El Toyota C-HR aún no ha llegado a nuestras calles y ya se baraja una posible versión deportiva

El Toyota C-HR aún no ha llegado a nuestras calles y ya se baraja una posible versión deportiva

Escrito por: Diego Ávila   @diego_motordiez    2 mayo 2016     2 minutos

Durante el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, celebrado a principios de marzo, conocíamos al Toyota C-HR. Un nuevo modelo de la gama crossover que llegará próximamente a nuestros concesionarios como un todocamino de menor tamaño que el veterano RAV4.

En teoría llegará al mercado europeo durante este mismo año y estará disponible con un propulsor de gasolina 1,2 litros sobrealimentado y una variante híbrida con la típica sociedad de Toyota; es decir, un 1.8 de gasolina y un motor eléctrico.

El Toyota C-HR consiguió captar muchos flashes y miradas en su stand durante el evento de Ginebra; y no por ser un modelo totalmente revolucionario o con varios cientos de caballos bajo el capó, sino por su diseño poco común y bien elaborado que se aleja ligeramente de la norma. De esta manera, cuando llegue a las calles es muy probable que su principal rival sea el modelo Juke de Nissan.

Pero esto no es todo. Ahora, según afirma el medio Autocar, Toyota podría estar planteándose desarrollar una versión deportiva del pequeño crossover. Supuestamente, las fuentes de Autocar son fiables, ya que son personas de cierto peso dentro de la marca. El directivo Rembert Serrus ha declarado que “el coche se presta a ello. Una versión deportiva podría ser un cambio leve o un nuevo proyecto. Una versión deportiva tendría mucho sentido”.

toyota-c-hr-6

Una variante de competición del Toyota C-HR ya ha sido desarrollada para la competición. Disputará las 24 horas de Nürburgring que tendrá lugar dentro de unas semanas en el trazado alemán. Esta variante de competición está propulsada por un motor de 1,5 litros con turbo y cerca de 180 caballos. Hiro Koba, el ingeniero principal del proyecto, supuestamente ha insinuado que le gustaría ver versiones más potentes en la calle.

Si llegara una variante de altas prestaciones al mercado, además de mejorar el rendimiento del motor, aparecerían nuevas suspensiones adaptadas a la nueva versión, un sistema de frenos de mayor capacidad, cambios en la puesta a punto de la dirección y, cómo no, diferencias a nivel estético que den una presencia más deportiva a la imagen exterior e interior.

Habrá que esperar, pero tal vez Toyota tenga en camino un primer enemigo para el Nissan Juke Nismo.

Vía | Autocar

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.