El SEAT Arona también tendrá opción de motor TGI y se presentará en el Salón de París

El SEAT Arona también tendrá opción de motor TGI y se presentará en el Salón de París

Escrito por: David Lopez   @espacionblanco    2 octubre 2018     Sin comentarios     2 minutos

SEAT continúa apostando fuerte por el GNC y añadirá un nuevo integrante más a su catálogo, será el Arona que adopta el ya conocido motor 1.0 TGI de 90 CV

El Grupo VAG es uno de los tantos fabricantes que han apostado por tener un amplio surtido de SUV que ofrecer a sus clientes para todo tipo de uso y situado, pero además, también se encuentran realizando una gran apuesta por otro tipo de alternativa a la gasolina y el díesel como es el GNC. Ambos conceptos se mezclarán ahora en el nuevo SEAT Arona, un SUV urbano que recibe una nueva oferta mecánica a cargo del motor TGI, convirtiendo así a la marca española en una de las que mayor oferta dispone de vehículos GNC.

Quizás el GNC siga sembrando alguna duda entre los futuros compradores o interesados, pero lo cierto es que cada vez más goza de una mayor aceptación y es que cuenta con muchas más ventajas que desventajas. Son unas cuantas, pero quizás las más importantes sea el beneficio medioambiental al reducirse las emisiones y, por consiguiente, podremos beneficiarnos de la etiqueta ECO y circular en las grandes urbes con escenarios de restricciones; pero también supondrá un beneficio para el bolsillo, ya que en este caso el SEAT Arona TGI se sitúa como la alternativa más ahorradora frente a sus versiones diésel o gasolina, e incluso frente a vehículos impulsados con GLP o que un híbrido no enchufable.

El SEAT Arona también tendrá opción de motor TGI y se presentará en el Salón de París

El motor que encontraremos en esta versión del SEAT Arona TGI es un viejo conocido, ya que lo encontraremos en otros modelos como el Ibiza TGI. Este motor trata de un tres cilindros y 12 válvulas de 1.000 CC que entrega 90 CV entre las 4.500 y las 5.800 rpm, así como un par máximo de 160 Nm entre las 1.900 y las 3.500 rpm, asociado a una transmisión manual de seis velocidades. Su autonomía es de 400 Km en modo GNC, a los que hay que sumar 160 Km si se emplea el depósito de gasolina. En cuanto a prestaciones, la velocidad máxima que es capaz de entregar es de 172 Km/H, mientras que la aceleración hasta los 100 Km/H se produce en 12,8 segundos.

Este motor cuenta con los mismos sistemas que encontramos en su hermano de gasolina, de hecho deriva del motor 1.0 TSI, pero se diferencia en los distintos dispositivos que añaden para permitir la circulación del Gas Natural Comprimido. De todas maneras, varios componentes del mismo tienen que ser adaptados para un funcionamiento correcto, como la utilización de nuevos segmentos en cromo-níquel para los pistones, un refuerzo y mayor alzado para los asientos de las válvulas y un turbocompresor que para este motor es más ligero.

En cuanto a equipamiento será exactamente igual que resto de la gama, estando también disponible en los cuatro acabado disponibles Reference, Style, Xcellence y FR. Será presentado próximamente en el Salón de París.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.