La tarjeta manos libres, un invento de Renault que cumple 20 años

La tarjeta manos libres, un invento de Renault que cumple 20 años

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    21 diciembre 2021     3 minutos

A principios del siglo XXI se comenzó a utilizar este sistema de apertura de puertas a distancia y puesta en marcha del motor que hoy continúa siendo eficiente.

La tecnología siempre está muy unida al desarrollo de la industria de la automoción. Uno de esos elementos que han hecho que sea más sencillo el avance y que se consiga una mayor comodidad a la hora de utilizar el automóvil ha sido la tarjeta de arranque manos libres. Hoy es algo común, pero solo hace 20 años que llegó al mercado, de la mano de Renault.

Las gracias hay que dárselas a Bernard Dumondel, jefe de producto del proyecto que luego sería el Renault Laguna II. Fue en el año 2001 cuando se encontraba en un hotel y, al abrir la puerta de su habitación con una tarjeta magnética, pensó en aplicar un sistema similar en el nuevo modelo. La idea cristalizó en un prototipo que llegó hasta el director del programa y de ahí, hasta Louis Schweitzer, CEO de la compañía.

Renault Megane E Tech Electric (bcb)

El proyecto se aprobó de manera rápida y se registró y patentó para poder formar parte de los adelantos tecnológicos de la marca. Así, el Renault Laguna II se convirtió en el primer modelo de un fabricante generalista que contaba con un sistema de acceso y arranque del motor sin manos, con una tarjeta sustituyendo a la llave.

A este modelo siguieron el Renault Espace y el Vel Satis, para acabar llegando al resto de modelos de la marca. El sistema funciona gracias a varios sensores que se ubican en distintos puntos del coche. Estos comunican con la tarjeta y si la detectan, esta emite un código que permite desbloquear las puertas.

En el caso contrario, cuando el conductor abandona el vehículo y se aleja del vehículo, este deja de interaccionar con la tarjeta y bloquea las puertas. Todo esto ocurre en fracciones de segundo, por lo que se consigue una eficiente y segura de controlar el coche.

Reimaginación de la tecnología

Con el uso del sistema, se trabajó para mejorar la tecnología y tras una primera generación que dio algún problema de uso, se consiguió avanzar en su desarrollo y se mejoró de manera sustancial su funcionamiento. Se pulieron detalles y se convirtió en el sistema práctico y seguro que hoy en día.

Renault Megane 2020, actualización en numerosos apartados y nueva versión híbrida enchufable E-Tech

Renault Megane 2020, actualización en numerosos apartados y nueva versión híbrida enchufable E-Tech

El Renault Megane está en la mitad de ciclo de la actual generación e introducirá numerosas mejoras este verano, incluso la versión híbrida enchufable E-Tech

LEER MÁS

Ahora puede haber hasta un total de cuatro tarjetas asociadas a cada vehículo, son estancas para evitar que el interior sufra daños por agua, se incorporó una llave física para duplicar las posibilidades de acceso y se ha convertido en un pasaporte del coche. Esto sucede porque la tarjeta almacena todos los datos del mismo, desde el kilometraje hasta los datos del propietario.

En principio, los modelos de Renault utilizaban una ranura en la que se colocaba la tarjeta y un boton de Start, aunque en la actualidad, basta con tener la tarjeta en el coche para que se pueda arrancar y moverse con libertad. El Megane E-TECH incorpora la última versión de esta tarjeta, que sigue siendo un sistema fiable, rápido y seguro para el conductor y el vehículo. Hoy, veinte año después, dos de cada tres vehículos Renault siguen utilizando la tarjeta inteligente.


Deja un comentario