se dispara algo más y a golpe de configurador de Saab y sin ningún descuento, el precio ascendía a 47.745 euros.

Saab_9-3_Sedan

Un precio que es elevado, pero hay que tener en cuenta que el coche con ese equipamiento trae de todo, y si no queremos tenerlo tan lleno de opciones siempre podemos irnos al acabado Vector por un precio más ajustado de 38.600 euros. Para tomar un modelo como referencia, el 325i xDrive de 218 CV con el equipamiento de nuestra unidad de pruebas supera los 50.000 euros y si nos vamos a la unidad más básica del 320 xDrive ya nos vamos tranquilamente a unos 40.000 euros. Muchos diran que no son comparables una berlina del tridente premium y este Saab 9-3 Sedan, y personalmente considero que no tiene mucho que envidiarle de echo la apuesta de Saab es sólida y por el precio y en conjunto gana el Saab, con ciertos matices.

Equipamiento

Si empezamos por el equipamiento de seguridad, el Saab 9-3 Sedán viene completito, con ESP con ABS y control de frenada en curva, multiples airbags (frontales, laterales y de cortina). Además el acabado Aero suma los faros bi-xenon con lavafaros y adaptables (faros bixenon de serie en el acabado Vector) y los faros del Saab 9-3 merecen una mención, puesto que los del cabrio ya me llamaron la atención y con la berlina me pasó lo mismo, tienen un haz de luz muy bueno e iluminan perfectamente la carretera, incluso por encima de 110 km/h se elevan un poco más para tener más visibilidad en autovía sin necesidad de poner las largas. Como es de suponer, en las pruebas EuroNCAP realizadas en 2002 (desde entonces el coche sólo ha sufrido restylings) ha obtenido las cinco estrellas.

Saab_9-3

El resto del equipamiento está bastante completo, pero sigue habiendo lagunas inexplicables como el encendido de faros automático, y en cuanto al equipo multimedia se echa de menos alguna toma USB. En cambio, nuestra unidad venía con el sistema de navegación y equipo de sonido BOSE con 7 altavoces de 300 W y control por voz, un extra para los que quieran navegador muy recomendable por la facilidad de uso del navegador táctil, así como por el sonido del equipo.

Un detalle práctico del equipamiento del Saab 9-3 Sedan es el sistema ComSense, algo que ya pudimos ver en el cabrio, que consiste en apagar toda la instrumentación y dejar sólo visible el velocímetro para, según Saab, evitar distracciones al volante. Además también retrasa los mensages de alarma del panel de instrumentos si detecta que el conductor está pasando una curva o adelantando, para evitar todo tipo de distracciones. Este elemento sin duda es muy Saab.

Valoración general

Saab_9-3

Después de haber visto las cualidades del Saab 9-3 Sedán equipado con el motor 2.0T y tracción total, toca reflexionar sobre el coche. Lo primero a destacar es el motor, sin duda si queremos destacar y tener un coche diferente a los tres modelos premium míticos, este Saab estará a la altura y además comparativamente en equipamiento-precio saldremos ganando.

El comportamiento del coche con la tracción es una gozada, siempre se mantiene aplomado y se pega literalmente al suelo. Con la tracción siempre tendremos un plus de seguridad en zonas con problemas de agarre o zonas donde perdamos adherencia. Sin embargo, si no nos interesa la tracción total el motor más recomendable es el 1.9 TTiD de 180 CV, porque nos ofrece una fuerza similar al motor gasolina pero con un substancial ahorro de combustible.

Por tanto, el balance del Saab 9-3 Sedan es muy positivo, es un coche con unos buenos motores y con generoso espacio interior. Además juega con la baza de que no es muy visto por las calles y su diseño exterior ha ganado mucho tras el restyling de 2007. En definitiva una buena berlina para aquellos que buscan algo diferente y con un diseño que no pasa desapercibido, así como el confort que ofrece y el plus de diversión que añade la tracción total.

Fotos | David Taboada

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.