Siete décadas y siete modelos: estos son los Porsche más emblemáticos de todos los tiempos

Siete décadas y siete modelos: estos son los Porsche más emblemáticos de todos los tiempos

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    29 mayo 2018     6 minutos

Porsche ha elaborado una lista de los 7 vehículos más emblemáticos en 7 décadas distintas, donde aparecen desde modelos como el 356 hasta el Cayenne o el 918.

No mentimos al decir que Porsche es una de la firmas con algunos de los vehículos más emblemáticos de todos los tiempos, los cuales han ido avanzando a lo largo de la historia. Sin embargo, la firma germana ha llevado a cabo una selecta selección de sus 7 modelos más especiales, los cuales se han repartido en 7 décadas diferentes y se han encargado de marcar un antes y un después en el mundo del motor. Para ello, Porsche ha elaborado este interesante vídeo, donde podremos deleitarnos con una breve historia sobre esos iconos de la automoción.

Dentro de este grupo de modelos, la firma de Stuttgart se ha cerciorado de escoger a aquellos vehículos que hicieron mella en la historia del motor, donde nos encontraremos desde clásicos hasta SUV. Sin duda alguna, Porsche ha sabido cómo revolucionar la industria automovilística con la creación de vehículos polivalentes a la par que deportivos.

Porsche 356 SL: los primeros pasos de una gran historia

Porsche apuntaba maneras con sus primeras creaciones, y fue en la década de los 50 cuando el 356 SL hizo acto de presencia. Como vimos hace poco, el 356 fue el primer Porsche de producción, y el apellido SL sirvió para proporcionarle un carácter aún más deportivo.

Las siglas SL hacen referencia a «Super Ligero», una característica muy importante en el mundo del motor, tanto en la actualidad como en antaño. Esta nomenclatura otorgaba al 356 un peso considerablemente menor, el cual se combinaba con su motor de 4 cilindros en línea tipo bóxer capaz de erogar 46 CV de potencia y alcanzar una velocidad punta de 160 Km/h. Estas características lo convirtieron en uno de los modelos más emblemáticos del mundo del motor y fue el encargado de pautar los pasos de la firma germana.

Porsche 911: el nacimiento de un mito

Pocos coches en la actualidad son tan famosos como el 911, un modelo de Porsche que lleva trasmitiendo su legado generación tras generación desde la década de los 60. Fue exactamente en el año 1963 cuando la firma germana presentó al 901, una nomenclatura que derivó en la actual 911 porque Peugeot alegó sus derechos de autor.

Tras un arduo trabajo para desarrollar un sustituto del Porsche 356, la firma consiguió darle vida a lo que conocemos hoy como 911. Su estructura de deportivo 2+2 junto a su eficacia en la carretera engatuso a todos los presentes y, con el paso del tiempo, se convirtió en todo un hito de la automoción.

Porsche 917 KH: la deportividad para el mundo de la competición

Porsche siempre ha destacado por sus creaciones enfocadas hacia el mundo de las carreras, las cuales han conseguido alzarse en innumerables ocasiones con el primer puesto. En la década de los 70, la marca alemana decidió mostrar al mundo al 917, un vehículo diseñado para revolucionar la competición y declararse como campeón absoluto de las 24 horas de Le Mans.

En su interior se encontraba un poderoso motor de 12 cilindros capaz de ofrecer 630 CV de potencia y alcanzar una velocidad máxima de 360 Km/h. Estas cifras permitieron al 917 alcanzar la gloria en numerosas competiciones y es por esto que la firma germana ha decidido guardarle un puesto entre los 7 vehículos más emblemáticos.

Porsche 959: la pasión elevada hasta el siguiente nivel

Los 80 se presentaron como la época perfecta para dar a conocer al emblemático Porsche 959, uno de los primeros hyperdeportivos de la marca que se encargó de crear una saga. Inicialmente se concibió con el objetivo de crear un vehículo del Grupo B, pero más tarde se decidió darle cabida en la carretera. De esta idea nació el 959 tal y como lo conocemos a día de hoy, convirtiéndose en uno de los Porsche más queridos, tanto por su belleza como por su eficacia.

Su rival directo era el Ferrari F40, uno de los pocos vehículos con los que se podía comparar en la época, puesto que en las entrañas del 959 se encontraba un 6 cilindros bóxer capaz de desarrollar 450 CV de potencia. Esta cifra se transmitía a las cuatro ruedas, algo que lo hizo un vehículo implacable en la carretera y que sirvió de base para crear el primer Porsche Carrera 4. Al mismo tiempo, la exclusividad es otra característica del 959, puesto que tan solo se hicieron 292 unidades en el mundo.

Porsche Boxster: el disfrute a cielo abierto

En los 90 Porsche decidió soltarse la melena y ofrecer un vehículo más desenfadado pero que no rechazase en ningún momento a las prestaciones deportivas. Así surgió el Boxster, un biplaza descapotable que se ofrecía como una alternativa más comedida respecto al 911 Cabrio, pero que seguía manteniéndose fiel a lo que implicaba ser un Porsche.

En su interior habitaba un 6 cilindros bóxer capaz de erogar 204 CV de potencia en su variante más modesta, pero esta cifra ascendía hasta los 252 CV en caso de escoger la variante S. De esta forma, la firma germana consiguió alcanzar de nuevo el éxito, puesto que el Boxster es uno de los modelos más vendidos de la historia.

Porsche Cayenne: porque deportividad y versatilidad también pueden ir de la mano

En los 2000 Porsche decidió romper todos los esquemas y ofrecer al mundo algo nunca visto antes: un SUV. Este concepto combinaba el lujo y deportividad propia de un Porsche, con la versatilidad de tener cinco puertas y cinco plazas. El Cayenne fue un riesgo por parte de la firma y, pese a que muchos se mostraron incrédulos ante esta creación, fue un concepto que encajó a la perfección.

A día de hoy Porsche ha creado la tercera generación de su SUV por excelencia, al que le acompaña fielmente otro de los grandes éxitos de la marca, el Macan. De esta forma, la marca alemana ha conseguido ampliar fronteras y llegar a un nuevo tipo de clientes que no quieren renunciar a la deportividad ni a la comodidad.

Porsche 918 Spyder: el rey de los reyes

Porsche entró hace unos años en una guerra con Ferrari y McLaren, dos marcas en las que se estaba desarrollando un hyperdeportivo. Después de innumerables años de experiencia al fabricar el 959 y el Carrera GT, la marca decidió crear uno de los vehículos más rápidos del mundo, algo que les llevó a darle forma al 918 Spyder.

Este vehículo combina una mecánica de combustión con otra eléctrica, algo que le permite generar más de 800 CV y alcanzar los 100 Km/h en tan solo 2,5 segundos, un tiempo que lo corona como uno de los vehículos de producción más rápidos del mundo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.